La derecha se apropia indebidamente del triunfo de Rubén González en Ferrominera

La derecha Guayanesa, que para caerse a coba ella misma no va muy lejos, esta de jolgorio puesto que considera que el reciente triunfo en la empresa básica estatal de FERROMINERA, que recayó sobre una persona hasta hace cuatro años era chavista-rangelista, significa que “Capriles gano las elecciones” y “Andrés Velásquez es el próximo Gobernador”, no tan de prisa, amigo escuálido, analicemos el caso concretamente.

EL TRIUNFO DE RUBEN GONZALEZ EN FERROMINERA OBEDECE A FACTORES MUY ESPECÍFICOS DE LA EXTRACTORA Y DE GUAYANA

Rubén González, quien hasta hace Cuatro (4) era el “perro guardián” del rangelismo (Derecha endógena o pumalacas), en su ciudad y municipio de origen, Ciudad Piar, Municipio Raúl Leoni, hoy Angostura, del Estado Bolívar; y rompió lazos con estos porque quería ser el Alcalde y perdió unas elecciones internas, con la actual Alcaldesa de ese Municipio y quiso que el Gobernador Francisco Rangel Gómez, en aquel momento su mecenas político, lo bendijera como su candidato, pero este se negó, y se niega no porque no quería sino porque si lo hacia se le ponía el mundo chiquito, y “bravo” abre filas solo y se lanza como candidato a Alcalde independiente y pierde por paliza, en su propio terruño. Debo reseñar, que antes al lanzarse a Alcalde, Rubén González abandona el cargo de presidente por ausencia o falta de presencia, en otras palabras abandonó a los trabajadores. Y antes había sido concejal por el chavismo, era el concejal de choque para enfrentar al alcalde pepetista, en aquel momento, Villarroel, hoy también brincó la talanquera, en la cámara por orden del rangelismo.
Una vez derrotado y frustrado en sus pretensiones de ser Alcalde de Ciudad Piar, Rubén González, regresa, pero para recuperar su liderazgo sindical y el tiempo perdido, impulsa una serie de paros irresponsables y con violencia y amedrentamiento que le ocasionan perdida a FERROMINERA y al país

LA TORPEZA DEL RANGELISMO LO CONVIERTE EN VICTIMA-MARTIR Y DE ALLI SU LIDERAZGO.

Si bien es cierto que Rubén González incurrió en una serie de paros irresponsables que le ocasionaron daños al país; El rangelismo, que representa a la burocracia en el Estado Bolívar, la principal y única causante de la perdida, no solo de una o varias elecciones puntuales (ALCASA, CARBONORCA y ahora FERROMINERA), sino del liderazgo obrero en una zona tan estratégica e importante como Guayana; esta derecha endógena, repito, haciendo uso del control que tiene sobre la administración de justicia en la zona, de la cual el chavismo de izquierda radical y bolivariano revolucionario, también ha sido víctima, utilizo el caso de Rubén González, no para hacer justicia imparcialmente sino con fines de exterminio político, con miras para apoderarse de SINTRAFERROMINERA y así hacer caída y mesa limpia en esa empresa ferrosa minera que ya controla la presidencia, lo cual fue contraproducente, ya que buscó meterlo preso, condenarlo e inhabilitarlo para que no pudiese competir sindicalmente, acción esta de corte fascista, que ocasionó la reacción no solo de partidarios (Poquitos) de Rubén González sino del chavismo revolucionario, opuesto y victima también del rangelismo; quien también se unió a la lucha por la libertad de Rubén González, como mecanismo de defensa ante futuros juicios penales que tenia la derecha endógena en contra de líderes nuestros por paros y acciones de lucha. Por supuesto aquí la derecha pescó en rio revuelto y allí es cuando logra “cooptarlo”:

La libertad de Rubén González, por la presión popular, frenó unas series de órdenes de capturas y allanamientos de morada a dirigentes y cuadros revolucionarios y sindicales del chavismo radical que ya tenían redactados en tribunales y fiscalías locales por orden de la burocracia de la FBT-Rangel; esto implica lo acertado de aquella lucha de corte anti-fascista. Es bueno reseñar esto porque la derecha endógena de Bolívar, (La FBT, hoy Central “Socialista” y el Gobernador y su entorno, dueños del PSUV en Bolívar), siempre nos ha “condenado” por haber apoyado a Rubén González en su justa lucha por su liberación de la cárcel; encarcelamiento este, bastante estúpido y torpe, que hicieron de Rubén González un gigante que la burocracia con todo el derroche de dinero que hizo en FERROMINERA, y en donde trató hasta lo último de aplazar las elecciones, hasta muertos ha habido por ello y personas injustamente presas que no son los autores; mientras que los verdaderos autores gozan de la bonita libertad, todo ello a causa del control del rangelismo de los poderes públicos del estado en Bolívar; y a pesar de todo esto, no pudo ganarle las elecciones a la plancha 79 de Rubén González.

