Por una Universidad Popular, Democrática y Rebelde

Saludo ante todo la inicativa de los promotores de la “UNIVERSIDAD POPULAR BOLIVARIANA DE CATIA, 13 DE ABRIL” (UPBC13A) y me atrevo a presentarle algunas sugerencias. Deseo que las mismas se intrepreten desde la perspectiva de la solidaridad.

Según narra Leonardo Bottaro Naranjo, en sendos artículos publicados en aporrea, los promotores de la creación de la UPBC13A han recorrido, sin lograr sus objetivos, los caminos de la burocracia para tratar de hacer realidad esa propuesta. Allí veo uno de los graves problemas que enfrentan muchos de los movimientos sociales y políticos que apoyan al Gobierno Bolivariano. Estos movimientos esperan que del gobierno salgan las soluciones a sus problemas, o que les provean de recursos para resolverlos. Esa no es la vía. Eso lo han entenido la gente de Catia, tal como lo expresa Bottaro Naranjo: “Tal vez nosotros debamos revisar nuestros conceptos, y más que conceptos, nuestros sentimientos de lo que debe ser un comportamiento revolucionario.”

Como muy bien los decsribe Bottaro Naranjo incluso fueron objeto de burla por parte de algunos burócratas. Lo cual evidencia que por allí no está la solución a las aspiraciones de los hermanos de Catia. Le propongo otra vía. La vía de la rebelión. ¿Por qué? Porque la via de la burocratización no funciona, ni funcionará. La vía de la rebelión busca profundizar el poder popular, como dicen los Zapatistas que los gobernantes “gobiernen obedeciendo”. La via de la rebelión busca las soluciones desde abajo a los problemas del pueblo. Sólo el pueblo salva al pueblo, ha dicho el Comandante Chávez. Sólo el pueblo de Catia constuirá la UPBC13A que considera necesaria.

Todos sabemos que la estructura del Estado se creo para servirle a los má poderosos, el Estado no se creo para atender a los que “sobreviven” como los llamó Paulo Freire. Una muestra son las universidades nacionales, las mejores infraestructuras universitarias fueron construidas por el Estado para la clase dominante y sus lacayos. La USB, la UCV, ULA, LUZ, etc. tienen una infraestructura que es disfrutada sólo por los más pudientes. ¿Cuántos habitantes de Catia han estudiado en esas universidades? Seguro que muy pocos. No es una casualidad que no se haya construido ninguna universidad en el Oeste de Caracas. No es una casualidad que universidades como la UNA no cuenten con oficinas de atención a los estudiante en esa parte de la ciudad, y hasta hace poco el Centro Local Metropolitano funcionara en Sebucan. Sabemos muy bien, que a pesar de los enormes esfuerzos hechos por el Gobierno Bolivariano a través de la Misión Sucre para incorporar a cientos de miles de personas a la educación universitaria, la injusticia en el ingreso a las universidades del Estado no se ha modificado significativamente. Y, por el camino que vamos creo que no se conseguiran logros significativos a corto o mediano plazo.

Un buen ejemplo en el mundo de construcción de un sistema de educativo democrático y rebelde, fuera de la influencia del Estado, nos lo ofrece el movimiento Zapatista en Chiapas. Los habitantes de Chiapas, en su mayoría indígenas, no han contado con la debida atención del Estado en materia de educación. Por otro lado, los indígenas tampoco aceptan las pocas escuelas que el Estado tiene en la región. Porque en esas escuelas se les enseña a desprciarse a si mismos y valora sólo la cultura ajena. Entonces, se les plantea el reto de crear un nuevo sistema educativo sin la influencia del Estado y que responda a sus propios intereses. Un sistema educativo que no sea diseñado, gerenciado y sancionado por los burócratas de Ciudad de México. Este reto lo han asumido los zapatistas creando un sistema escolar rebelde. Claro que el Estado no quiere reconocer, por ahora, los estudios que realizan cientos de niños indígenas en esas escuelas. Eso era de esperarse. Pero algún día tendrán que reconocerlos. No es el momento para continuar con más detalles sobre esta experiencia.

Algunas sugerencias a los luchadores de Catia son: que comiencen con las actividades de la UPBC13A en cualquier local disponible, se podría iniciar un curso básico preparatorio para los estudios universitarios, realizar reuniones para la construcción colectiva del curriculum y la estructura organizativa de la UPBC13A, crear una lista electrónica y una página web para la diseminación, producción e intercambio de información, y conformación de un Comité de Solidaridad que se dedique a la búsqueda de fondos y de apoyos para la creación de la UPBC13A. Todo lo anterior conduciría a la elaboración de un documento que se presentaría ante el MES para solicitar al aprobación de la UPBC13A. Sobre este punto comentaré en otro momento. Se podría crear un cooperativa de servicios educativos com figura jurídica que permita la contratación e intercambio con otras instituciones. Propongo además la conformación de un Frente de Profesores Universitarios de Apoyo a la creación de UPBC13A y al inicio de sus operaciones. Sería una experiencia muy interesante que surja una universidad de lso poderes creadores del pueblo. Hasta ahora la suniversidades venezolanas ha sido creadas por burócratas, como actos de demagogía, por empresarios usureros, por facciones religiosas, ect. El pueblo de Catia se plantea el reto de crear la universidad popular, la primera universidad popular de Venezuela. Pues adelante.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3217 veces.

Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.