Hacia la Agricultura Sustentable

Desarrollo Predial Agroecologico

 

Abril de 2011

PRESENTACION

Recientemente, los días 15, 16 y 17 de Abril de 2011, realizamos en el Instituto Latinoamericano de Agroecología Paulo Freire (IALA) un taller de “AGROEOCOLOGIA Y AGRICULTURA URBANA” dictado por la Dra. Concepción Heredia de la Universidad Nacional Agraria de la Habana (UNAH). En el marco de dicho evento se discutieron en mesas de trabajo algunos materiales referidos a la transición del enfoque agrotóxico al agroecológico y la viabilización de dicha transformación a través de la propuesta del Desarrollo Predial Agroecológico (DPA) y su focalización en la estrategia de Punto y Círculo.

De la memoria de esta actividad queremos puntualizar en estas líneas algunos pormenores de la reflexión sobre la transición a la agroecología, la caracterización del DPA y su inserción en la estrategia del Punto y Círculo.

I.- DE LA TRANSICION HACIA LA AGRICULTURA SUSTENTABLE.

En nuestras investigaciones, reflexiones y prácticas colectivas  del PTMS, hemos venido postulando “concretar la transición” hacia la agricultura sustentable bajo una óptica agroecológica. Esta exigencia no es una petición gratuita, sino que corresponde a una apreciación sobre el uso y abuso del término transición. Por ello, nos planteamos las preguntas directrices que orientaron la reflexión en el taller:

“¿Cómo percibes el proceso de transición, según las lecturas y su experiencia particular:

* ¿La transición se puede convertir en una coartada para que nada cambie o se trunque el proceso haciéndolo indefinido?

* ¿Justifica el eclecticismo donde se utilizan agroquímicos e insumos orgánicos?

*¿Toda transición debe comenzar con la sustitución de insumos o emplear un enfoque integral?”

De las lecturas y debates surgen algunas precisiones que permiten responder  algunas de las referidas interrogantes, tomando como premisas de la transición las aportadas por autores como Altieri y Funes-Montote, con quienes compartimos una serie de puntos de partidas. Al respecto, Altieri por ejemplo, plantea que la conversión de la agricultura convencional hacia la agroecológica, posee unos pilares, unas fases y unos procesos:

“PILARES:

1. El mejoramiento de la calidad del suelo, incluyendo una biota edáfica más diversa.

2. El manejo del hábitat mediante la diversificación temporal y espacial de la vegetación, que fomenta una entomofauna benéfica así como otros componentes de la biodiversidad.

FASES:

1. Eliminación progresiva de insumos agroquímicos mediante la racionalización y mejoramiento de la eficiencia de los insumos externos a través de estrategias de manejo integrado de plagas, malezas, suelos, etc.

2. Sustitución de insumos sintéticos por otros alternativos u orgánicos.

3. Rediseño de los agroecosistemas con una infraestructura diversificada y funcional que subsidia el funcionamiento del sistema sin necesidad de insumos externos sintéticos u orgánicos.

 PROCESOS:

* Aumento de la biodiversidad tanto sobre como debajo del suelo.

* Aumento de la producción de biomasa y el contenido de materia orgánica del suelo.

* Disminución de los niveles de residuos de pesticidas y la pérdida de nutrientes y agua.

*Establecimiento de relaciones funcionales y complementarias entre los diversos componentes del agroecosistema.

* Optima planificación de secuencias y combinaciones de cultivos

Interpretando estos aportes de Altieri encontramos una serie de premisas que poseen un estrecho nexo con la práctica agroecológica:

1.- En los pilares de la transición aparece la metáfora de mejorar el agroecosistema “por arriba y por debajo del suelo”, asumiendo la sinergia entre la diversificación de la biota edáfica y el hábitat en su conjunto (diversificación de la vegetación y de la entomofauna benéfica).

2.- Entre las fases, también Altieri plantea:

  • La reducción progresiva de los agroquímicos
  • Sustituirlos por insumos orgánicos
  • Rediseñar el predio, haciéndolo funcional y permitiendo que no se requieran insumos “externos” u orgánicos.

3.- Desde el ángulo de los procesos, Altieri señala como necesario:

  • Aumentar la biodiversidad (arriba y debajo del suelo)
  • Producir en mayor cantidad materia orgánica
  • Eliminar los residuos  químicos
  • Planificar la rotación y asociación de cultivos.
  • Ubicar en el predio los nexos complementarios y funcionales entre los diversos componentes del agroecosistema (semillas, suelo, agua, plantas, animales).

Por su parte, Funes-Montote, propone 5 principios básicos en la transición:

“1) Incrementar la biodiversidad del sistema,

 2) Hacer énfasis en la conservación y manejo de la fertilidad del suelo,

 3) Usar al máximo la energía renovable y optimizar los procesos de reciclaje de la energía,

 4) Aumentar la eficiencia en el uso de los recursos naturales locales

  5) Mantener altos niveles de resiliencia”

Se pueden observar aspectos coincidentes entre Funes y Altieri, aunque hay aportes más específicos en lo relativo al uso de recursos naturales locales y la resiliencia.  Estos tópicos sugeridos por Funes-Montote  son importantes en la compresión global de los agroecosistema.

 En el caso de la resiliencia, la podemos interpretar como capacidad del suelo, plantas y animales, de resistir, responder o adaptarse a la adversidad o situaciones de riesgo, siendo un proceso de ajuste permanente de los organismos vivos. También se señala que la  resiliencia protege y reduce la vulnerabilidad de algunas especies o variedades.

