Privativa de libertad para dos hombres por robo y agresión contra párroco de iglesia de Caricuao

Por este caso fue imputado un joven de 19 años de edad

Caracas, 19 de enero de 2013) El Ministerio Público logró privativa de libertad para Oliver Pérez (30) y Wilmer Blanco (22), por su presunta vinculación con el robo y la agresión contra el sacerdote Marcos Antonio Robayo Cárdenas (80), párroco de la Iglesia San Martín de Porres, ubicada en el sector UD-2 de la parroquia Caricuao, municipio Libertador del Distrito Capital.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada del pasado martes 15 de enero, cuando dos hombres golpearon al sacerdote y lo despojaron de sus pertenencias.

En la audiencia de presentación, la fiscal 22º del AMC, Ana Acosta, imputó a los dos hombres por la presunta comisión de los delitos de robo, lesiones y agavillamiento, previstos y sancionados en el Código Penal.

En este sentido, el Tribunal 31º de Control del AMC, con base en los elementos de convicción presentados por la fiscal, dictó medida privativa de libertad contra Pérez y Blanco y fijó como sitio de reclusión el Internado Judicial de los Teques.

Vale destacar que por este mismo caso, se encuentra privado de libertad Yonaikel Padrón, por presuntamente incurrir en los delitos antes mencionados.

El citado día, aproximadamente a la 1:00 de la mañana, varios hombres golpearon de manera violenta la puerta de la casa parroquial, lo que hizo despertar al sacerdote y a su sobrina, quienes de manera inmediata sonaron las campanas de la iglesia para alertar a la comunidad.

Minutos más tarde, la situación aparentemente volvió a su normalidad, momento en cuando el párroco abrió la puerta para cerciorarse de tal hecho, sin embargo, fue sorprendido por un joven, quien le solicitó dinero y le propinó una golpiza.

Durante la acción delictiva, los hombres se percataron de que el clérigo cargaba un reloj, el cual le arrebataron y luego huyeron del lugar.

El miércoles 16 de enero en horas de la noche, Padrón fue detenido por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en Caricuao, quienes lo pusieron a la orden del Ministerio Público.

Por su parte, Pérez Briceño y Blanco Lizallo, se entregaron voluntariamente en la mañana de este viernes 08 de enero, en la Unidad de Atención a la Víctima del Ministerio Público en el AMC, ubicada en la avenida Urdaneta de Caracas y en la subdelegación de Caricuao, respectivamente.

Cabe destacar que la prenda robada fue recuperada por los efectivos policiales.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2373 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /ddhh/n221747.htmlCUS