El amargo fruto de un modelo totalmente irracional

De nuevo el dolor y el llanto se hacen presentes en la sociedad estadounidense.Ya se ha hecho una lamentable y desoladora costumbre el ataque de algunos de sus ciudadanos contra quienes inocentemente comparten con ellos sus vidas en escuelas,universidades,centros comerciales, y sitios de trabajo.

Creer que son casos aislados y fortuitos es creer demasiado.Algo esta sucediendo en la psiquis del ciudadano estadounidense que lo lleva a cometer los actos mas abominables contra su propia especie.Contra sus propios vecinos y hasta contra sus propias familias.

No me voy a callar porque algunos piensen que este no es el momento de un ataque político contra su sistema y su estilo de vida.No me voy a callar porque al igual que los que han muerto tambien soy humano.Y lamento profundamente lo que ha sucedido.Especialmente porque fueron niños de entre cinco y diez años de edad los que han recibido las balas.

Una sociedad dividida que pide a gritos que desarmen a los mas de noventa (90) millones que poseen aproximadamente unos dos cientos millones de armas.Y otra que se ha hecho inmensamente rica con el "negocio".Una que aboga por el "derecho" a la defensa y otra que aboga por el derecho a la vida.Una que busca la seguridad de forma individual y otra que propone la seguridad para todos a cualquier hora y en cualquier lugar.

No se diferencia mucho del problema que hemos heredado de un sistema y estilo de vida similar en nuestra propia sociedad.Fruto de las mismas concepciones y visiones de un mundo elitesco en donde la la pena y el dolor no logran traspasar los altos muros de concreto,o los sistemas muy sofisticados de alarma,ni siquiera las barreras humanas que compran y que les sirven de escudo a sus espaldas mientras las espaldas de sus pueblos andan descubiertas y expuestas a una crueldad que ellos mismos sostienen y mantienen para su propio beneficio.

A Connecticut le ha tocado hoy,como a nosotros nos puede tocar en cualquier hora y lugar.

La diferencia entre ellos y nosotros es la esperanza que todos hemos puesto en un nuevo modelo social que cambie el objetivo de la vida.Que ya no puede ser solo la satisfacción material a costo de lo que sea y como sea.

Inclusive a costa de la vida de unos niños.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1506 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /ddhh/a156046.htmlCUS