¿Por qué el pueblo elige a sus verdugos?

Con el respeto que merecen mis lectores, el resto de la ciudadanía de mi País y el resto de los habitantes humanos del mundo, líderes políticos o no, siempre me he preguntado ¿Por qué el pueblo elige políticamente a sus verdugos?; la respuesta a esta interrogante es bien difícil de obtener, pues son muchas las variables a investigar, para el cual se deben consultar a diversos profesionales especialistas en: Psicología, sociología, economía, politología, abogacía, pedagogía, historiadores, periodistas, entre otros.

Leyendo los criterios de  (Bourdieu, 2000) "la juventud y la vejez no están dadas, sino que se construyen socialmente en la lucha entre jóvenes y viejos" y luego el enfoque anónimo referido a que:

"El Victimario es aquella persona que le inflige un daño o perjuicio a otra en un momento determinado (quien pasa a ser, por oposición, la Víctima de la acción). Si bien este término puede ser usado para referirse a cualquier persona responsable de cometer un delito, está generalmente relacionado con los conceptos de proceso de paz y justicia transicional, en donde es utilizado frecuentemente en forma plural, para referirse a los actores armados de un país, bajo un régimen dictatorial o democrático o en un conflicto armado interno, que han cometido Crímenes terroristas, Crímenes de Guerra o Crímenes de Lesa Humanidad". También se puede traer a colación el criterio conocido con el nombre "Síndrome  de Estocolmo" que según estudiosos de este fenómeno conductual, "Es una reacción psíquica en la cual la víctima de un secuestro, o persona retenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con quien la ha secuestrado. En ocasiones, dichas personas secuestradas pueden acabar ayudando a sus captores a alcanzar sus fines" En fin esta extraña conducta asumida por la humanidad en el mundo entero, la analiza muy bien el potentado capitalista, utilizando para ello a connotados expertos en la materia sicológica y sociológica, para lograr controlar a través de poderosos medios publicitarios de comunicación social, con el fin de bombardear a la psiquis de los seres humanos se dejan alienar el pensamiento e ideología, que los induce a aceptar pacífica y muy emotivamente el mensaje subliminar de "apoyar y elegir a sus verdugos"; por supuesto que para lograr alcanzar sus fines, metas, planes, objetivos y propósitos, invierten enormes e inmensas fortunas en dólares, pues saben muy bien que una vez conquistado el poder político - económico, tienen asegurada la vía jurídica para retornar con creses el capital invertido; evidentemente que con la utilización de hábiles técnicas comunicacionales, bien sea a través de la "inteligentísima" oratoria, la excelente empatía con el pueblo que envilecidamente les oye y les cree el demagógico discurso, donde se les ofrece villas y castillas, se les regala todo tipo de golosinas, bonches espectaculares, el líder político "candidato y su corte" asumen con mucha habilidad una extraña e inusitada  conducta filantrópica muy bien orquestada para lograr "engatusar" a su futura victima.

Pero no solo realizan con mucho éxito todo la antes descrito, sino que los empresarios publicistas, de prensa escrita, televisión, radio, cine e internet, se meten una "Bola de billetes" transmitiendo y vendiendo el "marketing"  del candidato presidente para lograr sembrarlo subliminarmente en el sub consciente de la gente, e induciéndolos a que "amen a su futuro verdugo" con locura tan extrema que son capaces de hasta cometer homicidio por "defender a su futuro verdugo"; si por casualidad no logran el triunfo calculado, entonces arengan a sus fanáticos seguidores a que desconozcan el resultado del líder político que logró ganar el poder bien sea de Primer Mandatario de la Nación, de Gobernación y Alcaldía, o de diputación.

Lamentablemente, una vez que estos líderes políticos ganan el poder y asumen el mandato, seleccionan a una sarta de sicópatas, asesinos desalmados, los emplean en los cuerpos de seguridad del Estado y los someten a fuertes entrenamientos tanto sicológicos como físicos para alienarles y acondicionarles la mente para que eleven al máximo su conducta despiadada y criminal, para que ataquen con saña inhumana amparados por el Estado, al pueblo cuando despierta del letargo mental y se comienza a dar cuenta que ha sido vilmente engañado, pues ninguna de las promesas electorales las cumplen y al contrario ponen en práctica políticas económicas que les permiten incrementar con creces sus fortunas y las de sus cooperantes.

Esa vieja práctica política de atropello y de violación de los derechos humanos fundamentales,  es típica de los lideres políticos de ideología derechistas y ultra derechistas, el cual aplican despiadadamente contra el pueblo desarmado e indefenso; un ejemplo de lo que e relatado lo constituyen los gobiernos derechistas y ultra derechistas de: EE.UU, Chile, Colombia, Panamá, Guatemala, Méjico, Honduras, Perú y los gobernantes de los países europeos que hoy después de haber sido saqueados por "Banqueros malandros" del FMI y el BM, estos gobernantes anti patria, utilizan a sus "esbirros" para que actúen como "Verdugos androides" en contra de sus familiares y pueblo en general que reclama con justicia sus derechos constitucionales, es justamente en ese preciso momento histórico que ese pueblo se pregunta ¿Por qué elegí a ese verdugo para gobernante?


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2138 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /ddhh/a153084.htmlCUS