Planta eléctrica del Sambil Caracas sólo cubre a 60% de las tiendas

Miércoles y jueves la situación fue similar.

Miércoles y jueves la situación fue similar.

Credito: Miguel Moya

13 Feb. 2016 - Nuevamente, representantes de diversas tiendas ubicadas en el Centro Comercial Sambil, Caracas, procedieron a interrumpir el servicio a los usuarios tal y como hicieron este miércoles cuando suspendieron la atención entre 1:00 pm y 3:00 pm.

La medida aplicada estos dos días responde a una errada interpretación -por parte de los dueños del complejo- de la ley aprobada en 2010 sobre ahorro energético, que los insta a poseer una planta de autogeneración de energía para garantizar la operatividad de los establecimientos.

Como ha informado el ministro del Poder Popular para Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, la acción legal que tendrá duración de sólo 3 meses, obedece a los efectos del fenómeno El Niño que mantiene al país en un estado delicado de sequía obligando a ejecutar la norma que data desde hace 5 años.

En el sitio, pocos minutos antes de la 1:00 pm el equipo de Hoy Venezuela percibió una sensación de desolación en el lugar; poca afluencia de personas por los pasillos, quienes en su mayoría se dirigían a las instituciones financieras, farmacias, locales de comida y al cine.

La cantidad de "santamarías" abajo resultaba un poco extraño, a lo que se sumaron los comentarios de la gente que transitaba el lugar que comentaba con asombro el cierre de algunas entidades bancarias, quienes con personal dentro informaban haciendo señas con las manos que abrirían nuevamente a las 3 de la tarde, a excepción de Banesco y Banco de Venezuela que iniciaron su jornada laboral como cualquier día de la semana.

En tres establecimientos de distintas cadenas farmacéuticas algunos de sus trabajadores señalaron que iniciaron la rutina a las 10 de la mañana como de costumbre, atendiendo al público normalmente y sin novedad.

Durante el recorrido por los diferentes niveles nos encontramos con los kioscos ubicados en los pasillos del centro comercial e intentamos conversar con la dueña de uno de estos comercios de accesorios para celulares, en el nivel Acuario, quien con la luz natural del espacio podía trabajar, mas, esperaba las 3 de la tarde para continuar con las labores del día.

Igualmente, otro kiosco, de regalos, ubicado en el nivel Diversión, espacio que se ilumina con la luz del sol que atraviesa los cristales de la enorme esfera que cubre el techo comenzaba a abrir sus puertas para vender al público a las 2:45 de la tarde; en ese mismo espacio un joven cajero de un local de alimentos informó que "el nivel Diversión no entraba en la medida" y estaban trabajando de 9 de la mañana a 9 de la noche como regularmente laboran porque "el nivel Diversión, en su mayoría, los locales son de comida", indicó el trabajador de una conocida tienda de dulces.

Una chica de un comercio de lencería manifestó que no podía declarar a la prensa, pero si aclaró que se encontraba sentada frente al local esperando que fuesen las 3 para retomar la jornada laboral.

Favio Romero, también empleado, indicó que tras una reunión el día domingo con autoridades del Grupo Sambil, les fue impuesto el horario para el cierre de las tiendas de 1 a 3 de la tarde, en un primer corte y luego a las 6 de la tarde correspondiente a un segundo corte, indicándoles que la actual planta eléctrica con la que cuenta el centro comercial "sólo podía abastecer 60% de las tiendas" y que por ello se tomó la medida del cierre en horarios de corte como lo anuncian a usuarios y clientes en notificaciones en las puertas de los comercios.

Al preguntarle si estaba de acuerdo con la medida, resaltó que había generado incertidumbre tanto en él como en sus compañeros de trabajo. Además manifestó su inquietud acerca de la ausencia de personal de seguridad en las instalaciones del centro comercial durante las horas de cierre.

"Es preocupante no ver en los pasillos al personal 2010 -personal de seguridad y vigilancia- durante estas horas, antes los veíamos realizando recorridos, ahora no los vemos, no se si ellos también están cumpliendo el horario de 1 a 3", enfatizó el joven.

Destacó que en la empresa donde trabaja no está planteada la reducción de la plantilla de personal: "Nosotros estamos conscientes que esto es por un tiempo específico".

Mientras caminábamos por sus largos y desolados corredores, veíamos personal a oscuras en los comercios; entidades bancarias que abrían y cerraban según la afluencia de usuarios; farmacias concurridas; colas para adquirir las entradas al cine, espacios que anunciaban en sus carteleras la proyección de películas desde las 11 de la mañana; también habían franquicias de comida rápida atendiendo al público con las luces apagadas.

A las 12:50 pm sólo funcionaban las escaleras mecánicas que subían al siguiente nivel; las que bajaban estaban apagadas, pero los ascensores sí funcionaban así como una tienda de ropa que llamaba la atención al tener la santamaría abajo, las luces apagadas, sin personal dentro del local, pero con estantes iluminados donde exhibían sus productos. ¿Será que la planta eléctrica del centro comercial sólo puede abastecer estantes y anaqueles?.

En otro de los pasillos del lugar conversamos con Tulio Aguilar, de profesión ingeniero en computación, residente de Valencia, estado Carabobo, quien acotó que se encontraba de visita en Caracas y aprovechó de visitar el Sambil, pero ante la oscurana y cierre de los comercios "sólo pudimos comer en la feria porque tienen una planta eléctrica, pero tenemos 3 horas perdidas porque no hemos hecho nada sólo ver vidrieras".

En referencia al horario de los establecimientos, expresó que deberían evaluar la posibilidad de trabajar 6 horas continuas sin interrupción para mayor beneficio de los comercios y sus empleados, "debería ser un horario distinto, corrido y no interferir la jornada, si el punto es racionar quizás se pueda hacer en horas que sean pico, pero sin interrumpir, podrían trabajar de 10 a 4 de la tarde", sugirió.

Aguilar además resaltó que en el Sambil Valencia la situación es la misma: "Estábamos en el centro comercial comiendo y de repente a la una todo se apagó". Seguidamente envió un mensaje "para que todos colaboremos ante la emergencia eléctrica sin perjudicar a los comercios, clientes, usuarios y al público que concurre en los centros comerciales".

Luego de dos horas de recorrido por el capitalino centro comercial a las 3 de la tarde, como por arte de magia, en el Sambil se hizo la luz. Sólo faltaron las campanadas que anunciaban la hora, cuando los diferentes locales encendieron sus luces. En una de las peluquerías ya tenían clientas sentadas frente al espejo, una chica promocionaba un perfume a la entrada de una tienda, ya las escaleras mecánicas habían comenzado a funcionar en ambos sentidos y gran afluencia de visitantes transitaba por el lugar como si nada hubiese pasado.

A la entrada del recinto se vislumbraba otro día atípico en el Sambil Caracas que retomó su normal funcionamiento al público al llegar, para empleados y usuarios, las tan anheladas 3 de la tarde.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3077 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /energia/n285751.htmlC0http://NON-VEca = .