La gran estafa: empresarios obtienen dólares de Cadivi para venderlos en el mercado paralelo

El Sr. Luis López Silva, conocido en Twitter como "Croncho", hizo el mejor análisis que he leído hasta ahora sobre la decisión del Presidente Chávez de devaluar el bolívar a 4,30 e implementar un cambio dual. Su análisis lo publicó en Twitter; tomamos el análisis de allí, limpiamos el texto, lo arreglamos un poquito y lo adaptamos para su lectura como artículo. El mismo explica algunas cosas detrás de la devaluación que algunos funcionarios del gobierno no han explicado, tal vez para no hacer tan notorios ciertos errores e incompetencias. Igualmente, la prensa de derecha jamás se hará eco de estas denuncias.

La gente se pregunta: "¿Cómo harán las empresas que importaban con dólar a 2,15? ¿Tendrán que comprar ahora a 4,30? Seguro quebrarán". Dije que no hablaría al respecto pero, diré algunas cosas y algunos puntos de vista. ¡Seré breve! Pido disculpas de antemano porque no debatiré mis opiniones, puntos de vista y/o informaciones.

Para aquellos que desconocen como trabaja Cadivi, ¡ellos trabajan SI Y SÓLO SI hay una carta de crédito del proveedor extranjero! Es decir, si el código arancelario del producto goza de (beneficios de) Cadivi, debe ingresar al país con una carta de crédito del proveedor extranjero! Esta carta de crédito debe ajustarse a ciertos requerimientos de Cadivi, donde se establece un plazo de cancelacion de 150 a 180 días.

En teoría todo lo que entraba al pais, con Cadivi no era cancelado de contado, sino en el plazo que establecía Cadivi. ¿La realidad? ¡El proveedor extranjero NO despacha hasta que la mercancía no haya sido cancelada! ¡¡¡Sorpresa!!! ¿Y como hacían? ¿Confían en Cadivi? No, la realidad es que la mercancía entra al país cancelada. ¡¡¡Sorpresa!!! ¿Y cómo hacen?

Pues, los empresarios compraban los dólares en el mercado paralelo. Es decir, que las empresas que gozaban de dólar a Bs.F. 2,15 (no todas, ciertas condiciones aplican) de igual manera debían comprar dólares en el mercado paralelo. Con este dólar que compraban a 5, 6, 7 u 8 bolívares fuertes PAGABAN al proveedor extranjero, que despacha y se hace la importación con "carta de crédito".

¿Y para que la carta de crédito, si ya está pagada la mercancía? Lo mismo diría Cadivi y no liquidaría: "ah, ya pagó, entonces no necesita dolares". Por eso la carta. Es decir, el proveedor extranjero recibe pago doble: le paga la empresa, y a los dias convenidos le paga Cadivi. ¡¡¡Sorpresa!!!

Luego, al mejor estilo bodeguero, la llamada mágica del empresario venezolano al proveedor extranjero: 

-Epa chino, ¿te pagó Cadivi?
-Sí.
-Ah bueno, deposítame eso en mi cuenta de Stanford Bank.

En el mejor de los casos, lo devolvían. Otros lo abonaban para más mercancía, etcétera. Dependía de las condiciones fiscales de cada país.

La gran cantidad de estafados propició nuevamente el milenario guiso de la triangulación-sobrefacturación, "buy me and pay me myself" (Me compro y me pago a mí mismo). 20 mil millones de empresas de maletín venezolanas "around the world" para sobrefacturar y triangular.

Irónicamente, aunque gozaban del dólar de Cadivi, esas empresas argumentaban que también adquirían divisas en el mercado paralelo, por lo que vendían sus mercancías al usuario final en base al dólar paralelo y no al dólar de Cadivi. 

Cuando Cadivi (pagaba al proveedor extranjero), eso era la "ganancia": obtenían dólares a 2,15, para venderlo en el mercado paralelo. ¡Oh si, tenemos doble negocio! Vendemos los productos, y además vendemos en el mercado paralelo los dolares que nos cuestan 2,15. ¡¡¡Sorpresa!!! Lo que antes era un beneficio, se convirtió en el gran guiso de los "vivos venezolanos". La crisis, la caída del precio por barril, el aumento del gasto público y la especulacion en el mercado paralelo causaron una INMENSA brecha cambiaria.

