Esa cosecha se perdió

Qué más se puede esperar de unos seres forrados de billetes mal habidos, mentes retorcidas por el ocio y su fácil vivir, que un vandalismo desatado.

Una urbanización de clase media cualquiera, con su panadería, su farmacia, su ferretería, su automercado; especulando, robando a diestra y siniestra. Sus dueños, con sus malas mañas y con sus esclavos, la mayoría colombianos y peruanos, que son explotados, pero les sirven arrodillados.

Vecinos y residentes sonrientes. Les acaban de clavar otra estocada, robándoles continua y descaradamente, pero eso es chévere, pobrecitos ellos, los dueños de esos negocios tienen que vivir, además son los aupadores del desastre; por lo tanto, quedan eximidos de toda culpa.

Con una población así, que se compromete y complace con el que les roba, que sale en cambote e histéricamente a votar por los vándalos, dándole poder a los delincuentes, no solamente son sus aguantadores, si no sus cómplices, conformándose así esta indiferente parte de la sociedad.

Mala yerba

Toda una poesía de lúgubres palabras es la bancada oposicionista de la Asamblea Nacional. Esa miseria humana que se retuerce en el odio, produciéndole una ira incontrolable, almas hostiles que no dan descanso a sus perversidades y con crueldad arremeten contra todo lo que les huela a pueblo.

Así transcurre cada sesión, sus rostros denuncian la borrasca que llevan por dentro, deprimente infierno de sus almas retorcidas, que se sienten reivindicados cada vez que producen daño; como un ejemplo de tantos, la mueca de gozo de una de ellos ante el atropello cobarde, inmisericorde y criminal, a un señor adulto mayor, a quien le arrancaron su marcapasos,que pudo haberle ocasionado lo peor, durante el show montando por los neofascistas en la Embajada de Cuba. Ésto no se puede seguir tolerando.


Los conocemos, y clamamos por justicia. JUSTICIA PARA LOS CULPABLES DE TANTAS Y FRECUENTES ATROCIDADES.

El pueblo espera por la Justicia institucional. Pudiera ser que de tanto esperar para cuando llegue el mandato legal… No es amenaza, es una alerta Y no es lo que queremos.

¡NO A LA IMPUNIDAD!!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1749 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /ddhh/a159749.htmlCUS