¡Petrocasa, la realidad del venezolano!

Por una de esas cosas de la vida, estuve de visita en Guacara y tenía la inquietud de saber algo relacionado con las viviendas de Petrocasa. Nos dirigimos a la zona Industrial del Nepe y nos conseguimos con un oficial de la reserva, que muy amablemente nos dio cierta información. No encontramos el personal de atención al público de dicha empresa, ya que era sábado, pero la información que nos suministró fue muy buena. Nos indicó que nos acercáramos a la urbanización Ciudad Alianza y con algunas señas direccionales, nos mostró por donde podíamos encontrar lo que buscábamos, directamente con los propietarios de dichas casas y así podríamos saber, de primera mano, los beneficios y las esperanzas que tiene el pueblo con estas viviendas.

Primero les quiero dar una breve explicación, por aquello de que a veces no nos llega lo bueno que nuestro Presidente está haciendo para con el país.

-La fábrica de Petrocasa, se encuentra en la zona industrial El Nepe, ubicada en Guacara, estado Carabobo, produce todos los paneles necesarios para construir 18 mil viviendas anuales que beneficiarán a unos 900 mil habitantes. Estos paneles de PVC se acoplan entre sí y se rellenan de concreto o cemento formando paredes totalmente terminadas que incluyen las instalaciones para el agua, luz, teléfono y gas.

Las paredes de estas viviendas se caracterizan por tener una extraordinaria fortaleza, una bella apariencia, durabilidad, resistencia al salitre y a la intemperie, aislamiento térmico y acústico. La temperatura interna del sistema Petrocasa es de 4 grados centígrados en promedio inferior a la temperatura interna de una casa de construcción tradicional.

El diseño preliminar a ser masificado por Petrocasa contempla viviendas con un área de 70 metros cuadrados, provistas con tres habitaciones, dos baños, sala comedor, cocina y área de servicios-.

Nos dirigimos al sitio y nos encontramos con la señora Nelly Ochoa, Instructora y Jefe de cuadrilla Nro. 1, de la Junta Comunal “UCV Nuestra Señora De la Coromoto”.

Nos comenta que tienen que sacar 7 casas semanales, eso quiere decir que ensamblan 1 casa por día.

Su cuadrilla consta de 8 mujeres y 2 hombres. Ellos trabajan de esta forma: las mujeres arman la casa, tipo Lego, y los hombres les hacen el vaciado en los paneles, colocan el piso, los puntos de electricidad y el techo, tipo machihembrado.

Después de hechas las viviendas, tienen que ser lavadas, ya que quedan llenas de la mezcla de cemento y el contacto contínuo. Este trabajo lo hacen ellas mismas y tenían una empresa llamada Covenco que les cancelaba Bs.220.000 Y ellos a su vez cobraban Bs.1.200.000 , quiere decir que Covenco ganaba Bs.980.000. Esto no duró mucho, por que la señora Nelly y sus compañeros, al ver que les estaban desangrando, fueron sus palabras, decidieron sacarlos del negocio y pusieron a una Cooperativa, que hasta la fecha está siendo conciente con ellos.

La meta, por los momentos, es de construir 495 viviendas, ya tienen unas cuantas en pié, pero el entusiasmo que aflora en sus caras es tal, que estoy segura que terminarán ese compromiso para el tiempo estipulado.

Me cuenta la señora Nelly, que ya les han ofrecido llevarlas a otros estados para que preparen a otras personas, en especial mujeres, en este divino trabajo que es la construcción de una vivienda digna.

Frente a la construcción de la Junta Comunal “UCV Nuestra señora de La Coromoto”, se tiene planeado construir escuelas, CDI o Napi, como le dice la señora Nelly, Simoncito, canchas deportivas, etc. El único inconveniente, es que hace dos meses, les invadieron los terrenos y para realizar sus sueños tienen que desalojar a esas personas y ponerlos en algún otro proyecto de vivienda, tengo entendido que ya se está al tanto de eso y si no es así, hay que ponerle atención, para que no se detenga ese desarrollo de viviendas tan espectacular. Da gusto ver las casas y a las personas felices con su techo propio, algo con lo que no se atrevían a soñar.

El proyecto, se encuentra inspeccionado por los Ingenieros: Juan Romero y Juan Mejía, estas dos personas están abocadas a la construcción y a la enseñanza. La opinión que manifestaron con respecto a ellos fue: “que eran muy profesionales y exigentes en los acabados del trabajo” “que siempre estaban dispuestos a ayudarlos”

Es maravilloso encontrar a una Junta Comunal bien conformada, como debe de ser. Tienen alrededor de 12 mesas y todas están funcionando.

La señora Nelly, cuando le dije que iba hacer un artículo sobre el proyecto, me dijo estas palabras: “si va ser como el reportero de un diario de la región, que vino y nos dijo que estas casas parecían como las del cuento de los tres cochinitos, que les bastaría un soplo para desmoronarse. Si es así, no estamos interesados que nos traigan ideas negativas”.

Bueno, compatriotas, solo quise traerles un poco de esperanza, decirles que es cierto, que el gobierno está luchando a favor del pueblo. Que no nos dejemos embaucar por “los cantos de ballenas” de las personas que no quieren que el pueblo salga de esa oscuridad en que nos tenían sometidos.

El sueño de Bolívar se ve reflejado en los beneficios que esta recibiendo el pueblo, caminemos con paso firme hacia el socialismo.

¡PATRIA SOCIALISMO O MUERTE!

¡¡VENCEREMOS!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6325 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carmen Pacheco


Visite el perfil de Carmen Pacheco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Energía y Petróleo para el Pueblo

Actualidad

US N /energia/a41544.htmlCUS