Táchira: Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño viola derechos de sus docentes y trabajadores



Desde el 04 de abril del 2005 los docentes de esta casa de estudios en el estado Táchira agrupados en el Sindicato Único de Profesores del Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño, introdujimos por ante la Inspectoría del Trabajo de San Cristóbal el proyecto de convención colectiva; sin embargo a casi dos años y a pesar de la mediación del ministerio del trabajo ha sido imposible avanzar en la discusión del mismo ya que los representantes del Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño en todo momento se han negado a reconocer este derecho consagrado en el artículo 96 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Ante esta actitud de los representantes de la Universidad, los trabajadores nos vimos obligados a introducir un pliego con carácter conflictivo, debido a esto el Inspector del Trabajo de San Cristóbal trasladó el 18 de noviembre del 2005 la discusión de la mencionada convención colectiva a la Dirección de Mediación, Conciliación y Arbitraje en la sede del Ministerio del Trabajo en la Ciudad de Caracas.

A partir de esta fecha se han realizado nueve reuniones con la mediación de la mencionada instancia, de las cuales los representantes de la Universidad no han asistido a tres de ellas y han solicitado el diferimiento a dos, cabe destacar que sólo se ha podido avanzar en cuatro cláusulas de un total de treinta y nueve las cuales fueros discutidas y aprobadas en una única reunión, la realizada el 09 de febrero de 2007.

Estos hechos demuestran la negativa de los dueños de la Universidad a reconocer y respetar los derechos de los trabajadores, es decir continúan violentando la Constitución Nacional y la Ley Orgánica del Trabajo; quieren seguir utilizando la educación como medio para enriquecerse a costa de la explotación de docentes, empleados y obreros, así como también de los estudiantes que pagan altas matrículas y mensualidades que no se ven reflejadas en los servicios prestados por esta casa de estudios.

Muestra de ello es el bajo sueldo que perciben los docentes, un Instructor gana 3.200,00 Bs/hora, un Asociado 3.500,00 Bs./hora y un Agregado 4.000,00 Bs./hora; estos sueldos no llegan a ser ni el 25% de los sueldos establecidos por la OPSU para los docentes de el sector universitarios, que son 18.030,00 Bs./hora, 21.010,00Bs./hora y 24.480,00 Bs./hora respectivamente. Vale la pena destacar que los docentes ni siquiera gozan del derecho del Seguro Social, política habitacional, Paro forzoso, ni los beneficios derivados de la Ley de Alimentación (pago de bono alimentario).

Un estudiante paga un promedio de Bs. 1.200.000,00 por cada semestre, en promedio recibe unas 450 horas de clase en el semestre que tiene una duración de 18 semanas, esto indica que un alumno paga 2.700,00 Bs. cada hora de clase, si cada sección tiene en promedio 25 alumnos, la universidad obtiene por cada sección en una hora de clase 66.666,67 Bs. Es decir la universidad no gasta en el pago a los docentes ni siquiera el 6% de sus ingresos.

El Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño Extensión San Cristóbal, tiene una población de 2.500 alumnos lo que arroja un ingreso por semestre de tres millardos de Bolívares (Bs. 3.000.000.000,00) y en el pago a sus docentes no invierte ni doscientos millones de Bolívares ( Bs. 200.000.000,00) semestralmente

Uno de los motores fundamentales para el avance de la revolución es la educación de todos y para todos, un modelo educativo humanista, libertario, participativo donde lo más importante sea formar ciudadanos y no un negocio una empresa mercantilista donde lo más importante sea el lucro, la ganancia desmedida sin importar para nada las necesidades de los trabajadores ni de los estudiantes.

Para nadie es un secreto que el Complejo Educativo Antonio José de Sucre, propiedad del conocido “Zar de la Educación” Dr. Quero Silva , del cual forma parte el Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño, ha sido objeto de innumerables quejas por parte de la comunidad educativa no sólo en el Táchira sino en otros estados donde hay núcleos de este complejo educativo, en el Estado Lara los trabajadores y docentes de la Universidad Fermín Toro mantienen una huelga desde hace varios días exigiendo se mejore la calidad de la educación y se reconozcan sus exigencias y derechos laborales.

Ante esta serie de exigencias de la comunidad educativa la respuesta de los directivos de la universidad siempre ha sido la misma negarse en todo momento a buscar una solución satisfactoria, debido a esto trabajadores y estudiantes sienten que sus derechos son vulnerados día a día, prueba de ello son las denuncias presentadas ante el Ministerio del Trabajo, INDECU, INPSASEL, Defensoría del Pueblo y otros organismos competentes.

Los trabajadores agrupados en el Sindicato Único de Profesores del Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño, queremos hacer un llamado a toda la comunidad educativa y a la colectividad en general para que todos juntos continuemos dando esta batalla, que no es sólo por nuestras reivindicaciones económicas, sino en la búsqueda por lograr una universidad que cumpla realmente con lo establecido en nuestra carta magna. Para ello creemos que es necesario que el Ministerio de Educación Superior intervenga esta casa de estudios y conjuntamente con la comunidad educativa la ponga, no al servicio de los intereses de un grupo económico, sino de las necesidades reales de los estudiantes y por ende de nuestra región.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 42146 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas