Retos para la Construcción de un Modelo de Educación Socialista en la Venezuela Revolucionaria y Bolivariana

Estamos en un proceso de construcción del socialismo venezolano, y para ello,
es necesario transformar el modelo educativo para lograr la transformación de los
valores del capitalismo y crear los nuevos valores del socialismo,
 
que no es otra cosa que el humanismo”
 

 
“Esto no tiene precedente. En Venezuela hemos estado regidos
por la educación burguesa, hoy estamos graduando a los educadores para la
liberación, la educación liberadora de Venezuela,
 
que no es otra que la educación socialista”
 

 
Hugo Rafael Chávez Frías, Julio, 2009
 
Acto de Graduación de la I Promoción de Máster en Educación
 
del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño

Maracay, 06 Ago. CEPEP.- La construcción del socialismo en la Venezuela del Siglo XXI no es tarea fácil. Son muchos y complejos los factores que debemos considerar y trabajar arduamente para avanzar en esta dirección, pero de todos éstos, la Educación es sin lugar a dudas, uno de esos pilares fundamentales.

La Educación a la cual hacemos referencia no es cualquier educación, es una Educación orientada a favorecer un proceso holístico, integral e integrador de saberes, vinculado con la práctica transformadora de quienes participan en él, que proporcione espacios para la reflexión crítica sobre la base de una acción comprometida con los derechos, intereses y necesidades del pueblo, con los retos por construir y consolidar el Poder Popular, como un poder constituyente permanente, que intervenga en la formulación, decisión y ejecución de las políticas públicas que se derivan de las siete directrices del Plan Nacional de Desarrollo Económico 2007-2013, este Primer Plan Socialista de la Nación requiere y reclama una Educación Socialista.

CEPEP, como organización que promueve los valores del Socialismo en construcción, entiende la Educación Socialista, con la concepción heredada de educadores precursores, revolucionarios y avanzados a sus tiempos, como lo fueron Simón Rodríguez y Paulo Freire, cuyos pensamientos, a pesar de la distancia temporal que los separan no han perdido su vigencia y actualidad, estos planteamientos emancipadores los conocemos hoy como Educación Popular, Educación Emancipadora, Educación Liberadora o, sencillamente, Educación Socialista.

La Educación Socialista o Emancipadora, es la educación al servicio de los intereses de las mayorías históricamente excluidas y oprimidas con miras a su liberación definitiva, lo cual pasa por construir, con bases muy bien fundadas, el Nuevo Socialismo como un sistema político, económico y social humanista; por lo que el modelo educativo que se deriva de esta concepción es humanista también y debe estar diseñado pensando en ese proceso de construcción, de tal forma, que todos los planes, programas y proyectos enmarcados en este modelo educativo deben responder directamente a las necesidades y exigencias del Socialismo, es decir, garantizar derechos constitucionales, satisfacer necesidades colectivas y resolver problemas sociales de la ciudadanía.

De lo anterior se desprende, que no podemos concebir una Patria Socialista sin la formación de Ciudadanos y Ciudadanas Socialistas, educados para la emancipación, la transformación y el humanismo, con valores socialistas, en una sociedad donde impere la justicia social, la igualdad, la equidad, una economía comunal y una institucionalidad integrada, eficiente, efectiva y eficaz.

La Educación Socialista con la que soñamos, está direccionada estratégicamente, en lo político-ideológico en la construcción del socialismo del siglo XXI, en lo científico-técnico al servicio y beneficio de la humanidad y en lo ético-moral al desarrollo, respeto y dignidad de la persona, lo cual se logra a través de la educación y el trabajo, como lo sostiene el artículo 3 de la CRBV, el socialismo con el cual soñamos y contribuimos modestamente, debe ser profundamente libertario, incluyente y tolerante, pero a la vez firme y de convicciones arraigadas en la justicia social y en la suprema felicidad.

De tal forma que, construcción del Socialismo y Educación Socialista van de la mano en ese transitar, lo cual impone a la Educación Socialista una variedad de retos, entre los cuales queremos destacar tan sólo algunos de ellos, y ante lo cual nos preguntamos: ¿Cómo superar las viejas prácticas académicas ancladas en la concepción tradicional de la educación que reproduce las relaciones sociales de dominación, donde la casi totalidad de maestros, maestras, profesores y profesoras se han formado y tienden a reproducirlo?. ¿Cómo impulsar nuevos proyectos educativos diseñados teórica, conceptual y metodológicamente desde el enfoque de la educación socialista, como es el caso de los Programas Nacionales de Formación de la Misión Alma Mater, con docentes formados en la educación tradicional cuya praxis, en mucho de los casos, contradice el modelo educativo propuesto?.¿Cómo aprender y producir conocimientos a partir de la gestión de estos modelos innovadores de Educación Socialista con miras a mejorarlos y/o profundizarlos?. Es el desafío que tenemos por delante.

Un buen día, en un taller de Sistematización de la Experiencia del Programa Nacional de Formación en Administación (PNF-A) en uno de los Tecnológicos Universitarios que está en transición a convertirse en Universidad Politécnica de la Misión Alma Mater, el equipo de CEPEP se encontraba apoyando metodológicamente este proceso, cuando en medio de la discusión, un docente en su intervención manifestó: El estudiante debe tener la libertad de escoger si se va a trabajar a la empresa privada o no, no estamos en un país socialista para pretender formar a estos muchachos para el socialismo, quien me diga eso le preguntaré ¿En qué país usted vive?, no podemos coartar la libertad de que ellos escojan su futuro laboral (léase a quién venderán su fuerza de trabajo) ... palabras más palabras menos, esas fueron las ideas expresadas por este docente, y para argumentar nuestra posición, nos tocó recurrir al diseño del PNF-A el cual está sustentado en las siete directrices del Plan Nacional Simón Bolívar, especialmente y por el carácter de este PNF, en la IV Directriz "Modelo Productivo Socialista" y el énfasis que hace en la promoción de las Empresas de Producción Social, y el porqué, todos los profesores y las profesoras debían hacer su mayor esfuerzo para orientar su praxis educativa en función de convertir al PNF-A en un instrumento para la formación política, ideológica, científica, técnica, ética y moral de socialistas, construyendo el socialismo desde su propio proceso de formación profesional a través del mencionado Programa Nacional de Formación.

Quizás éste sea un caso aislado, o quizás sea el común de los casos, ¿Quién pudiera decirlo?. Lo cierto es que desde todas las instancias del Poder Popular es necesario apropiarnos teórica, conceptual y metodológicamente en lo que a Educación Socialista o Educación Popular se refiere, para así poder impulsar una verdadera praxis educativa transformadora y liberadora, que forme a las actuales y futuras generaciones, que están llamadas a convertirse en una gran fuerza social, para transformar el país y a realizar los cambios revolucionarios que el actual momento histórico exige. www.cepep.org.ve

www.cepep.org.ve

¿Y usted qué opina … qué propone?

 

Equipo CEPEP


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6708 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /educacion/a83928.htmlCUS