¡Cese la impunidad en el país!

Raúl Leoni y la sombra de sus crímenes

El pasado 26 de abril se conmemoró un aniversario más del nacimiento de uno de los asesinos más connotado de la democracia representativa. Se trata de Raúl Leoni, quien gobernó el país durante el período 1964-1969. Bajo su mandato se institucionaliza la violación sistemática de los Derechos Humanos en Venezuela, creando la figura del desaparecido cuyo fin consistía en crear terror en la población, lograr la desaparición física de los revolucionarios y debilitar a las organizaciones políticas de izquierda.

El presidente social-demócrata aplicó las directrices del Plan de las Américas, diseñado por Estados Unidos para contrarrestar las protestas en el continente. Con él, se inaugura en Venezuela y en América Latina la política de Estado de Desapariciones Forzosas, convirtiéndose su gobierno en uno de los más sanguinarios que ha padecido la sociedad venezolana a lo largo de su historia.

Para el periodista José Vicente Rangel, el método despiadado de las desapariciones forzadas ni siquiera fue empleada por Rómulo Betancourt, quien se prodigó en el ensayo de una variada gama de recursos represivos orientados a eliminar al adversario político, segregar ideológicamente y quebrantar la organización de las fuerzas revolucionarias. La desaparición corresponde en propiedad al régimen de Raúl Leoni; su gestación hay que buscarla en el progresivo debilitamiento del poder civil y en la hipertrofia de la actividad militar durante esta etapa (Rangel, José, 2004, p.89)

La lista de desaparecidos durante su mandato es interminable pese a que ofreció durante su campaña electoral hacer un gobierno de “Paz Democrática”, una vez asumiera la presidencia. Sin embargo, no fue más que una promesa para un electorado ingenuo. Leoni, se consagró como un gran asesino, cumpliendo con las directrices del Departamento de Estado Norteamericano y las orientaciones del comando sur del ejército de ese país, los cuales se proponían erradicar a los movimientos insurgentes y revolucionarios en Venezuela, América Latina y en el globo terráqueo.

El diario El Nacional, el día 27 de septiembre de 1964, recoge la declaración emitida por el mandatario social-demócrata, en un acto militar donde expresa de forma abierta que la misión de las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) consistía en aniquilar para siempre la subversión comunista en el país.

Dejó un saldo de centenares de hogares enlutados, asesinando no sólo a combatientes de la lucha armada, sino también a estudiantes, obreros, campesinos que profesaban ideas adversas a su gobierno.

El destacado investigador Pedro Pablo Linares, en su obra Venezuela Insurgente 1959-1969, sostiene que desde el mismo día que asumió la presidencia, activó los llamados Teatros de Operaciones (T.O) en todo el territorio nacional para aterrorizar a la población campesina, dejando como resultado un alto saldo de detenidos, procesados militares, fusilados, torturados, desaparecidos, exiliados, asesinados políticos de todo tipo , al igual que los campesinos expropiados de sus tierras por la alianza ejército-terrateniente ocurriendo los desplazados en masas desde las zonas de represión por parte de las Fuerzas Armadas Nacionales. (Linares, 2012:p.196)

Es inconcebible que en nuestro país aún existan urbanizaciones, parques públicos, plazas, etc; que lleven el nombre de este genocida, quien sentó cátedra en América Latina en materia de violación de Derechos Humanos.

Su imagen durante muchos años construida por las grandes corporaciones de comunicación lo presentaron ante la sociedad venezolana como un gran estadista y un mandatario bonachón, escondiendo su verdadera naturaleza criminal y antidemocrática.

Hoy exigimos castigo y cárcel para todos los asesinos que andan caminando tranquilamente por las calles del país, le hacemos un llamado a la Comisión contra El Silencio y El Olvido para que agilicen las investigaciones y cumplan con la impostergable tarea de hacer justicia con los hijos del pueblo que ofrendaron sus vidas por la siembra de la patria nueva, socialista, libre y soberana.