Al salir, Rubén González, en libertad en los Tribunales de Ciudad Guayana, salió convertido en un gigante político y su triunfo en FERROMINERA, ya se daba por descontado, pero ese gigante político ese Frankestein, era producto de la torpeza de la burocracia, ellos deben asumir ese barranco, deben cargar esa cruz; barranco en lo cual Chavez, no tiene nada que ver, es un asunto muy puntual de Guayana y la existencia de una burocracia de derecha que se posesionó en la cúpula del proceso bolivariano en el Estado Bolívar y su mascaron de proa es el Gobernador Francisco Rangel Gómez.
Por último, sobre este personaje, martirizado por la derecha interna del bolivarianismo, diremos que sectores del chavismo, que son anti-Capriles y votaran por Chavez, también votaron por la plancha 79 en FERROMINERA, quien por cierto ganó con apenas 300 votos, que quizás esos votos chavistas críticos hicieron la diferencia, así que amigos derechistas saquen bien sus cuentas, hagan bien sus análisis; por lo que, consideramos, es una apropiación indebida o el caerse a embuste ellos mismos, la manipulación de la mediocre e insuficiente derecha Guayanesa, de hacer una simetría del triunfo, de Rubén González en FERROMINERA con la derrota de Chavez y la victoria del majunche.

HAY RAZONES SUFICIENTES, A PESAR DE LA BUROCRACIA, PARA VOTAR POR HUGO CHAVEZ EL 7-O

A pesar de infiltración de derecha, que en ese aspecto el Estado Bolívar, ha sido bastante desgraciado, ya que prácticamente por aquí no conocemos la revolución bolivariana, porque los primeros 5 años fueron de Rojas Suarez, ya condenado por la historia, y llevamos 7 años con Rangel Gómez y la burocracia sindical de la FBT, a pesar de todo ello, en Guayana hay razones suficientes y de peso para votar por Chavez, una de ellas es la renacionalización de SIDOR y la no privatización de las empresas del aluminio proceso que de volver la derecha a gobernar este país estaría en el tapete. La privatización del aluminio conjuntamente con la de SIDOR, convertirían al Estado Bolívar, en especial a Ciudad Bolívar y a Ciudad Guayana como las capitales del hambre y del desempleo de Venezuela, eso parecía de volver la derecha.

Debo agregar que las empresas básicas desde hace rato están produciendo perdidas, es decir, que lo que producen no alcanza ni siquiera para pagar la nomina y hacer el mantenimiento mínimo y su mantenimiento como la permanencia de los empleos está siendo subsidiado por el petróleo, pero primordialmente por la concepción socialista del gobierno de Chavez, y no solo se ha echado al lomo la nomina existente sino que han estado incorporando personal tercerizado (Precarizados) que dejo el neoliberalismo con su locura privatizadora; de ganar Capriles, se impondría la concepción capitalista, no hay ganancias, entonces a reducir personal, o sea, botar personal, desempleados a la calle y sin derecho al pataleo. Estos elementos hay que meterlo en la balanza, a la hora de comparar, a pesar de la burocracia, en contra de la no privatización. El rescate de SIDOR de manos de las transnacionales, y el subsidio al empleo en las empresas básicas, inclinan la balanza a favor de Chavez, a pesar de la burocracia que criminaliza las luchas obreras y retarda y sabotea la industrialización de Guayana, en especial al plan Guayana socialista, que no es otra cosa sino el célebre y trillado “desarrollo aguas abajo” del acero y del aluminio.

Por último y para concluir, diré que Chávez tiene argumento y moral para pedirle el voto al trabajador de Guayana, las dos promesas que se le hizo al proletariado en 1997, se han cumplido, cual fue, reconquistar a SIDOR y rescatar las prestaciones robadas por la burguesía, a la cual representa Capriles Radonsky, ambos despojos hechos en ese mismo año nefasto de ocaso del puntofijismo en nuestra patria.

Francisco Sierra Corrales
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4359 veces.

Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.