El documental "El 27: Yo me acuerdo", es una batalla contra el olvido

Credito: Joel Aranguren

29 Feb. 2016 - Para quien el documental no solo es un oficio, sino una forma de vida, los acontecimientos históricos que, lenta o abruptamente, generan pequeñas transformaciones en la sociedad, son la materia prima, necesaria y fundamental para comprendernos como colectivo.

Liliane Blaser es en este caso quien documenta bajo esa premisa y bajo ese principio ético. El documental El 27: Yo me acuerdo, es el resultado de al menos veinte años de trabajo, retratando y analizando lo que verdaderamente ocurrió durante y después del estallido social llamado "El Caracazo".

El 27: Yo me acuerdo, es la ofrenda y el aporte que Blaser desarrolló como batalla contra el olvido. El documental fue proyectado el fin de semana en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño. Con poemas, cantos, música, testimonios y vídeos de las últimas declaraciones de algunas personas fallecidas en la revuelta, se conmemoraron los 27 años de este acontecimiento histórico y rindieron honores a las víctimas y fallecidos.

GÉNESIS DEL DOCUMENTAL

Blaser explicó que el documental, que tiene como duración 21 minutos, nace a partir de dos películas realizadas bajo su dirección en este género enfocadas en los hechos de "El Caracazo". "El primero fue Venezuela, febrero 27, De la Concentración al Desconcierto realizado con Lucía Lamanna, y que de alguna manera trataba de reflejar y analizar las cosas que habían ocurrido, un poco para romper el silencio sobre la cantidad enorme de asesinados y también para mostrar el real orden de las cosas", explicó la directora.

El segundo fue La otra mirada, "un trabajo hecho con niños, dos años después de "El sacudón", donde éstos recuerdan los hechos y dan opiniones políticas muy interesantes", señaló.

De ambos trabajos cinematográficos nació El 27: Yo me acuerdo, en el que hay cinco personajes fundamentales "Francisca León a la cual le mataron a su hijo de 14 años; Roxaida a quien le mataron a la madre cuando ella tenía 17 años; un muchacho, León Chang de catorce años que analiza las películas y dice cosas sobre ellas; y dos señores, que para ese entonces eran niños, y dialogan consigo mismos en el tiempo", puntualizó la cineasta.

El trabajo fílmico nace con la impronta de "una reflexión profunda de las cosas que ocurrieron y al final hay una parte que se llama La vida, donde tratamos de mostrar que estamos viviendo una situación difícil pero tenemos que salir adelante", aseguró Blaser.

CONOCER EL PASADO PARA JUZGAR EL PRESENTE

La documentalista aprovechó la oportunidad, durante el acto de estreno del documental, de recordar que al menos tres mil personas fueron asesinadas durante las revueltas de "El Caracazo".

La importancia de recordar masivamente lo que ocurrió durante el estallido de 1989 radica en, según la directora, "en conocer nuestro pasado para juzgar nuestro presente. No para perdonar todas las cosas que están pasando con las cuales no estamos de acuerdo, ni con la corrupción ni con la ineficiencia, pero sí para saber y contar con una dimensión de dónde venimos, hacia dónde queremos ir y hacia dónde no queremos regresar. Y esa es un poco la idea del documental", señaló.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2830 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /ddhh/n286578.htmlC0http://NON-VEca = .