Démosle una amnistía a la impunidad

Fue hace 3 años cuando el Comandante Chávez y en el marco de la derrota que nosotros mismos nos propinamos en la consulta popular para la reforma constitucional de ese año, digo “nosotros mismos nos propinamos” porque fuimos nosotros mismos los que cargamos con la derrota por mantener en algunos cargos clave del aparato estatal –como todavía lo estamos haciendo- a funcionarios que tienen de revolucionarios lo que quien suscribe tiene de ingeniero nuclear, pero eso es parte de otra discusión.

La cuestión es que hace tres años un grupo de venezolanos resultaron beneficiados por un decreto presidencial que según palabras del Comandante buscaba: “demostrar de que queremos la paz y que haya fuerte debate político y social pero en paz”. En aquella oportunidad los beneficiados fueron los responsables de: la redacción y/o firma del decreto del gobierno de facto de 12 de abril de 2002, las tomas violentas de las gobernaciones de Mérida y Táchira durante el golpe de 2002, la privación arbitraria, violenta e ilegítima de libertad de algunos funcionarios del gobierno durante el golpe de estado, algunos implicados en los sucesos de puente Llaguno (que no fueron los camaradas que gallardamente defendieron a los militantes del proceso que se atrincheraron en ese lugar y que aún después de demostrar sobradamente que disparaban contra francotiradores de la Policía Metropolitana, los medios de comunicación que auparon ese golpe y hoy promocionan esta amnistía los siguen tildando de “pistoleros de Puente Llaguno”), por los actos de piratería cometidos por la gerencia “meritócrata” de pdvsa durante el criminal sabotaje de Diciembre de 2002, por la toma violenta de Vtv en el golpe, así como otros actos relacionados con delitos de rebelión civil cometidos hasta el año 2007, que no resultaran delitos de lesa humanidad y que por supuesto, los potenciales beneficiarios no hubiesen huido del país, como en efecto hizo la mayoría de ellos..

Recuerdo que muchos “analistas” comenzaron a ventilar la hipótesis de que ese indulto era un gesto de un Chávez acorralado por la derrota propinada en el referéndum realizado en aquel año, que no era un gesto de buena voluntad, sino una estrategia política para “engatusar” nuevamente al pueblo y hacerle creer nuevamente en el llamado al dialogo y a las 3R (las cuales quedaron en el olvido….) que en ese momento el presidente lanzó ante la opinión pública.

Recuerdo que muchos de los que defendemos este proceso, pese a sus grandes debilidades nos cayó, no como un balde de agua fría, sino como un tobo con cincuenta panelas de hielo, aquella decisión de perdonarle esos delitos a un montón de traidores que por demás han seguido conspirando y hablando mal de Venezuela y su gobierno cuando tienen oportunidad.

Pensaba en la memoria de los que cayeron abatidos defendiendo este proceso en Abril de 2002, en los que sufrieron las consecuencias de aquel sádico sabotaje petrolero de diciembre de ese mismo año, en aquel conductor de autobús en Maracay -en Diciembre de 2002- que fue víctima de unos opositores envenenados por los mensajes transmitidos a diario por los medios de comunicación, siendo depravadamente entrevistado por una “periodista” de RCTV cuando veía como se le quemaba su autobús al tiempo que le preguntaba: y por qué se lo quemaron señor?, por qué se lo quemaron señor?, por qué se lo quemaron señor? por qué?, en tanta gente que ha sufrido, tantos que han ofrendado su vida para que con solo una firma unos delincuentes falta de cojones, como aquella magistrada que después tuvo un altercado mediático con carmona el breve cuando éste la acusó de ser corredactora del decreto del golpe; puedan seguir conspirando en contra del pueblo. Pensaba también en aquellos compatriotas de la oposición que han caído engañados por esta pila de bandidos que jamás han asumido su responsabilidad.

Hoy nos encontramos nuevamente ante una maniobra por parte de los sectores opositores y presuntamente apoyada por algún sector del gobierno que, con el pretexto de que para dialogar y lograr la paz del país hay que perdonarles los delitos a delincuentes como: el presunto violador Nixon Moreno, la presunta “asesina intelectual” y palangrista de Patricia Poleo, el presunto ladrón de Manuel Rosales, los presuntos militares rebeldes (o payasos rebeldes) de la plaza Altamira, los presuntos forajidos de Pedro Carmona, Juan Fernández, Edgar Paredes, Carlos Ortega, Oscar Pérez, la jueza tarifada de la afiuni (con su último show….); y toda esa “pléyade” de asquerosos bandoleros apátridas que conforman “el exilio venezolano”, hay que reconocer que desgraciadamente y producto de los quinta columnas que tenemos en nuestras filas algunos de ellos, como Didalco Bolívar astutamente lograron “comprar” su libertad a costa de regresar al país para hablar pendejadas de la oposición.

Según algunas informaciones que circulan en medios de comunicación nacionales e internacionales, sobre la posibilidad de que se le conceda una amnistía a todos estos personajes (http://www.elmundo.com.ve/noticias/actualidad/politica/chavez-recibira-lista-de-presos-y-exiliados-para-d.aspx), me pregunto si dentro del gobierno, los que están a favor de esta medida (incluyendo al comandante, si en realidad él también lo está) no se han detenido en pensar la profunda decepción que van a causar en las filas bolivarianas y en aquellos que tal vez no apoyen a la Revolución, pero están conscientes de que los actos que cometieron estos criminales DEBEN ser castigados. No se han detenido en los mas de veinte mil millones de dólares que perdió el país por el sabotaje petrolero de Diciembre de 2002, en las víctimas desatadas por la represión de la dictadura instaurada el 11 de Abril de 2002, en la forma como se mancilló el honor de una mujer policía en Mérida, así como el de una de las mas prestigiosas universidades del país al regalarle el título a un cobarde que se refugió “en la casa de dios”, que sentirán los que estudiaron en esa universidad al ver como las autoridades de esta casa de estudios cometían tan írrito y vergonzoso acto –transmitido en cadena nacional por Globovisión, por cierto-, cuando la mayoría de ellos sudaron su título y son profesionales con una sólida formación y principios? Es que no hay en la alta dirigencia revolucionaria memoria y dolor por lo que hemos enfrentado y logrado en estos 14 años? Es que como las víctimas de estos criminales actos no tienen cobertura mediática y no pueden viajar a Europa y los EEUU a hablar guevonadas como lo están haciendo algunos voceros de partidos de la derecha para que liberen a estos delincuentes entonces, simplemente no importan? Así es como vamos a honrar la memoria de quienes han dado el pellejo no solo por la Revolución, sino también por el país y por quienes ha pesar de que no manifestaron simpatía por nuestro proyecto y engañados, también dieron un paso al frente creyendo de buena fe en las convicciones que les vendieron; transándonos con quienes fueron sus verdugos?

Es que no basta con la titánica tarea que tenemos todos de hacer realmente eficiente la administración pública, corregir las desviaciones, hacer mas dinámico el aparato estatal y adecentar nuestra Revolución de tanto dirigente oportunista y ladrón que tenemos, sino que además vamos a tener que enfrentar nuevamente a todos estos tarifados, traidores a la patria y enemigos jurados del pueblo? Amnistía para qué entonces…….?

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1665 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Gómez Muñoz


Visite el perfil de Juan Gómez Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ddhh/a155549.htmlCUS