Listado de algunos dirigentes asesinados y desaparecidos durante su mandato



Fabricio Ojeda y Alberto Lovera, asesinados por la represión adeca de este Gobierno, continuamos con Alejandro Tejero Cuenca, Cesar Burguillos, Félix Farias, Antonio Díaz, Alberto Rudas Mezones, Cornelio José Alvarado (Niquita), El Chema Saher, Pedro Centeno Gómez, Esladía Vásquez y Juan Pedro Rojas Mollejas, Carmelo Mendoza, Juan Antonio Devides (AD), Heriberto Jiménez (URD), Humberto Arrieta y Aquiles Hernández.
Desaparecidos: Argimiro Gabaldón, Los Hermanos Andrés y José Pasquier, Víctor Ramón Soto Rojas, Trino Barrios, Donato Carmona, Felipe Malaver, Nicolás Hurtado Barrios, Toribio García, Alejandro Tejero, Pedro Manuel Centeno Gómez, Esladia Vásquez, Cornelio Alvarado, César Burguillos, Roger Zapata, Octavio Romero, Rubén León Rodríguez, Rafael Venancio Álvarez, Trino Barrios, Jeremías Barrios, Rafael Ladera, Felipe Quintero Padura, Heriberto Cartagena, Iván Peña, Manuel Ponte Rodríguez, Argelo Reina, Miriam Barreto Merchán, Juan Chacón Lanza, Omar Vásquez, Víctor Márquez, Luís Tineo Gamboa, Luís Juan Lezama, Juan Francisco Lugo, Rinder Colinas, Miguel Noguera, José Mendoza Ovalles “chino”, Bartolomé Vielma, José Miguel Rodríguez, Antonio Brione Montoto, Hugo Daniel Castillo, Luís Hemiro Arrieta, Iván Moscoso, Félix José Farias Salcedo, Alejandro Tejero, Trina Urbina, Raúl Rubio, Julián Camacho, Dora González, Elpidio Padovani, Arturo Angarita, José David de la Rosa, Carlos Navoa Guerrero, Omar Ramones Romero, Orlando Medina, José Damián Ramírez Labrador, José “cheito” Yépez, Carlos Luís Hernández, Armando Rosales, Guillermo Lapp, Ibrahin Villasmil, Leopoldo Salazar, Jesús Pérez, Félix Adams, Alejandro Tejeira, Enrique Rivero Muñoz, Leonardo Quinta, Eloy Francisco Pérez Silva, Eleazar “loco” Fabricio Arístigueta, Luís Fernando Vera Betancourt, Pedro Cabrera Torres, Concepción “conchita” Jiménez, Eduardo “el gago” Jiménez, Cristóbal Campero, Plinio Rodríguez, Cariote Agreda, Eduardo Mijares, Felipe Malaver, Lino Arcadio Martínez, Jesús Marques Finol “motilón”,César Ríos, Ricardo Navarro, Ramón Villaroel, Miguel Ángel Guerrero, Miguel Ángel Guerra Léidenz, Iván Daza, Pío Gil Mendoza, Carmelo Mendoza, Héctor Rodríguez Armas, Enrique Acosta, Luís Días, Ricardo Castro, Julio César Rodríguez González, Luís Enrique Losada (Baños), Guadalupe Torres, Rosa Alvarado, Manuel Sánchez, Jesús Elías Vásquez, Alonso Hernández, Teodoro Morán, Juan Camacho, Enésimo Mendoza, Silverio Puerta, Benjamín Montilla, Pedro Callegas, Tomás Toro, Beltrán Liberón Lucena, Timoteo Colina, Alvarado Candelario Castillo, José de los Santos Reyes, Maria Cobis, Teodosio Arcaya, Túlia de Cordero, Nelson Rafael Coronado, Quintín Chirinos, Roseliano Colmenares, Rafael Ortega, Cipriano González, Luís García Ausejo, Pedro González, Rafael Urdaneta, José Anastasio Alvarado, Juan Bautista Ollarves, Pablo Márquez, Ramón Arguello, Domingo Pérez, Guadalupe Polanco, Alfonso Uzcátegui, Pompeyo Medinas, José Valentín Chirinos, Enrique González, Víctor Rodríguez, Francisco Quiñónez, Arnaldo Bello, Rufino Terán, José Quiriife, Omar José Mendoza, Delfín de Jesús González, Tomás Romero Ceballos, Dionisio Pérez, Franklin Hidalgo, Nelson Ramón López, Isidro Escalona, José Felipe Alvarado, Matías Colmenares, Rubén Alvarado, Antonio Rojas, Antonio Mercedes Jiménez, Emilio Pérez, José Antonio Devides, Alirio López, Juan José Soto, Micolas Sánchez, Bernardo Soto, Juan Bautista Sivíra, Cipriano Yépez, Evangelista Goyo, Soleima Goyo, Baudilio Goyo, Oberto Zárraga, Octavio Romero, Manuel Antonio García, Pablo Márquez, Manuel Estrada, Domingo Peraza, Juan Bautista Sánchez, Rigoberto Escalona, Manuel Chirinos, Remigio Rodríguez, Manvel Antonio Aguilar, Francisco Encarnación Castillo, Martín González, Marcos Claudio Carmona, Rubén Ávila Torres, José Luís Herrera, Rufo Terán, Ramón González, Macario Vizcaya, Omar José Mendoza, Jesús Maria Vásquez, Rufino Angulo, José Rodríguez, Buena Aventura Orellana, Isidoro Escalona, Arnaldo Rafael Fernández Guerrero, Dionisio Rodríguez, Matías Colmenares, Rafael Venancio Álvarez, Abilio López Cedeño, Rubén León Rodríguez, Pablo Moreno, Tc. Rafael Clemente Pacheco Ochoa, Gabriel Ardancia, Billo Iturbe, Rafael Antonio Briceño, Fedor Reyes, Saúl Enrique Ojeda, Raimundo Quero, Rogelio González, Carlos Martínez Ruíz, Iván Benítez, León Dávila, José González Rosas, José Teolindo Cordero, José de Jesús Maya, Fernando Lugo, José Miguel Rodríguez, José Antonio Rodríguez, Eugenio Riera, Freddy Enrique Leal, Horacio Daniel Castillo, José Ramón Ortega, Pedro Cabrera Torres, Rafael Lares León, Carlos Mendoza, Leonardo Enrique Pérez, Leonardo Quintana, Nelson Castellanos, Primitivo Salazar, José Luís Montero, Nicolás Beltrán, Alberto Alvarado, Nelson Ruiz, Melvín Marín Sánchez, Víctor Quiñónez, Luís Hernández, Luís Días, Toribio García, Víctor Márquez, Joel Linarez, Iván Moscoso, Pedro Manuel Centeno Gómez, Valentín Villasmil, Raúl Castro González, Arcadia Pérez Maldonado, José Gregorio Suárez, Arcadio Pérez Martínez y Carlos Guillén Rodríguez.

¡Honor y Gloria a todos los caídos durante la democracia puntofijista, por regar su sangre por la libertad y emancipación de nuestro pueblo!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2822 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ddhh/a164911.htmlCUS