Ante la situación universitaria, los estudiantes manifestamos y proponemos

Compañeros/as estudiantes, trabajadores/as administrativos, obreros y profesores; nuestra universidad está atravesando una coyuntura complicada. Actualmente, los trabajadores universitarios, que en su mayoría ganan menos de 4000 bsf al mes, atraviesan una situación económica muy difícil, y sin duda alguna, lo primero que debemos hacer los estudiantes, independientemente de nuestra posición política, es solidarizarnos con las reivindicaciones de todos los sectores afectados.

En primera instancia, se deben saldar las deudas laborales con los trabajadores, que incluyan un aumento general de salarios, y donde el Ministerio del P.P. para la Educación Universitaria asuma su responsabilidad. Ahora, tenemos que estar conscientes que este es un conflicto que lleva años y que hasta hace poco la mayoría de la comunidad universitaria lo ignoraba, por desconocimiento o tergiversación de algunos sectores. Cabe preguntar ¿Acaso el problema es sólo de sueldos, y se soluciona solamente con un aumento?, ¿Qué pasa con los obreros, administrativos y profesores tercerizados?, ¿Por qué a los profesores instructores y auxiliares docentes se les invita a luchar cuando ni siquiera son tomados en cuenta para las elecciones de autoridades?, si el problema es económico ¿Por qué no exigimos presupuesto justo y participativo, y por otro lado cuentas claras a los contratos multimillonarios de la Fundación Andrés Bello con empresas privadas?, ¿Por qué no luchamos también por las reivindicaciones estudiantiles?, si el conflicto lleva meses ¿Por qué nunca las representaciones estudiantiles se pronunciaron desde el principio?

Esta no es una simple problemática. El conflicto que hoy atraviesan los trabajadores universitarios es expresión de la crisis universitaria que venimos arrastrando desde hace años. Es una crisis del gobierno universitario, de la academia, del poder, de presupuesto. En síntesis, es una crisis estructural de la universidad, de falta de participación y ausencia de democracia, en todos los gremios incluyendo el estudiantil.

Por qué no acatamos la dirección de la FAPUV y las autoridades universitarias

En este conflicto, la FAPUV viene actuando como una dirigencia oportunista y elitista en que a momentos impone una agenda y contenido de lucha sin consultar en asambleas generales con la comunidad universitaria; y en otro momento desconoce la lucha de los trabajadores, estudiantes y profesores de bajo escalafón.

Esta asociación junto a las autoridades de la universidad viene desconociendo la necesidad y el derecho de los trabajadores al pase a fijo y a la eliminación de la tercerización. Basta recordar la lucha de los trabajadores del Jardín Botánico que exigían su derecho a pasar a nomina y a lo que las autoridades se resistieron descaradamente. De la misma forma la FAPUV se invisibiliza la estratificación injusta de salarios del gremio profesoral siendo un elemento básico a transformar para un verdadero cambio estructural en la universidad.

Además, las autoridades junto a la FAPUV se han negado constantemente a rendir cuentas claras en cuanto a la utilización del presupuesto. Tal fue el caso de la lucha de la Junta Interventora del Comedor, conformada en asamblea, a la cual se le impidió el derecho a la contraloría escudándose en el burocratismo universitario, y deteniendo así cualquier proceso de mejora de los servicios. Por último el Rectorado se ha opuesto contundentemente a la participación activa, democrática e igualitaria de trabajadores, profesores sin escalafón, profesores instructores y estudiantes en las elecciones universitarias.

¡No podemos permitir la manipulación de una dirigencia oportunista que nunca ha estado con las soluciones de fondo a los problemas de la universidad, utilizando vagamente la lucha justa por las reivindicaciones salariales para generar un saldo político-partidista!

Cómo nos movilizamos con independencia de la politiquería universitaria

Debemos convocar y participar en asambleas locales y generales para la construcción de una agenda de lucha que nos movilice inter-gremialmente por las demandas de fondo, tanto laborales como universitarias.

Los colectivos y organizaciones agrupados en la CCIz proponemos las siguientes banderas de lucha:

Exigimos al Ministerio del P. P. para la Educación Universitaria un Aumento General de Salarios, un Tabulador de General de Salarios más justo y la discusión de un Nuevo Contrato Colectivo.
Exigimos al Rectorado y a las Autoridades Universitarias la eliminación de la tercerización y el pase a nómina de todos los contratados, una distribución justa y participativa del presupuesto, y cuentas claras con la Fundación UCV, la Fundación Andrés Bellos y las empresas rentables.
Exigimos la Extensión del Semestre a todas que los Facultades afectadas por la situación actual.
Asambleas estudiantiles e inter-gremiales donde se planifiquen acciones y votemos propuestas. Estas deben ser espacios democráticos y participativos.



VAMOS TODAS Y TODOS A LAS ASAMBLEAS A CONSTRUIR UNA AGENDA DE LUCHA CON CONTENIDO DE FONDO POR LOS DERECHOS DE LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

FCI, Brigadas por las Residencias Estudiantiles (BRE), Colectivo Praxis, Marea Socialista, Movimiento Estudiantil Independiente (MEI), Construyendo la Praxis, MYR (Escuela de Matemática)


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1374 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /educacion/a165050.htmlCUS