Designan Fiscal por acusación contra José Meléndez, de Alianza Sindical y directivo de SUTISS, por presunto "paro ilegal" de actividades en junio 2011

Criminalización de la lucha laboral y acoso persistente por sectores gerenciales en SIDOR, denuncia Alianza Sindical

Meléndez, directivo de SUTISS, miembro de Alianza Sindical y Marea Socialista, en una de las acostumbradas asambleas obreras que suele convocar en los portones de SIDOR.

Meléndez, directivo de SUTISS, miembro de Alianza Sindical y Marea Socialista, en una de las acostumbradas asambleas obreras que suele convocar en los portones de SIDOR.

Credito: Prensa Marea Socialista

José Melendez en compañìa de dirigentes de de Alianza Sindical y de Marea Socialista

José Melendez en compañìa de dirigentes de de Alianza Sindical y de Marea Socialista

Credito: Archivo / Prensa Marea Socialista

Logo de la corriente Marea Socialista, que hace parte del movimiento Alianza Sindical, en las empresas de Guayana.

Logo de la corriente Marea Socialista, que hace parte del movimiento Alianza Sindical, en las empresas de Guayana.

Credito: Prensa Marea Socialista

Puerto Ordaz, 9 de marzo de 2012.- Mientras en el país se discute una nueva LOT y está planteada la necesidad de la unidad de los bolivarianos, sectores gerenciales e institucionales usan el poder del Estado y la policía contra dirigentes obreros, fracturando más aún esa unidad, según el movimiento sidorista Alianza Sindical. La prensa de Guayana informó en el día de ayer, 8 de marzo 2012, sobre la designación de la Fiscal Cuarta del Edo. Bolívar, para atender averiguaciones en contra del dirigente obrero sidorista José Meléndez, directivo de SUTISS (sindicato de trabajadores de SIDOR), del colectivo de trabajadores Alianza Sindical y de la corriente Marea Socialista, acusado de haber paralizado el área de laminación en caliente de la acería el 17 de junio pasado con otros trabajadores de la empresa (ver: http://tinyurl.com/75lgfyh ) .

Alianza Sindical, fuerza mayoritaria de la organización sindical siderúrgica SUTISS, anuncia que se pone en pie de lucha, por tratarse de una arremetida con la que hacen poner en duda la política obrerista proclamada por el presidente Chávez y que es desconocida por quienes desde espacios institucionales y jerarquías burocráticas pisotean los principios clasistas.

“Eso es criminalización de la protesta laboral y sindical”, dice Meléndez. “Y, lo peor es que se trata de una política sistemática de sectores que han secuestrado el llamado Control Obrero en SIDOR y lo han desvirtuado al servicio de los que tienen sus negocios. Han utilizado todos los recursos, incluida la violencia física. Usaron la calumnia para tratar de involucrarme en el asunto de la ‘mafia de las cabillas’, pero como no podían tener ninguna prueba, ahora atacan por este lado. En cambio, Alianza Sindical sí presentó pruebas documentales de hechos de corrupción ( www.aporrea.org/trabajadores/n199466.html ), pero no es esto lo que están investigando el SEBÍN y la Fiscalía, que lamentablemente se están prestando para ir contra los trabajadores, mientras los verdaderos problemas de SIDOR les pasan por detrás”.

Alianza Sindical, junto con Marea Socialista, corriente que participa en esa organización, manifiesta su tajante condena al uso de los organismos de seguridad y del aparato judicial del Estado burgués en contra de la clase trabajadora, como recurso de sectores burocráticos que se disputan el control de las empresas básicas y nacionalizadas.

Meléndez explica: “Pretenden enviarme a tribunales; otra patraña más de ese frente gerencial de burócratas que actúa en SIDOR. Han recurrido al SEBÍN, organismo de inteligencia policial del Estado, incluso lo anunciaron mucho antes de la actuación de la Fiscalía, para hostigarme y montar esa patraña, lo que es completamente irregular. Han estado promoviendo a supuestos testigos que ni siquiera me conocen y con los que jamás he mantenido relación alguna, para incriminarme en cualquier cosa que les pueda servir. Llevan alrededor de dos años con este hostigamiento. He sido víctima de atentados y de incursiones en mi domicilio familiar, pero esto no lo investigan. En cambio, se ponen a investigar las luchas legítimas de la clase trabajadora, la misma que luchó para nacionalizar esta empresa y recuperarla del dominio de las transnacionales y ponerla al servicio de nuestro pueblo en esta revolución bolivariana. Por supuesto, mucho menos dan el debate democrático con la base, con los trabajadores, apelan a estas instituciones del Estado burgués contra la democracia obrera, indicando claramente con ello, que se han despegado de nuestra clase y se han vuelto una casta parasitaria y represora.”

