Masacre de Yumare: seis delitos imputó la Fiscalía a López Sisco

Henry López Sisco

Henry López Sisco

El ex director de la Disip y asesor de seguridad de la Gobernación del Zulia, Henry López Sisco, fue imputado ayer por los delitos de homicidio calificado, homicidio en grado de frustración, agavillamiento, simulación de hecho punible, uso indebido de armas de guerra y violación de domicilio en el caso de la masacre de Yumare.

El señalado refirió que sólo cumplía con su deber. El Gobernador del estado Yaracuy pidió la privación de libertad. El imputado compareció durante cinco horas.

El ex comisario Henry López Sisco fue imputado ayer por el delito de homicidio calificado y otros siete por su presunta participación en la masacre de Yumare, donde fallecieron nueve estudiantes en manos de efectivos de la Dirección de Servicios de Inteligencia y Protección (Disip).

Según un comunicado emitido por el Ministerio Público, el ex asesor en materia de seguridad del estado Zulia también fue imputado por simulación de hecho punible, privación ilegítima de libertad, violación de domicilio, abuso de autoridad, falso testimonio, falsedad de actos y documentos y uso indebido de arma de guerra.

El acto de imputación a cargo del fiscal 4º de Yaracuy, Omar González, y concluyó a las 2:00 de la tarde, luego que el señalado compareciera por cinco horas.

López Sisco llegó a los tribunales en San Felipe, ayer a las 9:00 de la mañana, junto con un grupo de asesores legales, liderado por Francisco Guedez.

La reapertura de este caso se produjo luego que los familiares de las víctimas presentaran una querella ante el Tribunal Sexto de Control, que fue admitida el 13 de junio de este año, por lo que el juzgado remitió la causa al Ministerio Público para que reiniciara las acusaciones.

Durante el acto también estuvieron presentes las abogadas querellantes Merly Morales y Aramita Padrino, representantes legales de las víctimas, sobrevivientes y familiares de la masacre.

“Cumplía mi deber”

El ex comisario manifestó, a su salida del tribunal, que en aquel momento sólo cumplía con su deber y que se trató de un enfrentamiento con un grupo de irregulares que operaba en ese estado.

“No soy autor ni material ni intelectual de este hecho, me declaro inocente. Es más salí herido en esa oportunidad, no fue que a uno de mis funcionarios se le fue un tiro, eso es falso”, acotó.

Además respondió que sí temía ser privado de libertad por existir peligro de fuga. “Aquí puede pasar cualquier cosa, uno nunca sabe, pero estoy aquí dando la cara, conociendo sobre cuáles delitos fui imputado y los pormenores del expediente. Cada vez que sea necesaria mi presencia por parte del fiscal que lleva el caso estaré aquí en Yaracuy”.

Al respecto el fiscal 4º, que lleva la causa, manifestó que solicitará la privativa del libertad del acusado.

El gobernador del estado Yaracuy, Carlos Giménez, exigió que se dicte la medida privativa de libertad contra el ex comisario. “Confío en que la justicia venezolana dará un duro golpe a la impunidad y hará pagar a López Sisco todos los desmanes que cometió contra humildes venezolanos masacrándolos, vilmente, en lo que fueron los hechos de Yumare, El Amparo y Cantaura”.

A las afueras del tribunal se presentaron familiares de las víctimas para exigir justicia ante la muerte de los estudiantes.

Los manifestantes llevaron pancartas donde señalaban a López Sisco como asesino.

Masacre

La masacre de Yumare ocurrida hace 20 años, el 8 de mayo de 1986, dejó a nueve estudiantes muertos presuntamente a manos de efectivos de la Disip, que era dirigida en ese momento por López Sisco.

Ese día fueron ejecutadas nueve personas, entre ellas una mujer, a los que los efectivos hicieron pasar por grupos paramilitares que operaban en la zona de La Vaca, en Yaracuy.

El día de la masacre fallecieron Luis Rafael Guzmán Green, de 42 años, José Rosendo Silva Medina, de 26, Ronald José Morao Salgado, de 30, Dilia Antonia Rojas, de 43, Simón José Romero Madrid, de 25, Pedro Pablo Jiménez García, de 40, Rafael Ramón Quevedo Infante, de 26 años, Nelson Martín Castellano Díaz y Alfredo Caicedo Castillo, ambos de 31 años.

El pasado 16 de septiembre La Fiscalía imputó a un ex funcionario de la Policía del estado Yaracuy y actual efectivo de la Brigada Territorial de la Disip, Oswaldo Antonio Barico, a quien se le imputaron siete delitos.

Para el 2 de octubre se tiene previsto realizar la exhumación de los cuerpos de Dilia Rojas y Simón Romero. Posteriormente, se hará lo mismo con las otras siete víctimas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8120 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /ddhh/n84215.htmlCUS