Países del ALBA expusieron políticas educativas en cierre de curso introductorio a maestría en educación comparada

Credito: María A. París

(03.08.12).- Deiby Colmenares, director general de la Oficina de Cooperación Internacional del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (Mppeu), calificó este viernes como “trascendental” para el país y para Latinoamérica el desarrollo del Primer Curso Introductorio a la Maestría en Educación Comparada, en el marco del Programa Grannacional Alba-Educación, durante el cierre de la actividad en las instalaciones del Centro Internacional Miranda (CIM), en Caracas.

“Ya estamos poniendo en práctica y demostrando la voluntad política de los Gobiernos de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), en función a una iniciativa de orden educativo y de formación. Esta es la primera maestría dentro del Alba-Educación que se pondrá en práctica”, destacó.

En la culminación del Curso Introductorio se logró conocer las diferentes reseñas históricas de “Las políticas educativas en los países del Alba” y sus respectivos logros, por lo que se contó con la presencia de los representantes de Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba y su invitado Haití.

Ramón Torres Galarza, embajador de Ecuador en Venezuela, se refirió en su intervención a la Revolución Ciudadana que se lleva adelante en su nación y que para ella la “educación constituye uno de los aspectos más importantes, más estratégicos (…) definido como uno de sus objetivos principales”.

Dentro de esta reflexión se pronunció en relación con el Sistema Nacional de Educación y del Subsistema de Innovación, Ciencia y Tecnología, los cuales son de “vital importancia desde el momento en que América Latina y los países miembros del Alba requieren desarrollar capacidades para ejercer independencia y soberanía en el pensamiento, lo que debe generar factores de innovación, de ciencia y tecnología”, que corresponden desarrollarlos al conjunto de instancia del Estado, la sociedad y las comunidades.

Al igual, habló sobre la voluntad política de impulsar la educación, la ciencia y la tecnología como uno de los objetivos principales de la Revolución Ciudadana, y que tiene vinculación con los lineamientos de la política nacional de estos factores, cuyos objetivos estratégicos son la agricultura sostenible, manejo ambiental para el desarrollo, fomento industrial y productivo, la energía y sus alternativas, tecnología de información y comunicación.

“Rompamos esa lógica y esa práctica de que el saber y el conocimiento nos pertenece. Si para algo sirve el conocimiento es para transformar sociedades y es por eso que Ecuador impulsa uno de los proyectos más emblemáticos como es el Yachay (Ciudad del Conocimiento)”, comunicó Torres Galarza.

Pasado excluyente

Entretanto Javier Sucojayo, consejero de la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia en Venezuela, hizo un recorrido por la educación prehispánica y por la época colonial racista, períodos en los cuales la educación estaba reservada solo para los españoles hasta su etapa final, cuando lograron ingresar los hijos de los criollos. Asimismo, en las épocas Colonial e Independentista y Republicana la escuela seguía siendo para unos cuantos, siendo los más marginados las mujeres y la población indígena.

Dibujó el panorama de la revolución de 1952 y la presencia de Franz Tamayo como impulsor de la construcción de una pedagogía nacional vinculada a las necesidades de Bolivia. Destacó finalmente los logros de la Revolución Democrática y Cultural liderada por el Presidente Evo Morales, al señalar la promulgación de la Ley de la Reforma Educativa, el bono “Juancito Pinto” para los colegios y jóvenes; el otorgamiento de 1.250 becas para jóvenes de bajos recursos económicos; instalación de más de mil telecentros, computadoras para todos los estudiantes, mejoramiento de la infraestructura escolar y la apertura de una Universidad para todas y todos los bolivianos.

En el mismo orden, Jean Mari Vaval, consejero de la Embajada de la República de Haití en Venezuela, apuntó que la educación en su país era sólo para la burguesía, al punto que existía un altísimo porcentaje de niñas y niños sin posibilidad de educarse bajo el sistema educativo francés que existía para la época. Con el tiempo, se aprobó una reforma educativa, equiparando al criollo y al francés, y estableciendo la educación gratuita, pero no había la voluntad para cumplirla; sin embargo, se creó un fondo económico para que la educación primaria así lo fuese, aplicándose un impuesto a las llamadas internacionales y a las transacciones bancarias lo que logró la incorporación de 903 nuevos estudiantes.

Recordó el terremoto que en 2010 destruyera 80 por ciento de la estructura escolar en Haití; motivo por el cual países como Venezuela y Cuba han ofrecido cientos de becas escolares para los más desposeídos.

Eva Mercedes Chavarría, representante del Comité Académico de la Maestría de Educación Comparada por la República de Nicaragua, dio a conocer el Plan Estratégico de Educación 2011-2015, la clasificación de cuatro educaciones en Nicaragua divididas por etapas: la Somocista; la primera etapa revolucionaria; la neoliberal; y la segunda etapa revolucionaria cristiana, socialista y solidaria, así como las políticas para romper con el neoliberalismo, las políticas educativas 2007-2011, lineamientos de la Estrategia Educativa Nacional 2011-2015, y el Plan Estratégico del Consejo Nacional de Universidades (CNU) 2011-2021.

Finalmente, hizo referencia al aumento en 10 por ciento de la matrícula universitaria, lo que significa que Nicaragua cuenta con un millón 600 mil estudiantes formándose en las universidades.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3722 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /educacion/n211374.htmlCUS