En este caso nos interesa tener en cuenta el valor de la resiliencia para no concebir las cuestiones ambientales, semillas, suelo, agua, de una manera mecánica, ya que nos impediría comprender que hay variedades locales que resisten a plagas, enfermedades y estrés hídricos, por lo que hay que partir de tales fortalezas en el desarrollo predial. Coincidimos con estos autores en la propuesta de transición, ya que en el PTMS hemos venido promoviendo una serie de políticas que apuntan en el mismo sentido:

  • Recuperación y preservación de la biodiversidad.
  • Manejo integral de suelo y agua.
  • Manejo Integrado de los cultivos.
  • Recuperación de variedades de semillas locales  y construcción de semilleros comunitarios.
  • Empleo de abonos orgánicos y biofertilizantes.
  • Reciclaje de nutrientes.
  • Manejo ecológico de insectos y enfermedades.
  • Crianza apropiada
  • Tecnologías socialmente apropiables y ecológicamente apropiadas

II.- INVESTIGACION APLICADA Y TECNOLOGIAS APROPIADAS EN LA TRANSICION.

Ubicado en las demandas exigidas por la transición del enfoque agrotóxico al agroecológico, en el PTMS elaboramos en el 2010 una propuesta investigativa  bajo el nombre “LINEAS Y PROYECTOS DE INVESTIGACION EN EL PROGRAMA “TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA”.( 12 de Septiembre de 2010) donde postulamos el siguiente enfoque o paradigma:

  • “Empleo de metodologías de la investigación que respondan adecuadamente a la complejidad de lo real: sujetos sociales, problemáticas, contextos diversos.
  • Vinculación teoría-práctica.
  • Visión de totalidad
  • Dialogo de saberes y democratización del conocimiento
  • Definición de líneas de investigación en correspondencia con las demandas del desarrollo endógeno-sustentable, en este caso en el ámbito agroecológico
  • Investigación aplicada que permita realizar los escalonamientos tecnológicos y la fabricación de pequeñas series, resolviendo problemas.

Este enfoque y sus derivaciones metodológicas (investigación-acción, etnografía) es la estrategia cognoscitiva que nos permite realizar la conversión de las prácticas agrotóxicas al enfoque agroecológico esbozada con anterioridad.

En tal sentido, hemos planteado un programa investigativo que fortalezca nuestro accionar y ayude a operacionalizar el desarrollo predial como concreción de nuestra propuesta en los diferentes ámbitos institucionales y territoriales donde estamos presentes: comunas, escuelas, universidades, conucos, huertos.”

“De allí surgen líneas de investigación dirigidas a solucionar problemas reales de la transición,

  • En el PTMS estamos desarrollando líneas de investigación aplicada para resolver problemas concretos relacionados con el rescate, producción y conservación de semillas; para el manejo, conservación y fertilidad del suelo; líneas para crear nuestras propias tecnologías vinculadas al desarrollo endógeno, sistematizar todas aquella experiencias significativas, ancestrales, culturales, populares y artesanales, vinculadas a las practicas agroecológicas de siembra.
  • En el marco de la propuesta está el reconocimiento, inventario, preservación y socialización de las semillas  locales, que ya se han aclimatado y son resistente.
  • Estudio de manejo de suelo, partiendo de  su vinculo con la rotación y asociación de cultivos, mínima labranza, crianza apropiada y la agroforesteria.
  • Evaluación de experiencias con la fertilización orgánica y su impacto en la biodiversidad. Estudio de los biofertilizantes más apropiados para el tipo de suelo, rubros, en contextos específicos de los predios.
  • Adecuación al desarrollo predial del sistema de riego, rescatando el enfoque sobre cosecha de agua, administración y consumo mínimo de la misma, de acuerdo a las condiciones climáticas, tipos de suelos y técnica de siembra.
  • Inventario y estudio del impacto del manejo integrado de plagas y enfermedades.
  • Investigación aplicada sobre tecnologías apropiadas y apropiables, colocando el acento en la problemática del agua y la energía. Evaluación de la viabilidad practica de la energía solar, eólica, hidráulica, mecánica. Incentivar la fabricación de maquinas y herramientas sencillas.
  • Relacionar contaminación de suelos, agua, aire y social y la producción agroecológica. Uso y manejo adecuado de elementos contaminantes en la casa, insumos para la producción agrícola e industrial.
  • Diagnósticos de cultivos específicos que resistan sequías, plagas y enfermedades.
  • Elaboración de bioinsumos para el control fitosanitario y el mejoramiento de los cultivos.”

De igual manera, en el año 2010 realizamos una serie de discusiones y reflexiones sobre la tecnología que tenemos que emplear en la transición hacia la agricultura sustentable, elaborando el ensayo “Reflexiones Sobre Tecnologías Apropiadas.”  (Septiembre de 2010) que nos orienta en la búsqueda y construcción de alternativas concretas. En tal sentido, en dicho material se señala lo siguiente:

“El impulso de tecnologías que apuntan al desarrollo endógeno-sustentable implica importantes cambios en el paradigma que ha predominado y sigue dando signos de permanencia en los enfoques de ciencia y tecnología.