¿Cuál fue la respuesta (del gobierno)? Otorgar menos divisas. Se inventan regimenes especiales de importaciones, productivas, no productivas, ordinarias, prioritarias, blah blah blah. Se inventan nuevos recaudos "burocráticos" imposibles de sacar, certificado de no producción o insuficiencia, Milco, blah blah. Algún súper economista del gobierno dijo: "oh, creo que el dólar a 2,15 desangrará al pais. ¡Eliminemos códigos arancelarios con Cadivi!" Eliminan no sólo los codigos arancelarios, sino convenios, regímenes especiales (sacan las importaciones productivas) e implementan un mayor control a ALADI.

Más papeles, más burocracia, menos asignación, menos liquidación, más quiebra de empresas, más importaciones con dólares del mercado paralelo. Consecuencia: Mayor demanda de dólares, menor oferta, ALTA ESPECULACION en el mercado paralelo. ¡¡¡Sorpresa!!!

La realidad que viviamos hasta ayer, A MI PARECER, era peor y mas inestable de lo que vendrá con las nuevas medidas. No se necesitan análisis económicos inflacionarios para hacer un análisis, sólo sentido común de un alumno de 5to año de bachillerato. Venezuela es un país de inciertos, imprecisiones, condiciones variables a diario e IMPLANIFICABLE, lo que lleva a todos los economistas "harvardinenses" a equivocarse y a replantearse un postgrado en la "calle venezolana".

Es simple que el dólar a 2,15 era un desangre, por eso la "no otorgación", convirtiéndolo en un dólar casi inexistente. La implementación de un cambio DUAL sincerado, abre nuevamente los fosas nasales a las empresas. Estas empresas que antes tenían (imaginariamente) dólares de Cadivi a 2,15, planificaban sus negocios y estrategias comerciales con dólares paralelos. Si consideramos que el dólar paralelo estuvo a Bs.F. 5 el año pasado, por sentido común deducimos que 4,30 es un precio ajustado a la realidad.

Un dólar ajustado a la realidad a Bs.F. 4,30 no estaría "subsidiado" y no desangra pais. Habrá más asignación de dólares de Cadivi a 4,30, que antes compraban a 6. Esto debería causar una flexibilización de politicas cambiarias, mayor asignación de divisas, e inclusión de nuevos códigos arancelarios.

Al ser mayores los codigos arancelarios incluidos para el dólar a 4,30 que antes compraban a 6, el mercado paralelo tenderá a la baja, a juro y porque sí. No solo la inclusión de nuevos codigos, sino la flexibilización de las politicas y el otorgamiento oportuno.

¿Qué me hace pensar que eso será así y que Cadivi será diligente? Pues, que el nuevo dólar a 4,30 no desangra al país. Esto, a mi parecer, estabiliza el dólar del mercado paralelo y disminuirá considerablemente la brecha cambiaria. La maquinaria que antes se debía cancelar con un dólar aBs.F. 6,00 (excluida o "burocratizada" del régimen cambiario), ahora gozará de dólares a 4,30. Habrá una reactivavción del aparato productivo, y -a mi parecer- habrán beneficios directos para las PYMEs, las principales víctimas del mercado paralelo.

De entrada y mientras se ajustan todos estos cambios, el dólar paralelo subirá, habrá especulación, compras nerviosas y alarmismo venezolano, en otras palabras, habrá CAOS. Pero estimo unos 3 o 4 meses para comenzar a ver resultados positivos y estabilidad en la economía venezolana.

Créanme, y si me equivoco pues me tocará recular; si recula Obama o Chávez, yo que soy un bolsa también podré. Mas allá de una visión optimista, es un analisis NO ECONÓMICO y muy personal, hecho con sentido común de muchacho ingenuo.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9716 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a93034.htmlCUS