¿Se desataron los demonios?

Se acerca en 10 de enero y los ánimos escuálidos revolotean como alas de pájaros desesperadas por obtener su presa, al parecer les causa resquemor que la continuidad de nuestra revolución se de con la mayor normalidad y que a pesar del "Paro Cínico" que ellos convocan para revivir episodios del año 2002, el pueblo se halla apropiado de un concepto llamado Chávez y una opción de vida llamada revolución bolivariana.

Tal ha sido el desespero opositor que los comerciantes vuelven al juego del esconder los alimentos necesitados por el pueblo, para crear molestia y angustia provocada supuestamente por el gobierno o al menos eso es lo que dicen los comerciantes, curioso que justamente el 2 de enero halla salido a los anaqueles el harina pan y otros productos a la venta para hacernos creer que la polar y otros distribuidores salieron a despachar un primero de enero.

Claro está que eso de "Eficiencia o Nada" ha servido en algunos sectores y en otros ha escaseado, por ejemplo el preguntarse ¿donde esta el INDEPABIS fiscalizando los comercios de la Gran Caracas y el resto del país? no es posible que los comercios hayan vendido aparatos electrónicos, textiles y alimenticios en el mes de diciembre y en lo que va de año, al precio que les de la gana sin que se haga presente el puño de hierro en el que el pueblo cree.

Claro que necesitamos a Chávez, claro que necesitamos que nuestro comandante los siente a todos y pregunte como salón de escuela ¿quien tiró el taquito? hasta cuando el pueblo sufre las consecuencias de la ineficiencia de parte y parte y evita la auto critica para no causar problemas.

Claro que hace falta Chávez para que ponga un parao en la subida exagerada de un dolar paralelo del que somos víctimas en el pueblo, pero revisemos CADIVI, FINANZAS y entes competentes en el control y cambio de la moneda extranjera, preguntemos como es que un TLF de 200 $ aquí en Venezuela nos vale 8000,00 Bs. o el famoso teléfono de la manzanita que tiene un valor de 742,00 $ que significa al cambio 3190,60 Bs. lo podemos ver en una pagina web que se dedica a la venta libre de productos en 21,000 Bs que serian casi los 5000,00 $, es decir un aproximado de 8 veces su valor normal, lo mismo sucede con videojuegos, linea marrón y linea blanca que se suman a esta larga lista de productos que el pueblo adivina donde están mas económicos para poder adquirirlos, aunque estén perdiendo hasta 8 veces el dinero por un producto.

Si le preguntamos a los comerciantes ¡No hay materia prima, culpa del gobierno! y si le preguntamos al gobierno, aquí nos quedamos sentados esperando una respuesta coherente que nos vuelva a hacer confiar en su táctica y estrategia para atacar este flagelo que a muchos nos tiene ahogados.

Mientras tanto es el pueblo el que sigue sufriendo todas las consecuencias y con más ansias esperamos el regreso de nuestro Comandante para que !mande a parar!

Pasajes a la Guaira desde 20,00 en adelante y sin control de ello, comerciantes en la playa que no pagan impuestos y venden más costoso que un restaurante y encima de ello te cobran el 10 % sin presentar la respectiva factura que esto amerita.

Es decir se desataron los demonios y no hay quien los meta en su jaula o los termine de acabar, definitivamente ahora tenemos conciencia, tenemos las ganas de mejorar las cosas, haciendo controlaría y más controlaría, esperanzados de que esto en algún momento funcione y tengamos a Chávez apretando el alicate a esta oligarquía que nos ahoga y que muchas veces se encuentran dentro de nuestras filas.

Como dice el profesor Vladimir Acosta " Este debe ser un año de Combate, de batallas y de victorias contundentes"

y así debe ser, la oposición sigue brincando del timbó al tambo sin saber que hacer, se muerden entre ellos, mientras nosotros permanecemos organizados y firmes con el Presidente, pero se hace una gran necesidad que la protección al pueblo se de en todos los escenarios.

Mi final no puede ser otro que preguntarles

¿Hasta cuando permite el pueblo?

¡Es hora del Combate!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1394 veces.

Comparte en las redes sociales