A propósito de la demarcación de tierras en la Sierra de Perijá

A manera de propuesta, compañeros Rubén Montoya y Santiago Arconada

Montoya y Santiago, distinguidos amigos y hombres del Gobierno del Comandante Chávez; ya que andan de nuevo por Perijá entre tierras Yukpa hoy en busca de una posible solución al problema de la tierra, el despojo y la violencia, quisiera decirles, no sin antes pedirles permiso, algunas breves ideas sobre lo que me arroja 26 años consecutivos de experiencias vividas y estudios desde la Universidad del Zulia en este lar de esta parcialidad indígena Caribe:

Desde la dictadura de Juan Vicente Gómez hasta mediado de la década de los años 80 del siglo pasado el pueblo indígena Yukpa sufrió el despojo de su territorio ancestral plano por parte de los hacendados y campesinos, pero desde la década de los 90 y lo que va de siglo los que resguardaron sus vidas entre las altas montañas de las Sierra de Perijá se ha dedicado lentamente a ir bajando de las montañas y a recuperar las primeras haciendas limítrofe ubicadas en el piedemonte perijanero.

Esta ocupación de haciendas, la mayoría en baja producción, o rescate de sus espacios ancestrales, más que por otras razones de carácter sociales, históricas o políticas se debe principalmente por su crecimiento demográfico, es decir por razones biológicas, de vida, por comportamiento propio animal, mejor dicho, por comportamiento de cualquier ser vivo sea cual sea su status biológico, pues hoy el insuficiente espacio de su hábitat natural en el cual les obligo a retirarse la violencia ganadera decimonónica ya no le permite, no es suficiente, para reproducirse como seres vivos. Según estudios ordenados por el IVIC en el 2008 a uno de los más destacados estudiosos del mundo de la cultura y sociedad Yukpa el Dr. Ángel Acuña, España, afirma que en 10 años (1992-2001) su población a aumentado un 149%, por tal razón necesitan tierras productivas y no los pequeños valles o pendientes menos inclinadas para sembrar, hay agotadas por el exceso de uso agrícola y pecuario.

La propuesta o autodemarcación del pueblo o nación Yukpa de sus tierras, su petición al Gobierno del Comandante Hugo Rafael Chávez Fria es la más pequeña de superficie, incluyendo todas las montañas limítrofe con Colombia y las haciendas solicitadas no llegan a 150 mil hectárea, más si comparamos otras peticiones o autodemarcaciones realizadas por otros pueblos indígenas, como por ejemplo los 3 millones de hectáreas solicitadas por el Pueblo Yecuana o los 9 millones por el pueblo Pemón. Esta propuesta fue levantada conjuntamente con Corpozulia, y aceptada por la primera Comisión Regional de Demarcación, sus coordenadas UTM fueron publicadas en la prensa regional, existe un croquis al respeto.

Considero de acuerdo a nuestra experiencia que esta situación ocupación de tierras originales no tiene vuelta atrás, hoy, mañana o pasado el pueblo Yukpa las rescatará poniendo la sangre de sus mejores hombres y de sus familias, tal como antier en el Tukuko, o ayer en el río Yaza u hoy en el río Negro en la hacienda El Rincón donde hubo 8 heridos, casi todos niños y mujeres Yukpa, hasta cuando más muertos. Los ganadero saben que el único camino es matarse con los Yukpa o que el Estado gobierno le pague según la ley las inversiones realizadas o bienhechurías.

Les propongo que se comience a crear un compromiso de pago de las haciendas ocupadas, comenzando por Tizina y El Rincón, una símbolo de la mayor violencia ganadera, y la segunda donde hoy la Guardia Nacional Bolivariana cuida los intereses de los ganaderos por mandato de una supuesta orden de desalojo por parte de la Fiscal 20 de Machiques Yovana Molero a espalda de la Constitución y la LOPCI “En los procedimientos judiciales o administrativos que pretendan el desalojo de pueblos y comunidades indígenas, el juez o la autoridad competente deberá, desde la declaratoria del inicio del procedimiento de demarcación, hasta el acto definitivo de demarcación, paralizar el procedimiento y abstenerse de decretar y ejecutar medidas de desalojo en contra de estos pueblos y comunidades que, ancestral y tradicionalmente se encuentren dentro de los espacios geográficos sujetos al procedimiento de demarcación del hábitat y tierras indígenas.” (Capítulo 41).  

Tenemos aún grabada la alocución del Presidente Chávez en el Aló Presidente del domingo 24 de agosto de 2008 donde ordenaba a las Fuerzas Armadas proteger a los Yukpa, medir las tierras de los indígenas de inmediato a la Ministra Yubiry de Carrizales y el pago de las bienhechurías y si era necesario el pago del ganado.

Montoya, Santiago y hermano Ministro Carlos Loyo, la historia los absolverá o los condenará, al igual que a la Ministra Maldonado y al Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela Elías Jaua.

(*) Coordinador General de la Sociedad Homo et Natura.

Maracaibo, 7 de septiembre de 2011.      


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2433 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lusbi Portillo *


Visite el perfil de Lusbi Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales



Lusbi Portillo


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Lucha Campesina ¡A desalambrar!


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


US Y /desalambrar/a129770.htmlCUS