Caso Urbanismo Campaña de Guayana en Puerto Ordaz

Denuncia: Incoherencias en política de viviendas

Credito: Daniel Vicente Salazar

Credito: Daniel Vicente Salazar

A nuestra redacción llegó la siguiente denucia remitida por Daniel Vicente Salazar la cual explica en el texto.

22 de agosto de 2012.-Una actitud incoherente es aquella, que no mantiene una correspondencia lógica entre las ideas y el comportamiento, exactamente así es lo que hemos vistos quienes en el año 2003 compramos una vivienda en el Urb. Campaña de Guayana, creyendo que estábamos amparados y libres de cualquier fraude, pues la empresa constructora era nada más y nada menos que la prestigiosa estatal CVG-Ferrocasa, craso error, en este conjunto residencial donde se planificaron 763 viviendas, fuimos víctima de la estafa inmobiliaria por parte de la mencionada empresa del estado, con muchos problemas se fueron construyendo las viviendas, buena parte de ellas los propietarios debieron pagar un considerable aumento de precio en algunos casos más del triple del valor inicial del inmueble, siendo presionados a firmar un segundo contrato anulando el primero; a quienes nos negamos a pagar ese aumento y exigimos que se nos respete el contrato firmado, fuimos discriminados y aun a 9 años de firmar el contrato y haber pagado el 50% del valor del inmueble y algunos hasta el 100% , quedamos 120 familias sin obtener la vivienda y nadie en esa empresa ofrece una solución, tampoco lo hace el actual Presidente de CVG, mucho menos el Gobernador Rangel Gómez, quien por cierto era Presidente de CVG cuando se creó este proyecto habitacional. No hay en toda Venezuela peores ilícitos inmobiliarios que los cometidos por CVG- FERROCASA en el desarrollo habitacional “Guayana Country Club” que ahora se llama “Campaña de Guayana” ubicado en Puerto Ordaz.

Cuando en noviembre de 2010 el presidente en su programa Alo Presidente, refiriéndose a los constructores, dijo palabras más o palabras menos “esa gente tiene que ir presa, no pueden seguir estafando a otros, si ellos no tienen el dinero, lo gastaron o se lo llevaron del país, deben tener unas propiedades, unas máquinas vamos a tomarlas”; sabíamos que en nuestro caso eso no aplicaba, pues nadie puede auto-expropiarse, pero esperábamos ver una acción clara y precisa tendiente a impedir que continuara el plan FEU (fraude, estafa y usura) que estaba aplicando Ferrocasa, esto para ser coherente con el discurso. Es en mayo 2011 que deciden cambiar la junta directiva, la cual llegó supuestamente a resolver este problema, hoy con más de un año de gestión esta “nueva” Junta Directiva, solo ha protocolizado los documentos de un grupo de viviendas que ya estaban construidas por la gestión anterior y han concluido muy pocas casas que ya estaban avanzadas, pero quedan 120 viviendas vendidas desde 2003 que o no se ha iniciado la construcción o fue iniciada y tienen años paralizadas, la razón es clara, la empresa no tiene recursos para honrar los compromisos. El porqué no tiene los recursos es algo que la empresa debe explicar y las autoridades investigar.

La incoherencia es esta: Se atacan las estafas inmobiliarias llegando a la expropiación en algunos casos, pero en la de Ferrocasa en Campaña de Guayana, tanto el gobierno regional como el nacional la ignoran y guardan silencio absoluto. Se crea la GMVV para atender la demanda de viviendas y se dice que se han construido cientos de miles de viviendas, pero no culminan las viviendas vendidas aun cuando algunas tienen un 80% construido.

El pasado sábado 18 de agosto en la visita del presidente a Guayana y seguramente pasó por el frente del urbanismo en cuestión; se esperaba que trajera alguna solución, pero nada de eso escuchamos, análogamente el pasado viernes 17 en un acto en Caracas hace un relanzamiento de la GMVV, donde se propone atender ahora a la mal llamada clase media, resulta que para el proyecto de Campaña de Guayana, la GMVV nunca ha dado recursos por ser viviendas para clase media, estas incoherencias hacen que las promesas no despierten esperanza alguna en la masa de los afectados por las estafas inmobiliarias, que asumen posición de indiferencia ante anuncios y promesas dejadas en el aire.

Como ya hemos hecho cantidades de llamados al Gobernador y los diferentes presidentes de CVG (desde Victor Alvarez hasta Rafael Gil, pasando por Khan y Sanz), vamos hacer la solicitud directamente al señor Presidente de República Hugo Rafael Chávez Frías, si ya se propuso dar respuesta a las necesidades de la clase media en materia de vivienda, por qué no dar respuesta a todos esos afectados de la clase media que fueron estafados por las diferentes constructoras y en especial, para dar el buen ejemplo, aquellos casos pendientes donde las constructoras son del sector público, como lo es la Urb. Campaña de Guayana, este caso señor presidente está facilito, para ponérselo en términos del Beisbol que tanto le gusta a usted, es un “fly al cuadro”, ya que buena parte de las viviendas están iniciadas con avances de 30%, 60% y otras 80% , las otras tienen su terreno listo con los servicios, solo falta materiales y mano de obra. Con una pequeña colaboración de algún ente público puede resolverse este penoso y lamentable caso que es una verdadera vergüenza nacional.

En el Estado Bolivar hay más de 1000 familias afectadas por las estafas inmobiliarias en su mayoría de constructoras privadas, cada urbanismo tiene una realidad distinta, pero seguramente es más económico terminar esos urbanismos abandonados que iniciar urbanismos desde cero, luego por qué no estudiar cada caso y darle a esas familias afectadas algún apoyo por el ejecutivo nacional con la GMVV, para ir culminando esos urbanismos. Esto podría complementar la propuesta del presidente de darle una mano a la clase media para la adquisición de viviendas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4580 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas