Al fin entendí el porque la ULA no es un modelo para construir la Patria Socialista

Confieso que ayer, por primera vez en mi vida, vi y oí lo que era una sesión de trabajo del Consejo Universitario (C.U) de la Universidad de los Andes (ULA). Un Decano “progresista” logró que la reunión fuera televisada y durante más de 10 horas sesionaron para que el pueblo pudiera ver, en vivo y en directo, el esfuerzo intelectual- pedagógico-político y académico de sus autoridades; durante ese tiempo constatamos como debaten y justifican los altos presupuestos que manejan y que la hacienda pública coloca en sus manos, para lograr el desarrollo o progreso del país y por ende de sus ciudadanos.

Cuando, por simple casualidad, topé con el Canal 8 de TV ULA y me pude dar cuenta, que estaban televisando la Sesión de trabajo del CU en vivo y en directo, me instalé durante las últimas cuatro horas, para ver y oir a tan ilustres académicos y aumentar así mis conocimientos y porque no mis niveles de C.I.

La Agenda era muy sencilla: había que decidir sobre tres puntos fundamentales:

1.-Ver el material audiovisual que se había obtenido y elaborar un Acuerdo sobre los hechos de violencia sucitados en la sede de CAMIULA.*

2.-Aprobar la realización de una marcha universitaria, el próximo miércoles, de Solidaridad con el personal y pacientes que allí fue afectado y protestar por la agresión y destrozos en las instalaciones de CAMIULA.

3.-Denunciar y solicitar una Investigación exhaustiva sobre los hechos ocurridos, para que se castigue a los responsables y no queden impunes ante la justicia.

Lo primero observado es que quien dirigía el debate era una mujer, la única que logró colarse, después de una férrea batalla dentro del CU. Eso aumentó mi interés, pues creo era la primera vez que esto sucedía en mas de 220 años que tiene fundada la ULA.

Lo segundo que pude constatar es que en una reunión democrática, donde debían participar todos los sectores que hacen vida en la universidad no habían voceros de los obreros, trabajadores administrativos y de treinta participantes, sólo dos, representaban a los estudiantes; los cuales eran tratados como “bachilleres”.

Lo tercero que percibí, es que en sus intervenciones todos los participantes utilizaban la expresión “yo creo” para dar sus opiniones personales, o sea que el “yo pienso” estuvo ausente durante toda esa maratónica sesión academica.



Resultados obtenidos después de mas de 10 horas de debate:

1.-Se nombró una Comisión de cuatro miembros para que redactara el Acuerdo y lo presentara a la discusión para el día siguiente y luego de aprobado publicarlo en un medio de circulación nacional.

2.-Aprobar la realización de la marcha, pero que el CU la encabezara, fijara la ruta y no permitir que se aproveche para fines políticos-partidistas.

3.-Adherirse a la propuesta del gobernador del Estado, para que los entes como la Fiscalía y Cuerpos de Seguridad realicen una exhaustiva investigación de los hechos ocurridos en las instalaciones de CAMIULA y presenten un informe donde se determinen las responsabilidades y se se tomen las medidas para castigar a los posibles indiciados.

4.- Realizar una rueda de prensa con todos los medios regionales y nacionales para dar a conocer los acuerdos del CU sobre los hechos vandálicos realizados contra la sede de CAMIULA.

Haciendo una síntesis, para tratar de justificar el título de este articulo y relacionarlo con lo observado, me atrevo a sacar algunas conclusiones:

1.-Todos los que intervinieron, durante el tiempo que yo observé, se dedicaron a repetir y a tratar de argumentar matrices de opinión ya establecidas y fijadas por los medios de comunicación escrita y audiovisual, que son los que fijan la agenda política del país. No hubo ningún esfuerzo investigativo, interpretativo o metodológico que ayudara cienfificamente a conocer la realidad de los hechos ocurridos en CAMIULA.

2.-Con una o dos excepciones, la gran mayoría no hizo nada por tratar de encontrar algo positivo en el discurso, del que consideró su adversario, por tener posiciones no coincidentes y se limitaron a tratar de sacar provecho de sus intervenciones para acentuar las diferencias y obstaculizar las posibles coincidencias a fin de ser reconocidos en uno de los bandos en pugna.

3.-Las actuales autoridades universitarias de la ULA, las que yo pude observar en esta sesión televisada, parecen quedadas en el medioevo, cuando el claustro y las escuelas universitarias eran dirigidas por la Iglesia católica. Las jerarquías, exclusiones, ambientación física y liturgia parecen detenidas en el tiempo. Nadie “piensa, todos creen” y el terror de la inquisición se siente cuando abren la boca para emitir sonidos guturales.

4.-Ahora encuentro explicación al hecho del que realmente va a estudiar, a investigar y a hacer ciencia no se mete en política y por eso nunca llega a ocupar un puesto relevante dentro del claustro universitario de la ULA.

5.-Por fin entendí el porque el Prof. Sant Roz, nunca quiso llegar a competir por ocupar un puesto de Decano o de Rector y porque habiéndose graduado en Matematicas en la ULA, se dedicó a la investigación Histórica por su cuenta y ha podido escribir mas de 20 libros sobre esta área del conocimiento, logrando obtener en ella premios y honores nacionales e internacionales.

6.-Para hacer Patria y construir El Socialismo del Siglo XXI se necesitan patriotas revolucionarios y esa es una especie que en la ULA no tiene posibilidades de desarrollarse. Los pocos que están adentro, soñando que pueden transformarla para ponerla al servicio de la revolución están perdiendo su tiempo y gastando sus energía. Dejen esa universidad a la godarria y entren a las nuevas estructuras educativas creadas por la revolución. Si siguen allí tenemos el peligro de perderlos.

*CAMIULA: Centro de Atencion Médica Integral de la Universidad de los Andes

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 999 veces.

Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.