La farsa del Juego de Las Celebridades

Esta semana vimos en el marco del Juego de las Estrellas del beisbol profesional, un espectáculo, que trata quizás de revivir aquellos juegos entre Guaicaipuro y Farándula, que organizaba el conocido periodista Juan Vené en décadas anteriores, en aquella Venezuela donde era más apreciada una Miss Venezuela o un artista de televisión que algún científico o político honesto.

Sin embargo de las década de los 60 y 70, incluso hasta inicios de los 80 ha llovido mucho, estamos en pleno 2016, donde muchos ni sabran quien es la actual Miss Venezuela y cual es el cantante que tiene pegado un tema en el Top Ten, sin embargo todos sabemos cuales son los políticos más nombrados en el País en este momento y como va el dólar paralelo.

El martes, el mundo estaba, y sigue estando, conmocionado por el trágico accidente aéreo en el cual lamentablemente fallecieron 76 personas, casi todos integrantes del club brasileño de fútbol Chapecoense, que jugaría la final de la Copa Suramericana en Medellín ante el equipo colombiano Atlético Nacional, oncena donde se encuentra el vinotinto Alejandro “Lobo” Guerra, sin embargo ocurrió el triste suceso que enlutó el mundo del deporte.

Ese día, todos estaban aun con el shock del hecho pero en el Estadio Universitario hicieron ese bodrio, encabezado por el miserable de Lorenzo Mendoza, a quien todos en su alrededor lo único que hacían era jalarle y parejo, los uniformes llevaban la publicidad de la Polar, el estadio, los artistas algunos manejados por el o por personas que el anuncia, artistas que hablan de él casi que a la par de Jesús Cristo, en fin un culto a la personalidad, lo más imperdonable fue que los artistas cantaran y ni siquiera tuvieron la delicadeza de rendir un minuto de silencio a ellos.

Peor aún estaban dos ex capitanes de la Vinotinto de Fútbol (Juan Arango y José Manuel Rey), además del ex NBA Carl Herrera, varios peloteros de Grandes Ligas y artistas que se notaban que era la primera vez que pisaban el estadio y sobretodo que era la primera vez que agarraban un bate y un guante.

Eso sí casi todos, escuálidos como Laureano Márquez, Leonardo Padrón, entre otros, un juego en donde el plástico del ser humano se vio reflejado en un mal juego de softbol, lo peor es que cobraron por ello, cuando más bien debieron haber pagado a las personas para que fueran a verlos hacer sus payasadas.

Vino a batear en un turno Lorenzo, y bueno los idiotas escuálidos gritando la consigna pajúa esa y el se creyó el rey del país en ese momento, hasta dio el hit, luego tomándose foto con todo el mundo, vaya pues el magnate que nos tiene jodidos escondiendo alimentos, robando al País, abriendo empresas en el exterior con capital venezolano es ahora el héroe de la oposición, algunos hasta le decían que se lanzara a presidente, olvidando los casos de Macri en Argentina, de Piñera en Chile y esperando la torta de Trump en Estados Unidos, ¿quién ha dicho que un magnate vela por la vida del pobre?

Entonces no faltaron los más estúpidos en decir, se dan cuenta esa es la alegría con que merecemos vivir en Venezuela la que hace un juego de softbol y cantamos de alegría, vaya comentario, tan bueno usted deduzca la expresión, será que alguna vez disfrutó de un Caracas-Magallanes en alguna de su sede con música incluida posiblemente no, o nunca hizo una parrilla y colocó algún equipo seguramente si pero prefiere encerrarse en el odio permanente que la oposición ofrece.

Ah recordemos que tanto el comandante Chávez como más reciente el presidente Maduro también hizo juegos con grandeligas y las softbolistas, que algunas de ellas estaban también allí por cierto, aunque ellos criticados por los mismos idiotas que salieron a aplaudir el homenaje a Vizquel, que ahora es o no es manager porque algunos palangristas dijeron que no es pero resulta que si es y sigue siendo.

En fin estamos en una Venezuela donde el presidente no se a que gobierna, donde la oposición se basa en la mentira, en destruir y en que uno de sus dirigente fume marihuana y el otro perico mientras disfruta de la compañía de su pareja en un BMW y el pueblo haciendo colas para sobrevivir, así estamos.

Mientras tanto que siga la fantasía en algunos que el resto vivimos la triste realidad y sin saber como salir de ella porque no depende sino de pocos.


gallegobrutoesp@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 647 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /deportes/a237985.htmlC0http://NON-VE CAC = .