Al comandante Chávez, c.c: Ministro El Aissami, c.c: Gob. Rafael Isea

Los habitantes de la Urb. El Trébol en Maracay queremos vivir decentemente y en paz

Estimado y querido Sr, presidente, señor ministro y señor gobernador.

Desde hace muchos años que la urbanización El Trébol, una de las urbanizaciones más antiguas, ubicada en la bella ciudad de Maracay, Estado Aragua, está padeciendo de muchas tragedias sociales que sin duda son las que aquejan a todo el territorio nacional, pero ya es hora de que las autoridades sino estadales, ni municipales, las nacionales entonces, tomen cartas en el asunto.

El drama en cuestión como le hago saber a través de esta corta misiva y la cual quise hacer llegar a las tres personalidades directamente competentes para recibir, procesar y solventar esta denuncia, es la existencia de (no sé cómo llamarlo) si taguara, cañapial, garito, antro, guarida, lupanar, tugurio o en ultimo termino, expendio de licores.

Las sempiternas licorerías (así llamadas) que no son otra cosa que locales dedicados al vicio, a las obscenidades, a las vulgaridades, al ocio aberrante y a la degeneración del ser humano por no decir que son el primer paso al mundo de la drogadicción y el crimen.

Me refiero a la licorería Car-Will ubicada en la calle 5 de julio al frente de la panadería el trébol y al frente de nuestra querida urbanización.

Pues resulta que en dicha urbanización, entiéndase por urbanización como “aquel centro residencial compuesto por casas o edificios que ostentan características semejantes y que se encuentran provistas de los servicios públicos esenciales para la vida y de ciertas instalaciones y que suele ser hallado en las afueras de una gran ciudad”. Como podemos ver, por ningún lado se hace mención acerca de la necesaria existencia de lugares que inviten a los niños y adolescentes al vicio o a la vagancia, y mucho menos, a que estos tengan contacto directo con alcohólicos y últimamente delincuentes de la zona e importados que bajos los efectos del alcohol, derrochan toda su inventiva y creatividad morbosa en los “decires” que a diario vociferan contra nuestras niñas menores de edad, que obligatoriamente tienen que pasar por el frente de dicho adefesio grotesco y sucio.

Señor presidente, señor ministro El Aissami, señor Gobernador Rafael Isea Romero.

En ese vergonzoso adefesio con licencia no solo para expender licores, sino para insultar a los vecinos que por allí transitan a toda hora, deshonrar a nuestras niñas y adolescentes y ultrajar la moral pública, no solo se venden licores sino que la cosa ha pasado a mayores y el asunto ahora va por drogas y demás hierbas aromáticas (hierbas cuyo aroma es peor que el de la podredumbre burguesa a la que ha hecho referencia el señor presidente últimamente y que ya es decir bastante), como lo son botellazos, intercambio de disparos, etc.

Pregunto…

Ante la negativa del dueño del local para darle otro uso a ese “casa o local comercial”, pues sepan que desde hace 25 años se está dedicando a la misma inmoralidad:

1.- De verdad ¿es necesario que tenga que pasar otra desgracia (como la sucedida el año pasado) para que cierren ese lugar de una vez por todas?

2.- ¿Por qué el Estado no expropia ese infierno y lo transforma y dignifica en un infocentro, una biblioteca, un CDI, un consultorio barrio adentro que por cierto, bastante que lo necesitamos la comunidad de la urbanización El Trébol y las comunidades aledañas?

3.- ¿Por qué siempre tenemos que esperar a que suceda una tragedia para entonces ahí sí, tomar medidas desesperadas y expeditas?

El problema no es nuevo, por el contrario es harto conocido en la ciudad por su mala reputación y peligrosidad ¿Y entonces? ¿Qué vamos a esperar?

Agradecidos por cuanto sabemos que en revolución se oye al pueblo y se le dignifica su vida hasta darle la mayor suma de felicidad posible, se despide de ustedes:

Los vecinos de la Urbanización El Trébol de Maracay, fundamentalmente los habitantes de los edificios 11, 12, 13,14,15,16,17,18,19 y 20 que somos los que tenemos en nuestras narices a tan denigrante y bochornoso espectáculo diariamente.

(*) Habitante de la urbanización y vocero de los edificios antes mencionados.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4117 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Por los Derechos Humanos contra la Impunidad

Regionales

Actualidad

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /ddhh/a106507.htmlCUS