También explica Meléndez, que “las acciones sindicales que pretenden criminalizar obedecieron a problemas de seguridad en la planta, que ponían en riesgo a los trabajadores y a la empresa misma, razón por la cual los trabajadores tomaron su decisión en asamblea de los cuatro turnos. De ahí salió esa paralización de las actividades. Fueron por problemas de seguridad, repito. Ellos solitos, los trabajadores de base, una vez tomadas sus decisiones, llamaron a los miembros del Comité Ejecutivo y nosotros acudimos al llamado. Fue tanto así, que en todo momento fueron los trabajadores quienes tomaron la batuta y fueron los protagonistas de su propia lucha. Nosotros nos manifestamos solidarios con sus reclamos de seguridad para los trabajadores y para la empresa, porque para eso fuimos electos. ¿Qué querían, que hubiese una desgracia por la negligencia y falta de atención oportuna a graves problemas de seguridad laboral e industrial? ¿Por qué no se investiga esto? ¿O es qué las vidas y la integridad de los trabajadores les importa menos que el costo económico de una acción legítima de protesta, causada por circunstancias que son competencia de la gerencia de la empresa?”

Meléndez y otros dirigentes de Alianza Sindical declaran que “poseemos datos que nos permitirán presentar informes detallados, que comparan y demuestran que las principales pérdidas ocasionadas a SIDOR, no se deben a los trabajadores que defienden su vida, su salud, su trabajo, sus derechos laborales y humanos y a la propia empresa, sino a fallas gerenciales, administrativas y de inversión, que generan problemas de seguridad y múltiples problemas en la producción.”

“No es actitud de socialistas ni tiene nada que ver con los principios clasistas, bolivarianos y revolucionarios, echarle la culpa a la clase trabajadora y a los dirigentes sindicales que somos consecuentes con los derechos de los trabajadores y el pueblo. Con esto le hacen un flaco servicio al gobierno y al presidente Chávez en el seno de la clase trabajadora, clase que ha sido uno de los principales sujetos sociales de esta revolución y que tendría que seguir siendo la base de apoyo para la reelección el 7 de octubre. Por consiguiente, llamamos a la reflexión para que se detenga ya esta ofensiva contrarrevolucionaria y antiobrera, para que se discutan y se resuelvan los conflictos en el seno de la clase trabajadora y en sus organismos. Llamamos al gobierno y al presidente Chávez para que pongan su atención sobre este asunto. Pero al mismo tiempo, decimos públicamente que arrancaremos con una campaña nacional y si es necesario, internacional, para relanzar la lucha contra la criminalización de las luchas obreras y populares. Acudiremos a todos los movimientos sociales para llevar adelante acciones solidarias y conjuntas en respuesta a esta intolerable situación.”

Por último, en relación con las noticias de prensa aparecidas en Guayana, que atribuye al “indudable auspicio y lobby de este frente gerencial sin principios que actúa en SIDOR”, Meléndez protesta que haya diarios que introduzcan coletillas como la de que “ al líder de Alianza Sindical se le vincula con Luis Velásquez, ex director de comercialización de Sidor, actualmente detenido acusado de liderar una banda que traficaba con las cabillas.” Califica esto como “propaganda y guerra sucia, porque dejan correr eso de la ‘vinculación’ sin prueba alguna, sin soporte de ningún tipo, de manera tan irresponsable y violatoria de mi derecho a la reputación personal, porque… además, no es por esto que se está abriendo la investigación de Fiscalía, sino por acusarme de liderar una protesta de trabajadores. Pura difamación, porque no han sido capaces de sacar las pruebas que dicen que tienen contra mí, como una manera de chantajear y de manipular.

El ataque, entonces, no es simplemente contra Meléndez; es contra la libertad sindical, es contra las luchas obreras, es contra la mayoría de los trabajadores de SIDOR y esto es motivo para que todas las fuerzas sindicales y sociales se pronuncien respecto al tema y asuman su posición, en defensa del principal motor de esta revolución: la lucha de los explotados por el sistema capitalista que estamos tratando de destruir. Llamo a las centrales obreras a que se manifiesten sobre esto y acompañen este reclamo. Si vamos a aplicar Control Obrero… entonces, que los trabajadores asumamos el control de esta discusión y que se debata en asambleas, como ya lo estamos haciendo dentro de la empresa. No consintamos que se criminalice la lucha social y sindical”.

Enlaces con otras noticias relacionadas:

http://www.aporrea.org/trabajadores/n199802.html

Descargue el pdf de Marea Socialista Nº 34
Prensa Marea Socialista - www.aporrea.org
10/02/12 - www.aporrea.org/trabajadores/n198571.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11309 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /endogeno/n200490.htmlCUS