La delincuencia en Venezuela

El debate sobre la delincuencia se ha tornado interesante. Varios lectores han escrito que lo reseñado por mi en el articulo anterior son puras excusas de los funcionarios policiales para no actuar.

En realidad no funciona asi. Si la policia hubiese detenido antes, sin flagrancia o testigos, a la banda que asesino a Simon Saez Merida, el Juez de Control o el juez de la Causa hubiesen ordenado la libertad por falta de elementos de convicción, como dice el Fiscal General, y los policias podian haberse metido en un problema por extralimitarse en sus funciones.

Por supuesto que este tipo de situaciones no es nuevo. En el pasado se resolvia con la famosa Ley de Vagos y Maleantes, que era precisamente para eso, para detener a quienes viviesen de vagabundos, sin oficio conocido o a quienes se sabia que eran maleantes, pero no se contaba con las pruebas necesarias. Incluso muchos de ellos eran enviados a las Colonias Moviles del Dorado, en el corazon de la selva guayanesa y en donde una fuga era una sentencia de muerte segura.

Pero esta Ley fue derogada porque el Estado y los cuerpos policiales de aprovechaban de ella para detener, sin juicio alguno, a quienes ellos quisieran, fuesen politicos, enemigos personales o por negocio. Es decir, el concepto no era equivocado, lo era su aplicacion.

Y es que en el incremento de la delincuencia ha tenido mucho que ver la descomposicion de algunas instancias policiales. El mas publicitado ha sido el caso de los hermanitos Fadoul. Pero en lo personal he conocido muchos casos. Por ejemplo, un amigo fue secuestrado por una banda, que en su opinion, por el lenguaje y la actuacion eran funcionarios policiales, y no fue liberado hasta que su esposa retiro de sus cuentas bancarias, incluyendo las de sus empresas, todo el efectivo disponible, que esa banda conocia hasta en el mas minimo detalle. Otro caso que oi fue el de un supermercado en el Valle, creo que se llama Criollitos, que se le sustrajo una caja fuerte, o el de descuartizamientos en paraje algo solitarios de vehiculos robados.

Casos como esos hay muchos y nadie dice nada. Nos hemos convertido en el pais de los tres monitos: “Yo no oi nada, Yo no vi nada, Yo no hablo nada”

Precisamente, conocedores del tremendo impacto negativo que puede causar la descomposicion de los cuerpos policiales, es que el imperio concibio y ejecuto un maquiavelico plan para infiltrar cuerpos policiales a traves de sus miserables lacayos.

De lo anterior me di cuenta cuando me entere de la muerte, en circunstancias sospechosas, de un profesional de la psicologia, amigo de un familiar, que habia expresado dias antes del “accidente” en el que fallecio, su temor por perder la vida, ya que habia recibido amenazas para que aprobara el ingreso en la Policia Metropolitana, en donde trabajaba en el area de evaluacion, de muchos sujetos que el consideraba no aptos psicologicamente.

Si a esto le sumamos la denuncia del alcalde Barreto del descubrimiento de la desaparicion en los tribunales de expedientes penales de policias metropolitanos, es claro que la infiltracion de delincuentes en esa policia no ha sido producto de la casualidad. Hay que tener mucho poder, y estar muy seguro de el, para manipular expedientes en tribunales o amenazar impunemente a profesionales. Eso no es obra de delincuentes comunes, eso es delincuencia política o delincuencia imperial. Y es que para el imperio la vida no vale nada (la de los demas)

Es necesario afrontar decididamente esos canceres en los organismos de seguridad. Pero no estoy de acuerdo que sea a traves de la promocionada Ley de Policia Nacional. Porque, si ha sido utilizado el espiritu de cuerpo de algunos de ellos para bloquear investigaciones, a pesar de ser locales o municipales, (y lo vimos en el caso Fadoul) como se podra investigar a una superpolicia todopoderosa? Quien se atreveria a denunciar? Para mi esa propuesta es estalinismo puro.

Creo mas bien que una solucion mas practica seria crear una instancia similar a la Fiscalia General o la Contraloria General, destinada a controlar los cuerpos de seguridad, que, por ejemplo, seleccione y entrene al personal de dichos organismos, que establezca sus normas y procedimiento generales, que supervise su funcionamiento y que canalice y no deje en el limbo las denuncias de los ciudadanos, etc, etc.

Su titular seria electo por la Asamblea Nacional, y a ella responderia, lo cual haria a esa instancia impermeable a presiones o amenazas de algun funcionario o grupo de funcionarios de afuera o de adentro de los organismos policiales.

HAY QUE TENER MUY CLARO, QUE EL EJERCICIO DEL PODER SE PRESTA A QUE PERSONAS INESCRUPULOSAS LO UTILICEN PARA SU PROVECHO PERSONAL. ALLI NACE EL CANCER DE LA CORRUPCION, QUE SOLO SE MATA CUANDO SE ESTABLECEN RIGIDOS MECANISMOS DE CONTROL. SI NO EXISTEN, LA CIUDADANIA QUEDA INDEFENSA.

Y esto es a cualquier nivel. Por ejemplo, vease el caso de las acusaciones de derribo de joyas arquitectonicas y de cambios de zonificacion en Chacao para construir edificios comerciales o el de la construccion de una inmensa mole habitacional privada enfrente de la Iglesia de San Jose del Avila, en las narices del TSJ, que rompe con toda la hermosa armonia visual de la zona. Para mi, quienes aprueban este tipo de obras, no solo no quieren a la ciudad, sino la desprecian. En un pais en donde algunos han hecho del “cuanto hay pa´eso” una religion, a uno no le queda sino recelar del origen de esas autorizaciones.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 41994 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ddhh/a23456.htmlCUS