Rosita y la Justicia Venezolana

Es un principio universal del derecho penal que todo mundo se considere inocente hasta que se demuestre lo contrario, es igualmente un derecho que le asiste a Araya, alias “Rosita”. Sin embargo, resulta un tanto extraño que alguien que es acusado de delitos tan graves como ayudar a un peligroso líder del crimen organizado a escapar de una cárcel venezolana, de pertenecer a un grupo de secuestradores encubiertos en una red de prostitución V.I.P.,

Y que ante dicha acusación se haya negado a presentarse ante la justicia para luchar por su inocencia, sino que al contrario buscó evadirse creando una suerte de show mediático en twitter, dirigiéndose incluso al Presidente de la República, denunciando complots políticos en su contra, y que sólo se haya logrado ponerla a derecho a través de un operativo de inteligencia policial en Carabobo que dio con su captura, ahora, 24 horas después, goce de la prerrogativa de libertad condicional, con semejante antecedente de evasión, imponiéndosele una fianza que para cualquier grupo del crimen organizado resulta irrisoria, mientas que un grupo jóvenes en Maracay son apresados sin formula de juicio alguna, esperando una audiencia de presentación por meses, para luego ser declarados inocentes, sin que sea posible devolverles los meses de vida perdidos.

¿Qué se puede opinar al respeto? ¿Cuál es la diferencia entre ambos casos? Saque usted sus propias conclusiones.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2396 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ddhh/a153412.htmlCUS