 Por ello nos planteamos emplear una “CIENCIA CON CONCIENCIA Y UNA TECNOLOGIA CON PERTINENCIA SOCIAL”, aplicación ésta que debe ser orientada hacia las demandas y necesidades concretas del sistema productivo de la economía socialista como tejido productivo que justifica lo que Oscar Varsavsky denomina “estilo tecnológico “en el marco de un enfoque de ciencia propia: “… diferente por sus contenidos, sus problemas prioritarios, sus métodos de investigación y sus criterios prácticos de verdad…”. El estilo tecnológico debe combinar adecuadamente los acervos y capacidades propias.

 Es este marco el que le da un nuevo sentido a las tecnologías apropiadas y socialmente apropiables, vinculando sus rasgos específicos al modelo productivo socialista:

* Son tecnologías que promueven el trabajo cooperativo, la solidaridad y la inclusión. En principio no son “ahorradoras de mano de obra”. Presentándose una contradicción con la lógica capitalista, según la cual por esto no serían “productivas” ni rentables.

* Son baratas y utilizan preferiblemente insumos y materias primas locales.

* Surgen como innovación vinculadas a problemas y necesidades concretas.

* No requieren de saberes especializados y pueden ser asimilados por los colectivos organizados. En el marco de las “democratización del saber”, políticamente es controlable por el poder popular, ya que no hay secretos tecnológicos.

* Son amigables con el entorno ecológico y poseen un bajo impacto ambiental.

* Utilizan fuentes de energía renovable, como la mecánica, hidráulica, solar, biogás, tracción animal, eólica.

* Promueven la “endogenización” partiendo del lugar y el contexto local.

* Dialoga con los saberes ancestrales, tradicionales y artesanales.

En el proceso de transición hacia la agricultura sustentable, estas tecnologías apropiadas y socialmente apropiables, deben construir saberes y desarrollar experiencias de fácil acceso y baratas ( partiendo de lo local ), a través de las cuales se busca mejorar los agroecosistemas, tal como lo plantearon anteriormente Altieri y Funes, cuando esbozaron la estrategia de conversión o transición:

* Reducir  el empleo de insumos externos.

* Consumir menos energías

* Mejorar los germoplasma

* Recuperar y enriquecer los suelos

* Promover la cosecha de agua y los sistema de riego ahorradores

En los actuales momentos tales orientaciones se operacionalizan en el Desarrollo Predial Agroecológico (DPA) considerando el contexto, la problemática concreta y los sujetos involucrados.

III.- LA PROPUESTA DEL DESARROLLO PREDIAL AGROECOLOGICO.

Lo que en la literatura sobre la actividad agrícola de denomina “diseño predial” fue redefinido en estudios y discusiones internas del PTMS como “DESARROLLO PREDIAL AGREOCOLOGICO (en adelante lo abreviamos como DPA) ya que en el anterior término “ diseño” hay una carga de estandarización y de esquemas  apriorístico que enfatizan el círculo: entrada -salida-resultado, subestimando el “proceso” y la “construcción”.

De allí algunos de los rasgos distintivos del DPA que marcan las diferencias:

1.- El Desarrollo Predial Agroecológico, no es una receta, sino un proceso continuo y progresivo que funciona bajo los principios de: sinergia, integralidad, complementariedad, resilencia,  reciclaje y reutilización.

2.- Es una TOTALIDAD CONCRETA en construcción, contextualizada en espacios específicos, apoyada en la investigación aplicada y en tecnologías apropiadas y socialmente apropiables

3.-En el predio, parte de considerar la situación problemática en relación a semilla, suelo, agua, plaga, enfermedades, animales, familia.

4.- Globaliza la mirada sobre el agroecosistema, comprendiendo el todo y sus partes, integrando en su conjunto la relación: suelo-agua-planta-animales, familia, ubicando carencias o déficits en los mismos.

 5.- Permite construir un mapa territorial y de interrelación para ubicar rubros y agrosoportes: fuentes de agua, semilleros, lombricarios, composteros, huertos, policultivos, cultivos trampas, arboles forestales, corredores ecológicos, corrales.

6.- Como estrategia se plantea combinar adecuadamente los diversos componentes del predio, promoviendo la diversificación y la sinergia.

7.- Promueve la resiliencia y aprovecha las condiciones naturales locales, desarrollando el hábitat.

8.- En el DPA no hay cultivos principales ni secundarios, sino que existe complementariedad y reciprocidad en cada uno de ellos, estableciendo un equilibrio lo más parecido al natural.

9.- El DPA reconoce, reivindica y se practican los elementos socioculturales, vinculando tradiciones y costumbres, acervos históricos y culturales,  vinculados al agro, en todo lo que tiene que ver con lo que se produce y consume en la zona y  los valores de las familias.

 Las reflexiones en torno al DPA en el taller realizado en el IALA, fueron motorizadas por una serie de preguntas directrices, empleadas como recurso didáctico:

¿En la agricultura urbana, periurbana y rural (en cualquiera de sus dimensiones como un pequeño porrón, una barbacoa-mesa organopónica, un cantero, un patio productivo, un huerto intensivo o una unidad productiva de 2 hectáreas), cree que se deben aplicar los principios básicos planteados por Funes- Montote y los pilares-fases-procesos de Altieri?

¿Cuales acciones motoras detonan y viabilizan la conversión o transición?:

* La formación permanente en agroecología

* La construcción de algunos agrosoportes

* La interacción comunitaria

* La organización de base

¿En su experiencia, cuáles prácticas ha introducido en la transición?

