Ojo Pelao Camaradas

Otro Teodoro Petkoff a la vista: Luis Fuenmayor Toro

     Quienes hemos crecido en el sector universitario no nos hace falta que nos digan que o cual ministro de educación, ha beneficiado a las grandes mayorías del país, sin embargo, el pueblo desconoce la trayectoria de un personaje siniestro quien tuvo peso estratégico  en este gobierno revolucionario. Se trata de Luis Delfín Fuenmayor Toro, un caballero formando intelectualmente a carta cabal, durante la cuarta república combatió política y retóricamente hablando desde el campo de la izquierda.  Si por algún día me obstinase de este proceso revolucionario, lo mas sano y en nombre de la ética y la moral, cerraría la boca y evitaría los escándalos para no hacer el ridículo como lo han hecho Ismael García,  Luis Miquilena y usted. Este caballero, quien también se desempeñó como Rector de nuestra ilustre UCV, además de coquetear con el gobierno de Rafael Caldera II, al desempeñar un cargo bajo la gestión del ministro de Salud Carlos Walter, en este proceso político, se le encomendó la misión de dirigir los destinos de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, despacho adscrito al ministro Héctor Navarro. Ocupó desde 1999 hasta el 2004 la referida entidad, hasta que se produjo el relevo del Profesor Favio Quijada.  

     La contrarrevolución siempre ha estado clara de su papel dentro del entramado estatal venezolano, y Luis Delfín Fuenmayor Toro, es una ficha de esa élite rancia académica de la cual la derecha hace alarde para erigirse como referente ético ante la diatriba política por la cual atraviesa el país. De su gestión, los universitarios y aquellos que conocemos la dinámica paredes adentro de la universidad, queda el recuerdo de haber sido el hombre que emuló la obra que emprende cualquier tecnócrata –tipo Chicago Boys- al llegar al poder. Sembró cizaña para acrecentar su espacio de influencia en los gremios para manipularlos a su semblanza y colocarlos al servicio de sus artimañas. ¿Conoce usted un grupo denominado Comando Táctico Universitario? ¿Por qué eliminó del camino, después de un cierto tiempo de agitación y denuncias, al desastroso ex rector de la UNELLEZ, Jaime Carrillo? 

     Es cierto usted y el profesor Navarro asumieron el reto del pago de los pasivos laborales entre 1975-1998, pero lo que NO dice usted es que el mecanismo escogido para saldar ese compromiso, dista mucho del esquema asumido por el Profesor Moncada, quién no se dejó imbuir por la perversiones del neoliberalismo salvaje. Recuerdo yo de su accidentada gestión, trabajador universitario que se jubiló recibía unos días después su cheque con el monto correspondiente al esfuerzo por años de servicios. A cambio, usted que sí sabe del negocio, hechizó al alto gobierno para que se honrase la referida deuda con una emisión bonos de la república (denominada VEBONOS), que a la final, se convirtieron en sal dentro del agua. Los empleados administrativos jamás le olvidaran por la aplicación del tabulador y el manual de cargos de las universidades nacionales.  

     Y ni hablar de su santa alianza con la derecha golpista. En un primer instante, el Profesor hace llave con la inefable Maria Luisa Aguilar de Maldonado, contratada por su gestión, para asesorar a las universidades nacionales en la implementación del régimen de prestaciones sociales establecido en la Ley del Trabajo de 1997, inconstitucional según el artículo 92 de la Constitución de 1999. Inclusive tanto Fuenmayor como Maldonado se dieron colita –como dicen los muchachos de ahora-, durante la gestión ministerial del actual diputado Profesor Luís Acuña, en roles de asesores de la OPSU. En un segundo plato, se alió con Giuseppe Giannetto –ex Rector de la UCV- para convertirse en asesores de la Universidad Católica Santa Rosa, de la cual, su hermana Dolores, se convirtió en Vicerrectora Administrativa. ¿Habla usted que el historiador ministro permitió el crecimiento de la educación privada? Por el contrario Profesor Luís, durante el periodo 1999-2004, por cada 30 carreras que aprobaba el CNU en sesiones ordinarias, 18 programas de pregrado provenían del sector no oficial. ¿Qué me dice usted del crecimiento exorbitante de la Universidad Santa Maria cuando estuvo al frente de la OPSU?  
 

     Los pueblos han sido mitigados mas por el olvido que por la violencia, y el venezolano común tiene la particularidad de ser un desmemoriado. Lo que sigue a continuación, forma parte de un aviso desplegado en el diario Ultimas Noticias, por la Contraloría General de la República en el año 2006:  

“ La OPSU , representada por el ciudadano Luis Fuenmayor Toro, (...) en su condición de Director, suscribió dos contratos de Salud con la empresa "Unidad de Servicios GMI, C.A.", el primero de los contratos (...) destinado a la prestación de servicios odontológicos prepagados con vigencia desde el 1ero de Enero hasta el 31 de Diciembre de 2004; y el segundo contrato (...) dirigido a la administración de un fondo de salud para la atención médica del personal empleado y obrero, con vigencia del 1ero de Marzo hasta el 31 de Diciembre de 2004 (…) Por otra parte, el Ministerio de Educación Superior (...) suscribió con la referida empresa... (otro contrato) cuyo objeto y vigencia es exactamente igual al último de los aludidos contratos (…) En lo atinente a los dos últimos contratos mencionados, es conveniente indicar que la Comisión para la Selección de la Empresa Ejecutora del Plan de Salud, correspondiente al lapso Marzo- Diciembre 2004, fue designada por el ciudadano Luis Fuenmayor Toro, (...) actuando como Director del Despacho (E) del MES (...) Asimismo, cabe destacar que la empresa "Unidad de Servicios GMI, C.A.", en un 50% del capital social, para el momento de la suscripción de dos de los contratos y la entrada en vigencia del otro, era propiedad de la "Sociedad Mercantil Inversiones GMI 200, C .A.", en la cual se desempeña como presidente el ciudadano Luis Alejandro Fuenmayor Di Prisco...” – 07/07/2006, Últimas Noticias-.  

     Y a todo este Profesor Luis, no lo voy a perseguir porque disienta del gobierno, pero llama poderosamente la atención que, en sus artículos de prensa, ya no utiliza la coletilla “EX DIRECTOR OPSU-CNU” ¿Eso a que se debe? ¿Le da asco haberse servido de la cuota de poder en el gobierno bolivariano? Por eso digo yo ¡Otro Teodoro Petkoff a la vista! 
 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4676 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Movimiento Estudiantil, Educación

Actualidad

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /educacion/a116048.htmlCUS