Pesadilla kafkiana en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía

Me permito dirigirme, a través de este medio, al pueblo venezolano y sus dirigentes para denunciar el atropello que sufren miles de turistas extranjeros y venezolanos que viajan al exterior y que son «mal tratados» por la Guardia Nacional cuando sus equipajes son revisados por funcionarios de esta institución castrense.

El pasado miércoles 25 de agosto me disponía a chequear mis maletas para el vuelo AIR FRANCE 461 con destino a Paris, cuando, en la cola que formaba para tal fin, un guardia nacional me pidió mis documentos y, tras una serie de preguntas de «rutina», me solicitó acompañarlo para proceder a una revisión de mi equipaje. Era la 1:55pm.

Esta procedimiento, que fue hecho ante un testigo y asentado sobre un libro de actas con el N° 473 con firma y copia de mis huellas dactilares, dio como resultado que todo estaba normal. Mientras tanto mi equipaje, al ser abierto durante esta acción, resultó averiado ; entonces, me vi en la necesidad de hacerlo envolver en plástico, en un puesto que ofrece este servicio en el mismo aeropuerto.

El guardia nacional me acompaña de nuevo, esta vez para el chequeo del vuelo de AIR France. Después de hacerme esperar media hora junto con otro pasajero que también corrió con la misma suerte que yo, se dispuso a hacer la revisión del equipaje de un tercero ; nos llevó al control de scanner «anti-drogas» donde tuve que firmar, por segunda vez, otro libro de actas. Eran las 3:55pm.

Pasado este proceso creía que mi pesadilla había terminado, ¡¡pero era sólo el comienzo!! Una hora y media después, mientras caminaba por los pasillos de espera, escucho que me llaman por altavoces, junto con otros pasajeros de este mismo vuelo de Air France.

De nuevo una revisión de equipaje justo en la pista donde estaba estacionado el avion de Air France. Le explico al guardia que ya me habían examinado la maleta 2 horas antes y que producto de ello, ésta resultó averiada (el cierre se dañó y tuve que envolverla en plástico). No quiso escuchar y, sin confirmar con sus camaradas si lo que yo le exponía era cierto, realizó una segunda inspección (todo esto delante de otros pasajeros de diferentes nacionalidades que se encontraban presentes para «sufrir» el mismo procedimiento); dando como resultado que no encontró nada «sospechoso» como ya había quedado asentado en el acta N° 473.

Eran ya las 6:00pm. El avión saldría a las 6:50pm.

Regreso a la sala de espera ,con lágrimas de rabia, impotencia, incomprensión y desaliento ante lo que me pasaba (pensaba también en ese momento el calvario que vivieron los otros pasajeros de ese vuelo y de los miles que transitan diariamente por este aeropuerto), diciéndome que era una vergüenza para los venezolanos ser tratados sin respeto alguno.

Abordo el avión -luego de otra revisión de equipaje de mano- y allí fui recibida con palabras de afecto y solidaridad por parte del personal del vuelo de AIR FRANCE. En ese instante me sentí respetada y considerada.

Llegué a Francia y al momento de buscar mi maleta, ésta no apareció ¡¡y aún no se sabe dónde está!!!

En una pesadilla kafkiana se convirtió mi salida del Aeropuerto Internacional de Maiquetía y como ésta, muchas historias similares se repiten a diario en este terminal aéreo, durante el estricto y severo control de equipajes y personas que se puso en marcha a raíz de una incautación de estupefacientes ocurrida días atrás. No critico este proceso en sí mismo, sino la modalidad, es decir, el irrespeto por parte de los agentes de la guardia nacional a los pasajeros al no informarles acerca de los procedimientos a los cuales deben ser sometidos, los controles excesivos y abusivos (al menos 4 antes de entrar al avión) que sólo son «exclusivos» de funcionarios adscritos a este ente de la República Bolivariana de Venezuela y la desaparición de objetos durante el momento de la revisión (de hecho, a un pasajero de ese mismo vuelo se le perdió una cámara fotográfica).

Me gustaría que mi país, lejos del abuso y la arbitrariedad, diera una buena imagen de sus instituciones, en este caso, la Guardia Nacional. Para muchos venezolanos que amamos esta nación y que seguimos de cerca y respetamos el proceso revolucionario bolivariano que allí se vive, queremos que las miles de personas que la visitan tengan una linda impresión de ella y de sus habitantes, por ello, anhelaría que se respete y se de un trato más justo a todos los que circulan a diario por el Aeropuerto Internacional de Maiquetia.

Desearía que nuestro Sr. Presidente Hugo Chavez Frías hiciera algo al respecto.

Gracias.


[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4836 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Por los Derechos Humanos contra la Impunidad

Actualidad

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /ddhh/a106870.htmlCUS