-- Sistema de riego ahorrador empleado, vinculo con la cosecha de agua

--Uso de compost y otras técnicas de manejo agroecológico del suelo

-- Asociación y rotación de cultivos como controladores biológicos

--Uso de abonos verdes

--Manejo ecológico de las relaciones de los insectos y microorganismos con los cultivos.

¿Cuales son las combinaciones específicas de la diversificación de los cultivos, que incluye las asociaciones y rotaciones, ejemplos?

Como construcción, el DPA demanda una planificación que parte de lo concreto o situación inicial, en muchos casos partiendo de la problemática específicas, ubicando las acciones dirigidas a su solución y estimando el impacto esperado, a esto lo hemos denominado SECUENCIA ESTRATEGICA, convertida en guía de planeación.

IV. COMPONENTES DE DESARROLLO PREDIAL AGROECOLOGICO

Como ya establecimos en el DPA, no todo sus componentes vienen dados, sino que hay que construirlo, independientemente de que no estemos partiendo de cero.

En muchos conucos, parcelas, trojas, patios productivos, unidades productivas, se dan un conjunto de situaciones muy disímiles entre sí.

Por ello en el área rural, por ejemplo, existen campesinos (as), agrovenezolanos (as) que tienen lotes de terrenos donde siembran en correspondencia con algunos de estos escenarios:

ESCENARIO A: la familia campesina de Pedro Álvarez piensa abandonar el campo, porque ya las cosechas no se le dan y no consigue solución, porque su finquita tiene la siguiente problemática:

1.- Suelo deteriorado

2.- Presencia de plagas y enfermedades

3.- Cultivo, con escasa asociación

4.- No cultiva plantas medicinales, ni ornamentales

5.- No siembra arboles como rompeviento o barrera viva

6.- Poca cría apropiada, algunas gallinas o cochinos

7.- Se sostiene con aljibes, que tiende a secarse

8.- Pocos árboles frutales

9.- Emplea tradicionalmente veneno

10.- No tiene experiencia con los abonos orgánicos

11.- Carece de semillas.

Este es el escenario común que hemos heredado del régimen capitalista en el campo, siendo la pobreza su corolario obligado, ya con suelos deteriorados, compactados y desertificados y con resistencia a los insecticidas y herbicidas tanto los insectos como vegetación indeseable, esto trae como consecuencias, ruina en la familia, ruina de los recursos naturales.

ESCENARIO B: Familia de Jacinto Muñoz, eventualmente entra en crisis, porque depende de insumos externos, aunque posee cierta diversidad productiva:

1.- Suelo mejorado

2.- Plaga ocasional

3. Asociación tradicional de maíz y caraota.

4.- Tienen  trojas con plantas medicinales

5.- Siembra árboles como cercas

6.- Crían alguno animal para la subsistencia

7.- Preservan sus pozos y economizan el agua

8.- Siembran algunas matas de frutas, como mango, guayaba

9.- Emplean algunos productos naturales para el control de plaga

10.- Fertilizan con estiércol

11.- Preservan algunas semillas

Esta familia tiene la misma cantidad de terreno, asocian maíz y caraota, tienen algunos conocimientos básicos de agroecología porque el abuelo y la abuela trabajan en el  predio, controlan culturalmente los insectos con plantas medicinales y aromáticas, tienen barreras vivas y rompe vientos pero cuando hay brotes de plagas acuden a los insecticidas sintéticos, usan preemergentes para controlar las malezas, hacen arado mecánico, usan el estiércol como parte de los abonos, conservan algunas semillas como ciertas variedades de leguminosas que siembran para el consumo, pero el maíz y la caraota que siembran en grandes extensiones las compran en la agro tienda. Este segundo escenario tiene otras características y está más cercano al DPA que el primero

ESCENARIOS C: Familia de Juan Rivas, ubicado en la red de impacto de la escuela Agroecológica Ezequiel Zamora, espacio formativo donde ha realizado el taller introductorio a la agroecología, lo que hace posible que su conuco tenga estos aspectos:

1.-Suelos fértiles y preservados

2.- Control de plagas

3.-Siembra asociando y rotando los cultivos

4.- Construye huertos multipropósito: medicinales, condimentos, florales

5.- Siembra plantas forestales para utilizar la madera

6.- Tienen diversas crías: gallinas, conejos, patos, chivos, vacas.

7.- Cuida las microcuencas y tiene pozos y lagunas

8.- Cultiva frutales de variedades criollas

9.- Emplea poco veneno

10.- Fertilizan con estiércol proveniente de la cría de animales

11.- Están tradicionalmente ensemillados, con semillas locales

El tercer escenario forma parte de un grupo de 10 familias que vienen desarrollando el enfoque agroecológico y que saben las implicaciones del uso de agrotóxicos. Sus suelos han sido mejorados con técnicas como distribución por cuartones o microparcelas, en cada una  se produce una asociación de cultivos determinada y se  han aplicado técnicas agroecológicas de suelo como camas altas, construcción de canteros, arado con buey solo cuando es necesario, se han sembrado y aplicado abonos verdes, se hacen rotación de cultivos dejando descansar lotes de terrenos mientras en los otros se produce. Esta familias tienen más de 30 rubros a cosechar permanentemente como: hortalizas, cereales, raíces, tubérculos, leguminosas, gramíneas,  medicinales y condimentosas, musáceas, frutales, maderables, estimulantes como café y cacao,  tienen banco de proteínas para los animales como pastos, leucaena, naranjillo, morera y pata de ratón como cercas vivas.

