Un aumento salarial para los Educadores y Educadoras al servicio del Ministerio del Poder Popular para la Educación

En sus  instalaciones de la Torre Sur del Centro Simon Bolívar  y con presencia  del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social (MINTRASS),   de forma inobjetable se ha  venido desarrollando las conversaciones entre, los representantes de los trabajadores y  el Ministerio del Poder Popular para la Educación y de  la Procuraduría del Estado, sobre la V Convención Colectiva de Trabajo.

El órgano sindical que lleva la voz cantante por parte de nuestra base docente,  se ha  visto desbordado en cuanto al reclamos de los afiliados sobre  el  pedimento unánime de todos los docentes a nivel nacional sobre un aumento salarial y   creemos y  esperamos que el mismo de forma reiterativa se ha presentado en la mesa de discusión , por cuanto  es necesario realizar un ajuste por la vía ejecutiva en función compensar la perdidas del poder adquisitivo de los maestros y maestras de los niveles inicial, básico y medio del sistema educativo.  

El caso que ya estamos cerrando el presente año y todavía no se ajustado el sueldo de los docentes y observamos que a otros funcionarios públicos, por cierto muy merecidamente,  se les ajustó sus emolumentos. Por ejemplo, a los profesores universitarios sólo bastó de una tibia disposición a movilizarles en plena campaña electoral y el ministro de educación superior (nombre rimbombante, porque el otro ministerio sería de educación inferior ) salió raudo y eficaz para conseguir los recursos económicos para ajustarles un 30 % a todos los trabajadores del subsistema de educación universitaria basado en las normas de homologación,  reconocidas por este gobierno, mientras que a los docentes de educación inicial, básica, bolivariana , media, técnica robinsoniana y diversificada estamos a la espera de ese  ajuste, basado en la cláusula 6 de la anterior convención, mientras se discute la nueva convención colectiva. 

Tenemos conocimiento que hay los  recursos suficientes para realizar un verdadera oferta económica que permita, medianamente a los educadores, recuperar en algo las perdidas de años  y décadas anteriores, cuando los gobiernos llevaron a los docentes del misterio de  educación a ser los funcionarios peor pagados de la administración publica nacional y  que actualmente  reconocemos se ha iniciado su recuperación,  al considerar no un gasto lo pagado a los educadores, si no como una inversión del estado  en materia educativa. 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4433 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US N /educacion/a68479.htmlCUS