En edificio de la avenida Baralt de Caracas

Ministerio Público logró condena para hombre por violencia física contra su vecina

Credito: Ministerio Público

Además se le inhabilitó políticamente

Caracas, 20 de septiembre de 2012.-Ante los medios de prueba presentado por el Ministerio Público (MP), fue condenado a seis meses de prisión Eduardo Rafael Quintero (49), quien agredió físicamente a una empleada de la Asamblea Nacional, en medio de una reunión realizada el 1° de junio de 2011, en un edificio ubicado en la avenida Baralt, a la altura de Quinta Crespo, parroquia Santa Teresa del municipio Libertador.

Durante la audiencia de juicio, la fiscal 134 del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Joselin Mata, ratificó la acusación contra el citado hombre por la comisión del delito de violencia física, previsto y sancionado en el artículo 42 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La referida norma establece que: “El que mediante el empleo de la fuerza física cause un daño o sufrimiento físico a una mujer, hematomas, cachetadas, empujones o lesiones de carácter leve o levísimo, será sancionado con prisión de seis a dieciocho meses. Si en la ejecución del delito, la víctima sufriere lesiones graves o gravísimas, según lo dispuesto en el Código Penal, se aplicará la pena que corresponda por la lesión infringida prevista en dicho Código, más un incremento de un tercio a la mitad”.

En ese sentido, el Tribunal 1° de Juicio en materia de Violencia contra la Mujer del AMC, una vez evaluados los medios de prueba presentados por la fiscal, condenó a Quintero a seis meses de prisión y las penas accesorias de la presentación periódica ante una instancia judicial, la inhabilitación política y la prestación de servicio comunitario y orientación en materia de violencia de género en el Circuito Judicial Penal de Caracas.

El día del hecho, hubo una reunión del edificio en el que residen Quintero y la afectada por situaciones atinentes a las normas de convivencia. En medio del evento, el ahora condenado realizó constantes interrupciones al derecho de palabra de los vecinos, situación que obligó a la trabajadora de la Asamblea Nacional a pedirle que respetara el orden establecido.

No obstante, el hombre hizo caso omiso de dicho pedimento, se abalanzó contra la víctima y la empujó contra una puerta del edificio, situación que causó lesiones en ambos brazos de la mujer.

De esta manera, la mujer acudió a Unidad de Atención a la Victima del Ministerio Público para interponer la denuncia, lo que condujo a la imputación de Quintero ante la Fiscalía 134° del AMC, despacho que posteriormente presentó la acusación ante el Tribunal 2° de Control, Audiencias y Medidas de esa jurisdicción, instancia que admitió el delito y ordenó el pase a juicio que concluye con la actual condenatoria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3151 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /ddhh/n214573.htmlCUS