En las nacientes de los ríos siembran café, guama, ocumo, heliconias, bucare, ceiba. Utilizan sistemas de riegos diversos, con microaspersores, riego por goteo, técnica Yambui, sequias, canaletas con bambú, entre otras.

Dentro de los animales tienen aves diversas (gallinas criollas o variedades resistentes, codornices, patos, pavos), tienen conejos y cuyes, cerdos, abejas, cachamas en los tanques artesanal Zamorano, lombricario donde producen humus solido y líquido, tiene rumiantes como: ovejos, carneros, chivos, y algunos vacunos, poseen caballos, mulas y burros que ayudan en el trabajo. Estas familias tienen lotes de terrenos destinados solo a la producción y reproducción de las semillas locales, que además están organizados en red con la comunidad de propagación de esas semillas aclimatadas y que forman parte de la cultura agrícola y gastronómica de la zona

Entre estos tres escenarios hipotéticos (cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia) se pueden dar múltiples cruces e interacciones, siendo solamente una ejemplificación de cómo con estos puntos de partida o SITUACION INICIAL, se pueden impulsar acciones motoras del DPA, encontrando en los 11 indicadores reseñados en los escenarios, diversas oportunidades de mejoras o de consolidación de los avances, en cada caso.

Aquí cobra toda su importancia la investigación aplicada y el empleo de tecnologías apropiadas y socialmente apropiables que esbozamos anteriormente:

1.- Recuperación y enriquecimiento del suelo.

La primera acción motora a impulsar en el DPA, vinculado por ejemplo al ESCENARIO A  de la familia campesina de Pedro Álvarez, es evaluar el situación real o problemática del suelo, donde encontramos:

* Escasa materia orgánica y nutrientes

* Altas temperaturas

* Escasa humedad

* Compactación

* Pérdida de la capa vegetal

* Salinización

* Agotamiento de la biodiversidad.

Partiendo de la visión de totalidad o perspectiva holística donde es necesario considerar los múltiples aspectos de agroecosistema y su acción sinérgica se puede proponer en el anterior escenario unas estrategias de fertilización (considerando el diagnóstico y los recursos a la mano ) estiércol,  abonos verdes, abonos orgánicos, bioles, composteros, humus de lombriz. (La mayoría elaborados con restos de comidas, excretas de animales, restos de las cosechas). En este caso las acciones motoras se pueden dirigir a la formación en el manejo de suelo y la construcción de lombricarios y composteros, sin dejar de considerar el empleo de bioinsumos que  se producen en laboratorios, como por ejemplo, el manejo del hongo Micorriza y bacterias como Rhizobium que ayudan a facilitar el consumo de nutrientes y a  fijar el nitrógeno con mayor fuerza y cantidad.

Como vemos existen una diversidad de opciones para mejorar el suelo de la familia campesina de Pedro Álvarez: incorporación de materia orgánica, empleando diversos procedimientos como la preparación del  humus solido de lombriz,  el abono del compostero que contenga cascarilla, tierra cernida de bosque, harina de rocas, estiércoles de animales, entre otros, ya que de allí surge un sustrato con mayor porosidad  y drenaje, además de los nutrientes necesarios para la fertilidad, aplicación de bioles y bioinsumos orgánicos que se producen en laboratorios, como solubilizadores de forsforos, de nitrógeno, Rhizobiun y micorrizas.

Igualmente en el marco de esta visión global, en el DPA se plantea emplear otras tecnologías apropiadas, entre las que están:

2.- Recuperación y socialización de semillas locales

En el PTMS hemos venido impulsando una campaña de ensemillamiento, consciente de la pérdida de nuestra soberanía sino disponemos de semillas locales suficientes. Al mismo tiempo, el proceso investigativo ha demostrado la existencia de prácticas donde los campesinos seleccionan, preservan y socializan sus semillas. En un convite realizado en el año 2009 en los Cañizos-Estado Yaracuy, vimos como el maestro-pueblo Víctor Torrelles escoge su maíz:

* Monitorea las mejores plantas, con mayor verdor y vigor, les hace seguimiento.

*De dichas plantas seleccionadas, escoge las mazorcas más grandes

* Busca la que tenga más hileras de granos

* De la misma manera, cuenta la cantidad de grano en la mazorca y selecciona la de los granos mas formados.

* Desecha los granos que están más o menos a tres cm de las puntas y agarra los que están en el centro para semilla.

* Selecciona los granos mejor formados y desecha los deformes y que puedan tener alguna imperfección, color oscuro, hongos, enfermedades o picado de gorgojos.

Desde el punto de vista de su conservación, también se mantiene la tradición que combina diversos métodos: 

-- Las semillas se guardan con el nivel de secado apropiado.  

-- En algunos casos se colocan en el fogón de las casas sin desgranar, donde les pega el humo.

-- Igualmente, se  guardan las semillas en  pipotes  agregándole ceniza, pimienta, hojas de tártago o nim.

Durante década estos campesinos han preservados su germoplasma y en esto momentos estamos impulsando en este terreno acciones motoras para investigar en el terreno local que tipo de semillas existen, como recuperarlas e intercambiarlas. Por eso en el DPA se plantea la construcción de semilleros, donde se puedan conservar y  socializarlas. Los semilleros comunitarios, no son más que casas construidas artesanalmente donde se garantiza la temperatura e implementos adecuados, donde los campesinos y campesinas de la zona guardan sus variedades hasta la próxima siembra. Se pueden socializar estas semillas, cooperando en red con otras comunidades con situaciones problemáticas, parecidas al ESCENARIO A de la familia campesina de Pedro Álvarez.

