¿De quién es la tierra?

¿Del que recibe el financiamiento o de quien la trabaja?

Esta pregunta se la hizo un trabajador del campo (un floricultor que desde hace 3 años decidió alquilar un pedacito de tierra para sembrar rosas) directamente al Presidente del FONDAS, Ricardo Javier Sánchez Niño (también Presidente de Orquídeas S.A.), en la reunión efectuada en el auditorio de Corpoandes- Mérida, este sábado 10 de marzo. Reunión a la que fueron convocados productores de flores de Táchira, Mérida, Trujillo y Miranda.

“¿Cómo hace un productor de flores que -como yo- no tiene titularidad de tierras o que alquiló una tierra ajena porque no tiene recursos para adquirir un lote de terreno y así recibir beneficio como cualquier otro dueño? Le preguntó al representante del convenio ruso-venezolano en esta materia”.

Recordemos que nuestro país, a través de un convenio de exportación de flores que hace meses firmó el Pdte. Hugo Chávez, quedó comprometido en producir y exportar flores a Rusia y Bielorrusia, en un proyecto ambicioso de exportación.

Ahora bien, este pequeño productor siguió argumentando la incógnita que tenía en este sentido, en vista de que a él le ha tocado preparar el terreno, sembrar, regar, desyerbar, fumigar y cosechar sin otra ayuda más que sus manos, ya que no cuenta con los recursos para pagar mano de obra; y con lo poco que ha hecho ha pagado un pequeño porcentaje por concepto de su alquiler, en el lote donde está ubicada la unidad de producción a la dueña.

¿Será que los dueños, quienes ostentan el título de propiedad de los terrenos y que los mantienen produciendo flores son quienes trabajan la propia tierra? Se preguntó…pues bien se conoce de casos (más de un 50% de quienes estaban allí) son dueños, pero no trabajan la tierra. Tienen esclavos, campesinos trabajándolas…mientras ellos reciben el financiamiento.

Y ¿saben amigos, cuál fue la respuesta de este funcionario del FONDAS al camarada floricultor? Le dijo que en su caso particular, ellos le ayudarían a consultar con el INTI para que este instituto le adjudicara las tierras de la dueña…

El productor de flores le respondió que su interés no es arrebatarle la tierra a esa señora, que al menos le tendió la mano para alquilarla. Y que él creía que el socialismo no se trata de eso. Que pensaba que había otras opciones para solucionar ese caso, pero que esa que el propio Ricardo Javier Sánchez planteaba no era la correcta.

Menos, si las tierras son del Estado, ¿por qué no plantearle que el INTI le adjudique un pequeño lote a él, sin tener que quitarles a otros lo que es suyo?

Además, el mismo floricultor le preguntó al Pdte. del FONDAS que por qué permitían que los productores que estaban antes produciendo tomates, pimentón, ajoporro y otros cultivos para la seguridad agroalimentaría, le pasaran una máquina a esa cultivos para luego montar invernaderos y plantar flores, si muchos de ellos no tenían experiencia en este rubro?

Según lo observado en esta reunión con productores, la meta no es implementar el cambio de modelo económico, el socialismo que propone el Presidente Chávez. Aquí de lo que se trata es de montar toda una pantalla de que hay productores que están con el proceso revolucionario y seguir financiando a los mismos poquísimos productores con tierras, con cientos de hectáreas (y que muchas veces se las otorgan a familiares para que sigan pidiendo financiamiento y todo quedó en un mismo grupito, sin permitir que los verdaderos trabajadores se beneficien y mejoren su calidad de vida, fomentando o multiplicando así el esclavismo en los campos).

¿Cómo operaría aquí el socialismo, si el sistema es netamente capitalista? O al menos así lo quieren dejar estos que hoy están presidiendo las instituciones. Porque si de algo quedó claro este pequeño trabajador del campo es que el Presidente Chávez propone una cosa, pero otra muy diferente es la que terminan ejecutando estos funcionarios que se manifiestan “atados” de manos porque (y terminan culpando a las leyes) el marco legal les impide hacer otra cosa.

En realidad, estos señores funcionarios no quieren resolver nada. Ellos sólo quieren resolverse ellos. Quieren resolver a sus amigos y a los que siempre han tenido su vida resuelta y se han beneficiado en todos los gobiernos.

Ejemplo palpable es la historia tan linda y conmovedora de Luís Haddad. Hace varios días apareció un artículo en el diario Correo del Orinoco, donde plasmaba el periodista una conmovedora historia del abuelo Haddad y los cultivos en sus tierras…pero uno se pone a ver, a investigar y a hurgar en los antecedentes de esta gente que llegó al país (oriundos de otros lugares) y “trabajaron” y se hicieron de tierritas por arte de magia, y hoy día son sus nietos y bisnietos los que se benefician con los grandes créditos del gobierno bolivariano y los campesinos de aquí se quedan viendo como pajaritos en grama, buscando pajita par hacer una cama…y aquellos muy felizmente dice que han crecido un 300%...dígame eso…claro, con un ejército de esclavos en los campos, y con su carita de pendejo nos la sigue metiendo, y luego sus palabrotas sobre la revolución y todo ese discurso que les queda muy grande por lo falsos que son, porque en su vida jamás han sembrado nada…¿será que sus trabajadores ganan más del sueldo mínimo? ¿Será que tienen seguridad social y otros beneficios? ¿Será que está dispuesto Haddad a darles un lote de terreno para que ellos soliciten crédito para trabajar ellos para ellos y sus familias? Como Luís Hadad hay varias decenas de dueños en Venezuela. Y pensar que este ciudadano quedó como miembro de la Junta Directiva de la empresa socialista Orquídeas, S.A. ¿Qué tal?

Y los funcionarios que presiden instituciones como el FONDAS quedan ya como simples rimbombantes que repiten que son revolucionarios y que son bolivarianos, pero en el fondo no les importa nada la vida de quien deja sus uñas, su piel tostada bajo el sol y sus manos toscas por el pico y el trabajo en la tierra…

¿Qué sucederá con los verdaderos productores? ¿Será que son los dueños de las tierras que trabajan? ¿Llegarán a ser los dueños de las tierras que trabajan? ¿Quién se queda con el financiamiento?

No nos caigamos a cobas…un dueño con más de 2 hectáreas no las cultiva solo, no produce nada! ¡Humanamente es imposible!

Los campesinos que trabajan la tierra son miles en nuestro país…

TUPAC AMARÚ antes de morir dijo: ¡regresaré multiplicado en miles!

Tenemos razones para creer seriamente que el Presidente del FONDAS está multiplicando en miles a los escuálidos, pues son los de la derecha los que siempre se han beneficiado de las políticas y se siguen beneficiando...quien por tradición siempre ha sido la dueña de las tierras en nuestra América y el mundo.

¡Que viva Chávez! Y que deje de ser ingenuo!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1810 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /desalambrar/a139956.htmlCUS