Señor Presidente métale el ojo a Agropatria que lo que viene es joropo



Cará… Presidente que gustazo se da uno al oírlo hablar como lo hizo este Lunes 5 de Noviembre, donde nos regañaba a todos los que veíamos su alocución por VTV, por la ineficiencia de unos cuantos y que “Funcionarios Públicos” que están dejando mal parao los compromisos socialistas adquiridos con el pueblo; pero me puse a pensar y caí en cuenta que usted me estaba regañando, porque yo era uno de los que estaba viendo y oyendo atentamente lo que usted decía por televisión. Por cierto será que esos funcionarios oirán o verán sus alocuciones, pues permítame decirle que yo pienso que no, porque ellos son “empleados” que con cobrar quince y último se dan por satisfecho, pero los otros que, como yo, si le paramos a lo que usted dice, incluyendo anécdotas y demás, nos quedamos pegados al televisor hasta que concluya la presentación.

No vale Sr. Presidente, eso es como el profesor que regaña en el salón a los estudiantes que no vienen a clase, como es eso que los que se calan el regaño son los que asisten ¿Será que el profesor pretende que los que asisten a clase les formen un zaperoco a los que no asisten? Si es así de ahora en adelante me verán formándole un zafarrancho a cuanto Ministro, Viceministro y/o funcionario ineficiente encuentre por ahí.

Cará… Presidente mañana mismo me voy a las oficinas de AgroPatria en Cagua y a todo el que me vaya encontrando le formo su peo, porque no puede ser que en lo que va de año uno acude a las tiendas (al menos en la de Turmero) para comprar insumos y apenas hay 3 o 4 tipos de fungicidas, 3 o 4 tipos de insecticida a la vista en los estantes, sabe Ud Sr. Presidente con qué se sale de ahí, con un arrecherón, deberían cambiarle el nombre de AGROPATRIA por AGRORABIA.

Además ocurren cosas insólitas, usted ve varias latas de “HORMICID”, pide una y la respuesta de quien le atiende es “lo lamento pero no se lo puedo vender porque no está en sistema”. Si por casualidad logra enterarse que hay un producto de los que tienen escondido en almacén, después de hablar hasta con el loro y pide que le vendan, por ejemplo, 3 litros que son los que se necesita para emplearlo en 2 hectáreas, resulta que se lo pichirrean y le contestan que sólo puede llevarse 2 litros, bueno que se quede un tercio del terreno sin tratar. Si se le ocurre pretender hablar con alguien quien se supone tiene poder de decisión, lo ponen a esperar hasta 3 horas después de anunciarse y de repente le comunican que no lo pueden recibir, Tremenda Eficiencia se lleva uno de ahí.

Sr. Presidente, envíe uno de esos equipos del nuevo Ministerio, pero que vayan de incógnito, para que constate si lo que aquí relato es cuento, si quieren me contactan y disculpen emplee el portal de aporrea para denunciar, pero es la única vía que nos van dejando, ya que lamentablemente no existe un directorio de sus altos Ejecutivos (Ministro, Viceministros Directores, Gerentes, etc.) de ahí lo imposible conseguir el correo electrónico de cualquiera de ellos.

Al finalizar su alocución casi que busco mis alpargatas que tengo guardadas, pero caí en cuenta y me dije, ¡¡¡epa!!! Pa´donde vas tú, los que van p’al joropo son otros, tú no estás invitado pa´esa fiesta.

¡VENCEREMOS!, al menos mi intención es ¡VENCER!

06/11/2012
Raúl Rosales Marrero
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2805 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /desalambrar/a153763.htmlCUS