3.- Cosecha de agua y sistema de riego ahorrador

En el año 2010 en el PTMS desarrollamos la campaña EDUCANDO PARA LA SEQUIA donde impulsamos la cosecha de agua como una estrategia para enfrentar el verano y más en particular el estrés hídrico, construyendo sistemas de recolección de agua de lluvia, canalizándola y almacenando en el Tanque Artesanal Zamorano. A este proceso se le agregó sistemas de riego ahorradores. De igual forma, en la cosecha de agua se plantea el manejo de las cuencas y microcuencas, canalizando las corrientes, haciendo fosas de infiltración, pequeñas presas o embalses, preservando los acuíferos, pozos o aljibes, combinándolo con sistemas de riegos alternativos por goteo, por evaporación, capilaridad, por porosidad.

4.- Asociación y rotación de cultivos

Ya observamos que en el ESCENARIO A, el suelo está compactado y posee escasa materia orgánica. En este caso, se plantea emplear también las asociaciones y las rotaciones para alcanzar la fertilidad del suelo y contribuir con el control de la vegetación espontanea o arvenses, insectos plagas y enfermedades. Por ello se propone su utilización en forma permanente en el DPA, dada sus ventajas comparativas:

* Agregar materia orgánica y favorecer el reciclaje de nutrientes lo cual garantiza mayor porosidad en el suelo, alta capacidad de retención de agua, fácilmente disponible, suficiente suministro de aire, suficientes nutrientes asimilables, baja salinidad, baja velocidad de descomposición

* Minimizar el trabajo o la labranza, atenuando la compactación,

* Ayudar que la penetración del agua en el suelo sea más lenta, manteniendo una mayor humedad,  utilizando sistemas de riego que no impacten con tanta fuerza el suelo

* Proteger las microcuencas con asociaciones de cultivos conservacionistas

*Reducir la erosión eólica e hídrica, con las coberturas vivas y muertas;  barreras vivas como el vetiver.

La asociación y rotación de diversos rubros forma parte de las acciones motoras para enfrentar la problemática que se vive en el ESCENARIO A de la familia campesina de Pedro Álvarez, siendo como ya vimos, parte de una estrategia de diversificación productiva que mejora la biodiversidad, agrega nutrientes y permite manejar ecológicamente plagas y enfermedades.

5.- Desarrollo de sistemas silvoagroforestal.

Aún cuando el cultivo de arboles ocupa espacio y tardan cierto tiempo su gestación y maduración, con la siembra de muchos de ellos (donde destacan  el Samán, Cedro, Caoba, Jobo, Apamate, Pardillo ) los cuales nos proporcionan una madera que puede utilizarse en distintas alternativas requeridas dentro de nuestro predio, también existen las que , asociados con el cacao, café, ocumo, flores heliconias y Bambú, como el Bucare, Guama, ceiba, Jabillo,  conservan la humedad y preservan las cuencas, microcuencas y cabeceras de los ríos. Están también los frutales que no solo nos sirven de alimento y de sombra sino para establecer un sistema dentro de los espacios para la crianza de animales ya que estos le proporcionan sombra, alimentos, aportan nutrientes al suelo para mejorar la producción de pastos y sus raíces disminuyen la compactación del suelo. En el DPA que postulamos, dependiendo de la cantidad de espacio con el cual contamos, deben estar presentes los arboles: frutales, como mango, guayaba, guanábana, mamon, níspero,  caimito, entre otros;  maderables, colorantes como el Onoto, banco de proteínas para animales como Samán, Leucaenas, Naranjillo,  cercas vivas como Pata de Ratón, Merey, corredores con quinchoncho y Yuca que además de servir de alimentos a los humanos, también sus hojas y frutos sirven para elaboración de alimentación alternativa para animales.

6.- Cobertura viva o  muerta

Se trata de plantas vivas o muertas que se colocan como cobertura del suelo ( en algunos casos pueden ser restos de cosechas, bagazo de caña, vástagos de musáceas, hojas de lechosa,  u otro tipo de plantas, en el caso de las coberturas vivas se emplean variedades como la Auyama o la Batata sembradas entre los surcos ) ayudando a:

-- Controlar la humedad, preservando cierta cantidad de agua en el suelo, ahorrando la regadera.

-- Regular la temperatura y la aireación, manteniendo fresco el suelo

-- Evitar que crezca la vegetación espontánea y cooperando en el control de insectos dañino y hospedar a los benéficos.

-- Favorecer el desarrollo de las raíces y la incorporación de nutrientes a las plantas.

--Fertilización y enriquecimiento de la biodiversidad

También esta técnica se conoce como “Mulcheo”, siendo un procedimiento asequible y barato para también controlar la erosión eólica e hídrica. En tal sentido, la utilización de coberturas – mulch - protege al suelo de las lluvias y también evita la evaporación del agua.

7.- Mínima labranza

Los cultivos con mínima labranza ayudan a  la fertilidad del suelo por la preservación de la humedad y la materia orgánica que se descompone lentamente.  Adicionalmente se hace también lenta la infiltración del agua y se reduce la evaporación. De esta manera, cuando se cubre la superficie del suelo se reduce su calentamiento y aumentan los microorganismos.

