La autocritica Revolucionaria: En la Misión Sucre

Para ser revolucionario y creer en este proceso es necesario la AUTOCRITICA de los sujetos y las instituciones, una que a mí me preocupa en lo personal es la “Misión Sucre” como profesora debo hacer críticas desde adentro en cuanto su funcionamiento.

Como lo planteo Paulo Freire “cambiar la sociedad gracias a la alfabetización para que los oprimidos se conozcan a sí mismos y se desarrollen socialmente. Además recuperan su dignidad perdida” lo cual comparto fielmente pero a que costo? Se necesitan universidades que funcionen como una verdadera universidad no solo en cuanto a Recursos Económicos y de infraestructura con los que no cuenta la Misión, sino con talento humano de calidad esto aunado al correcto funcionamiento y a la correcta aplicación de las normas con la finalidad de impulsar la calidad académica de la educación impartida. Simón Rodríguez planteaba “una educación que enseñe a aprender” como base para la obtención de una educación de calidad a la que nos debemos avocar.

Ahora bien, las Misiones son unas de las obras más destacadas del Presidente Chávez; pero si no se comienzan a realizar cambios sustanciales su efecto e impacto se perderá en el tiempo, durante el desarrollo de las mismas se han creado paradigmas con los cuales se debe luchar como lo es la creencia “de que el pasar de semestre en una Aldea es un derecho adquirido, absoluto e ilimitado” entonces; como alumno yo no debo demostrar conocimiento y competencias, aquí tenemos una deficiencia en cuanto a los Pensa de estudios los cuales en mi particular opinión los métodos de evaluación no son los adecuados ya que es cierto que en muchas materias de cada pensum es apropiada la evaluación, continua, grupal; con métodos como exposiciones, ensayos, discusiones, debates etc, pero también es cierto que en otras es necesaria la evaluación individual y un tanto más exigente exámenes escritos y exámenes orales (soy testigo del terror que le tienen a este tipo de evaluaciones).

Además de la manera Laxa como algunos Coordinadores de Aldea aplican los reglamentos de evaluación, aunado todo esto nos da como resultado que nos hemos convertido lenta y paulatinamente en una maquina procesadora de “profesionales de dudosa calidad” y el objetivo es romper con ese otro paradigma.

Es mucho lo que nos falta por hacer en mi opinión desde revisar los pensa de estudios hasta comenzar a funcionar como una verdadera universidad.

“Es que el enseñar no existe sin el aprender, y con esto quiero decir más de lo que diría si dijese que el acto de enseñar exige la existencia de quien enseña y de quien aprende. Quiero decir que el enseñar y el aprender se van dando de manera tal que por un lado, quien enseña aprende por que reconoce un conocimiento antes aprendido y, por el otro, porque observando la manera como la curiosidad del alumno aprendiz trabaja para aprehender lo que se le está enseñando, sin lo cual no aprende, el educador se ayuda a descubrir dudas, aciertos y errores.”

Paulo Freire (Cartas para quien pretende enseñar)


Prof.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2997 veces.