Mensaje de Navidad

Navidad, año nuevo: recibir al mundo una vez cada día, casi desde cero

 

 

Navidad, año nuevo: Recibir al mundo una vez cada día, casi desde cero

Feliz renacer del solsticio. Las fiestas al sol coinciden en todas las culturas en esta fecha. Aunque Jesús nació en octubre, tuvo que ser celebrado en estos días (de diciembre) para llenarlo al sol. Lo que quiere decir que siempre hemos vivido a merced de los astros. Los astros nos hablan en La mayor y La menor: el "Om" o gran sonido del universo. La fiesta solar es la fiesta de afirmación del yo, proyectado hacia el universo. Así que les deseo apertura y neutralidad para recibir al mundo una vez cada día, casi desde cero. Los quiero luchadores…

Janis Denis

 

 

¿Qué es lo más difícil de todo? Lo que parece más sencillo. Ver con nuestros ojos lo que hay delante de ellos. El ser humano es quien estudia las raíces de las cosas. Lo demás es rebaño.

Toto

 

Carta al solsticio de invierno y mensaje a nosotros mismos

Ya no importa cuán falsa o verdadera sea una información. Estamos hundidos en un basurero material e informativo. El basurero informativo lo tenemos en el mundo entero. Pero eso no determina la existencia. Lo que determina la existencia es el cuadro material, y ya sean pueblos pobres o ricos, el cuadro material capitalista tiende a la fragmentación y al deterioro de la voluntad, porque está sentado sobre el deseo de consumo y sobre la superación del otro. Pero si llevamos esto al extremo y nos hundimos en la pobreza, incluso de consumo, de nuestro potencial de consumo, entonces el cuadro depresivo y de impotencia propio de todo el sistema se nos multiplica, se interioriza, se subjetiviza, y es allí donde se vuelve común replicar día a día que esta es una realidad patética, pero al mismo tiempo, tan inmóvil, tan intocable, tan poderosa, donde no nos quedaría sino llorar nuestra propia existencia.

La esperanza, la alegría y el entusiasmo como pueblo son parte de esa fuerza común capaz de derrotar al Goliat y a todos los dioses de piedra juntos. Esto es lo fundamental, cómo nos blindamos ante una realidad informada o desinformada o simplemente silenciada. Para ello necesitamos forjar una doble operación: la palabra tiene que recuperarse desde otros íconos, otros colores, desde otros significantes, incluso sus propios sonidos debemos empezar a modificarlos (los sonidos de nuestra palabra cantada), el chavismo está muerto en nuestro caso o sencillamente lo mataron ellos mismos. Hay que vivir y recuperar el sentido de ser venezolanos y venezolanas, de ser el pueblo de esta tierra. Pero por otro lado, la operación ha de ser política y material, tiene que ser organizativa y productiva. Siguiendo la metáfora china de los cinco elementos fundamentales del universo (aire, tierra, agua, fuego y metal), tenemos que volver a la tierra, tocarla y sembrarla, para ello necesitaremos las herramientas del metal. También tenemos que ser metálicos para saberla defender con nuestras armas, y de esa siembra en la tierra junto con nuestros metales, ha de nacer la madera que necesitamos para de nuevo prender el fuego y poder volar por el elemento aire. Este es un ciclo vital que en tiempos distintos, desiguales y en momentos hasta contradictorios tenemos que vivir, de lo contrario, no tiene el más mínimo sentido estar denunciado nada o replicando cuán basura puede ser el orden que nos domina, cualquiera que este sea el colorcito político de las franelas del poder.


La capacidad de renacer es, entre las cosas más extraordinarias de la vida, poder restablecernos –ya repletos de experiencias– en una relación mucho más amplia junto a los principales elementos constitutivos de cualquier existencia, y volcándonos, como parte de todo ese horizonte, hacia lo fundamental que son las raíces de los pueblos, para construir la cultura sobre el manejo de la materia. Es la lección que nos dejó Hegel, en la dialéctica entre el amo y el esclavo, donde siempre será la mano trabajadora quien venza en la batalla histórica contra todos los amos y seres de piedra que se le impongan. Por eso repetiremos una y mil veces más: ¡no hay pueblo vencido!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 388 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Equipo Frontal27/ Otra Política


Visite el perfil de Equipo Frontal27/ Otra Política para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Equipo Frontal27/ Otra Política

Equipo Frontal27/ Otra Política

US Y ab = '0' /cultura/a239169.htmlC0http://NON-VE CAC = .