8.- Control ecológico de insectos dañinos y enfermedades.

En el DPA, con una diversificación de rubros y un suelo sano, como resultado de la sinergia que se produce cuando se aplican las anteriores técnicas agroecológicas que hemos reseñado con antelación, el control de insectos dañinos y de enfermedades se realiza con medios naturales, siendo esta una de las primeras líneas del control, que se combina con:

  • Siembra de cultivos trampas
  • Sembrar corredores ecológicos para alojar insectos benéficos.
  • Darle alimentos a los insectos dañinos distintos a los rubros sembrados, para distraer o confundir a los mismos.
  • Cultivo de plantas atrayentes
  • Trampas de colores
  • Uso de plantas aromáticas, repelentes y atrayentes
  • Aplicación de insecticidas y repelentes elaborado con plantas aromáticas.

Estos procedimientos o técnicas se pueden alternar según las necesidades y situaciones concretas, con el empleo de biopreparados, como los que tiene como base el Nim o utilizar controladores biológicos.

Como observamos, todas estas técnicas concurren en la preservación del agroecosistema y la biodiversidad.

Ante situaciones problemáticas como la degradación de los suelos y pérdida de su fertilidad, ante un ataque de plagas y enfermedad o ante un cuadro de sequía y estrés hídrico, cada una de estas técnicas por separado (aunque ninguna es autosuficiente por si sola) tiene su aporte a la recuperación y preservación de suelos, incremento de materia orgánica, mantenimiento de la humedad y control de insectos dañino. En algunos casos su impacto no es inmediato y por ello se plantean el proceso de planificación de las acciones motoras en el DPA, tal como lo vimos en la formulación de su SECUENCIA ESTRATEGICA.

En nuestro ejemplo del ESCENARIO A de la familia campesina de Pedro Álvarez, se plantea promover el DPA, construyendo la secuencia estratégica que corresponde a esta realidad concreta:

        SITUACION INICIAL                                          ACCIONES MOTORAS PARA LA TRANSICION

1.- Desconocimiento de la agroecología……………Realización del Taller Introductorio a la Agroecología y manejo de    lasTecnologías Apropiadas.

2.-Erosión del suelo y Pérdida de fertilidad………...Introducción de la asociación y rotación de cultivos

 --Incorporación de materia orgánica

--Empleo de mínima labranza

--Uso de coberturas vivas y muertas

--Siembra de árboles como cortinas rompevientos.

 --Barreras vivas y muertas

3.- Sequía y estrés hídrico……………....... -- Recuperación y almacenamiento de agua de  lluvia.

  --Construcción de diques, lagunas, pozo o aljibe

   --Construcción del Tanque Artesanal  Zamorano.

  --Instalación del sistema de riego ahorrador.

4.- Carencia de semillas …………………--Búsqueda y recuperación se semillas locales.

  -- Almacenamiento y preservación de semillas.

  --Construcción de semilleros comunitarios

5.- Presencia de plagas y enfermedades…..-- Empleo de métodos naturales de Control.

  -- Siembra de plantas trampas,  atrayentes, repelentes.

  --Uso de biopreparados.

  -- Empleo de entomopatógenos

Todas estas acciones motoras que responden a problemas detectados en el ESCENARIO A. permiten que esta familia campesina recupere progresivamente el suelo de su conuco, fortaleciendo también la confianza en la siembra y migrando hacia la agricultura sustentable. Por supuesto, el desarrollo de las anteriores  acciones motoras en el ESCENARIO A, requieren de la construcción de una serie de agrosoportes, entre los que están: lombricarios, composteros, semilleros, tanques, sistema de riego, etc, por lo cual debemos apoyarle hasta donde alcancen nuestros modestos aportes. En tal sentido, este es uno de los cometido  del Punto y Círculo  priorizado  territorialmente, como lo vamos a examinar a continuación.

V.- ESTRATEGIA DE PUNTO Y CÍRCULO

1.- ¿QUÉ es el PUNTO Y CIRCULO?

 El PTMS se está insertando en la “Gran Misión Agrovenezuela”, desarrollando una política concurrente y sinérgica, bajo la perspectiva de articular educación y trabajo, tanto desde el ángulo pedagógico, como socio-productivo. En tal sentido, se examinó la propuesta de Punto y Circulo, como figura geométrica empleada por el presidente de la república como focalización del esfuerzo educativo, social y territorial.

Caracterización realizada por el Cmdt. Chávez en el “Aló Presidente”, Nº 318.del 24 de Agosto del 2008:

 “Punto y círculo” es una estrategia dentro de la Misión 13 de Abril.

“… ¡punto y círculo!, es sencillito. Vamos a poner el punto, ponemos un punto aquí, pasamos una raya, el radio del círculo, y hacemos el círculo..

“…agarramos un eje, que no tiene porqué ser recto, éste es el patrón y agarramos un círculo de 5 kilómetros —dependerá—, todo lo que esté en este círculo vamos a comenzar a fortalecerlo…”

“ … Porque hay que conseguir el punto primero. Y de ahí nos vamos expandiendo, ¿verdad?, como una onda, ésa es una onda, y después el círculo se va ensanchando, el radio, el diámetro va creciendo. No tiene porque ser redondito, no, no, ésa es la figura central, a lo mejor es un elipse…”

En términos globales todas las instituciones educativas deben impulsar el DPA, como parte fundamental  del PTMS e incorporarse en la misión, pero en su seno se van a “priorizar” muchas de ellas en términos institucionales y territoriales. Algunas escuelas, planteles o universidades, dependiendo de sus compromisos, condiciones, capacidad instalada y personal con formación política, técnica y metodológica, acompañaran a los agrovenezolanos y agrovenezolanas inscritos en la Misión ( también a los conuqueros (as), a otras escuelas y comunidades organizadas) en el impulso del DPA en  los patios productivos, huertos intensivos, mesas organopónicas, conucos, unidades productivas.

