En La Grita es Navidad

En La Grita es Navidad

Por: Marco Tulio Arellano

"Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad". Luc.2, 14

Una de las tradiciones más hermosas de los andes venezolanos se expresan en las navidades de La Grita, población del estado Táchira enclavada en el Valle del Espíritu Santo, en plena cordillera andina, en los linderos de los estados Táchira y Mérida.

De ella dijo en una oportunidad el Comandante Hugo Chávez acompañado del ex presidente uruguayo José Pepe Mujica: "Venir a La Grita es estar en un paraíso, en uno de los parajes más hermosos de los andes venezolanos".

El Comandante Chávez no se equivocó, porque unida a su devoción por el Santo Cristo de La Grita, le ofreció un Santuario que construiría más tarde - en su gestión - el actual Presidente de la República Nicolás Maduro.

El afecto e identificación del "Comandante Supremo" por la "Atenas del Táchira" no se limitó tan sólo a sus visitas oficiales a la capital del Municipio Jáuregui y resulta un hecho histórico quizás muy poco conocido, hasta por los propios griteños, la estadía del hijo de Sabaneta por unos cuantos días en los páramos de La Grita.

Unos pocos días luego de haber salido de la cárcel de Yare, en lo que resulta casi un episodio secreto, en el inicio de la vida política del Comandante Chávez en Venezuela, estuvo hospedado en el Hotel de Montaña de La Grita, en una de sus cabañas, allí descansó y recreó su lectura, bañado por la neblina, para prepararse en su peregrinar y luego salir a las catacumbas para encontrarse con el pueblo venezolano.

Pero no es a este capítulo al cual queremos referirnos en esta oportunidad; este es un tema que dejamos para la historia, porque ahora recordamos a diciembre, mes que nos transporta a los pesebres y al ambiente navideño de la población tachirense.

La ciudad de La Grita cuyos campos se visten por la época de violeta y en sus familias se adorna la sala de sus casonas con hermosos nacimientos, al mismísimo estilo de San Francisco de Asís.

En sus dos amplias iglesias de las parroquias; la del Espíritu Santo con su arquitectura románica bizantina y la de Nuestra Señora de Los Ángeles, con su clásico estilo gótico, muestran con orgullo a los feligreses en sus altares, los esplendidos pesebres, símbolo de la más tradicional cultura religiosa heredada de los franciscanos españoles desde la época de la Colonia.

Hoy volver al reencuentro de misas de aguinaldo, de villancicos y aguinaldos es un recuerdo imborrable que perdura en el tiempo. Recordar tiempos de infancia con patinetas, chica y pasteles al salir de las misas de madrugada, es una tradición única en el sentir de los andinos y en la tradición jaureguina.

Ni hablar de los pesebres de Los Guerrero en la Calle 3, frente a la Casa Parroquial de Los Ángeles y el tradicional pesebre mecánico de Hermes Chacón, cerca de la avenida Francisco de Cáceres.

Un poco más allá en la ruta de La Trasandina, vía Llano Largo, nos espera el pesebre de Antonio Velazco, el famoso Pesebre Turístico como lo conocen los pobladores y turistas quienes le visitan en cualquier época del año.

En los campos, en cualquier casona o modesta residencia no puede faltar el pesebre. La lama y las flores del campo adornan el nacimiento de Jesús, María y José, junto a la mula y el buey, acompañados de los tres reyes magos: Melchor, Gaspar y Baltazar.

Llega el mes de enero y se extiende hasta La Candelaria, el 2 de febrero, cuando las Paraduras de Niño son otra tradición que florece y los compadres y las comparsas hacen el paseo, con el niño en un pañuelo, escoltado por sus padrinos y los músicos que entornan bellas décimas y canciones de Navidad.

"Adorad a Dios

en cualquier lugar

y después al Niño

que se va a parar"

La Navidad en los andes venezolanos y en especial en La Grita, estado Táchira, es un reencuentro con lo religioso y la tradición de los pueblo ancestrales, los cuales evocan cantos de paz e himnos de alabanza en torno al Mesías, el hijo de Dios, quien nos invita a la paz y al reencuentro familiar, muy alejados del odio y de la diatriba política que tanto daño le ha hecho a nuestro país en los últimos años.

¡Feliz Navidad para todos los venezolanos y un exitoso nuevo año 2017!

¡Amanecerá y veremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 579 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /cultura/a238940.htmlC0http://NON-VE CAC = .