Entre crisis, guarimbas y otros ardimientos en la UBV

Interesante observar la secuencia de acontecimientos ocurridos luego de una asamblea realizada la semana pasada en el Salón Simón Bolívar de esta Casa de los Saberes, a la cual asistieron más de 300 personas, entre ellas estudiantes, trabajadores académicos, administrativos y de servicios, y en donde se acordó llevar a Miraflores un documento contentivo de varias peticiones entre otras, la realización de una auditoría a la Universidad Bolivariana de Venezuela desde el 2010 para acá donde se incluya la utilización de los recursos dados por el Presidente Chávez para mejorar la infraestructura de la sede Los Chaguaramos, a través del Fondo de 18 millardos, creado por él con aportes de los diferentes ministerios e instituciones del estado.

Luego de esta acción unitaria, la UBV fue visitada al día siguiente de dicha asamblea, por una Comisión Presidencial, quien estando en pleno proceso de recabar información sobre la situación denunciada, fue testigo el miércoles 5 de diciembre, de una arremetida por parte de las actuales autoridades contra un director por haber cumplido su deber de facilitar la investigación que realizan los enviados de la Presidencia de la República sobre el uso de los recursos en esta universidad. Tamaña torpeza jamás se había visto en nuestros recintos universitarios, ni siquiera cuando el otrora Ministro Samuel Moncada hubo de intervenir la universidad en gestiones pasadas

Tampoco se habían escuchado y leído opiniones tan simplistas como que quienes estamos manifestando nuestro descontento con la actual administración del equipo rectoral y ejerciendo democráticamente el sentido de la crítica y la autocrítica, siguiendo el llamado del Presidente Chávez, somos guarimberos, acusándonos de estar enfocados en “cosas materiales”. Realmente da risa reducir y distorsionar las justas reivindicaciones de la comunidad ubevista por el buen uso de los recursos en el comedor, transporte, publicaciones, bibliotecas, baños, etc.etc. de esa forma.

Las luchas del movimiento estudiantil revolucionario en América Latina y particularmente en Venezuela, se caracterizaron siempre por apoyar estas justas aspiraciones, ya que sabemos es el pueblo quien primero se beneficia de ellas. Significa una aspiración legítima por el manejo transparente de los recursos que son de todos, sin lo cual no hay discurso ideológico que se sostenga. Guarimba hacen quienes se apropian de los recursos de la nación y se niegan a dar cuentas. La hacen quienes le temen al debate, a la discusión, a ser interpelados por quienes deben ser los protagonistas de esta revolución.

También se escuchan y se leen opiniones como que la UBV no está en crisis. La verdad que si remover en menos de dos meses a dos directores generales de desarrollo estudiantil que han tratado de sanear esa dirección que maneja millonarios recursos, no poder salir del cementerio de autobuses, tener paralizada la publicación de libros por ausencia de equipos, limitado el uso de la biblioteca por falta de condiciones adecuadas, tener más del 50 por ciento o más de los baños en condiciones lamentables, el comedor con problemas por filtraciones de aguas negras y en la higiene en el uso de los utensilios, inutilizados un porcentaje altísimo de las sillas y pupitres en los salones de clases, por no hablar de una posible malversación de fondos, entonces díganme qué es una crisis.

El Presidente Chávez, llegó de Cuba, repotenciado, en ardimiento, cumpliendo 14 años de haber sido electo para transformar a Venezuela de Norte a Sur y de Este a Oeste y recordándonos, de manera figurada, y en su estilo conversador, la llamarada que implica cambiar las cosas. Ardimiento que nos dice de una manera sencilla y poética que los tibios no hacen revoluciones pues cuando el Presidente Chávez nos llamó a la eficiencia, no se refería a aquella que busca refinar los mecanismos de explotación y manipulación del pueblo. No, a la eficiencia que nos llamó el líder de la Revolución fue a aquella que implica transparencia, uso adecuado de los recursos en las áreas más sensibles que benefician al pueblo, honestidad, participación, decisión de mejorar todo cada día, de poder poner la creatividad que significan los poderes del pueblo en función de hacer otro mundo posible.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1797 veces.