En tal sentido, se va a comenzar con dichas instituciones empleando la estrategia Punto y Círculo, como un núcleo y su onda expansiva, generando una red de impacto de más de 20 kilómetros a la redonda para impulsar el DPA, tal como se recoge en el siguiente ejemplo gráfico:

2.- ARTICULACION DEL PUNTO Y CÍRCULO Y EL DESARROLLO PREDIAL AGROECOLOGICO.

En el Punto y Circulo se va a impulsar el DPA, a través de una serie de acciones motoras, tal como lo examinamos en la SECUENCIA ESTRATEGICA del mismo,  entre las que están las referidas a la formación agroecológica, el manejo de tecnologías apropiadas y la construcción una serie de agrosoportes, todo ello para viabilizar el proceso de transición del enfoque agrotóxico al agroecológico. La selección prevista de los Puntos y Círculos debe permitir dar respuestas muy puntuales tomando en cuenta el desarrollo desigual o las realidades concretas de cada espacio o territorio: escuelas, comunidades, universidades, proyectos productivos comunitarios. Por ello, se nos va presentar una dinámica muy peculiar:

1. En algunos casos, las acciones motoras como elemento acelerador o detonante del proceso se pueden vincular a la cuestión organizativa: existencia de Comunas, Consejos Comunales, Asambleas Agrarias, Movimiento Campesino.

2. En otros casos, esta acción  motora se asocia al acompañamiento pedagógico de la escuela o la universidad, sobre todo si tomamos en cuenta que estamos promoviendo un cambio de mentalidad en relación con al desarrollo agrícola integral.

3. Puede darse la circunstancia donde los elementos dinámicos son la construcción de un pozo de agua y el sistema de riego asociado, la dotación de herramientas, la construcción de canteros o lumbricarios.

4. En otros casos, el financiamiento o el apoyo técnico pueden ser también detonantes o aceleradores del desarrollo del  DPA en el Punto y Círculo.

 En términos de estas acciones motoras del DPA y sus respectivos agrosoportes, priorizaremos las siguientes líneas de trabajo:

* Recuperación, reproducción, conservación y socialización de semillas locales. En tal sentido, se plantea construir SEMILLEROS COMUNITARIOS en muchos planteles que favorecerán a todo su radio de acción educativo y comunitario, trabajando en red.

* Producción de bioinsumos, bahuberia, micorriza, rizobium, trichoderma, telenomus, criptolemus, solubilizadores de fósforo, así como bioles, humus, entre otros. Aquí también se tiene previsto la construcción de laboratorios artesanales de bioinsumos.

* Construcción de sistemas de riego ahorradores

* Fabricación de herramientas agrícolas sencillas.

* Elaboración de canteros y lumbricarios, donde en algunos casos se puede convertir en un punto de abastecimiento de abono para la red.

Como desarrollo de las tecnologías apropiadas y socialmente apropiables, se debe socializar sus resultados en las instituciones educativas seleccionadas como Punto y Círculo, exponenciando la distribución de sus productos (semillas, herramientas, humus) en su red de impacto: otras escuelas, los agrovenezolanos (as) que están en su periferia.

El diagnóstico participativo y la elaboración de planes de trabajo colectivo, en los Puntos y Círculos permiten ubicar cuales  acciones motoras  son detonantes del DPA. Anteriormente  se caracterizó la importancia de la formación permanente en agroecología y la construcción de algunos agrosoportes como semillas, herramientas, humus, que multiplican su impacto en la producción alimentaria con visión agroecológica y son derivaciones exponenciales que contagian al vecino, partiendo de las fuerzas propias. En cada caso y en cada contexto, la conjugación de un conjunto de factores modulará los tiempos y ritmos de cada DPA.

La evaluación diagnóstica donde se contempla la situación inicial del DPA en el Punto y Círculo, debe ubicar aspectos como estos:

  • Las necesidades y requerimientos que demanda el proyecto productivo agrícola.
  • De estas exigencias cuáles realmente son necesarias, indispensables, prioritarias en cada caso.
  • Cuáles necesidades son posible satisfacer en el corto plazo, nos referimos a los problemas de formación, financiamiento, infraestructura, maquinaria.

Por todo lo anterior, se ha realizado un inventario o mapeo de las instituciones susceptibles de convertirse en punto y círculo, realizando la siguiente caracterización:

1.- Instituciones que  poseen los rasgos o el perfil sugerido y sobre esa base hacer las postulaciones.

2.-Establecer cuáles son los requerimientos indispensables para desarrollar los procesos formativos y la construcción de  agrosoportes en las instituciones seleccionadas.

E/ Carlos Lanz Rodríguez y Mayi Cumare

23 de Abril de 2011


Esta nota ha sido leída aproximadamente 23541 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carlos Lanz Rodríguez y Mayi Cumare


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /endogeno/a122106.htmlCUS