¿Y quién decreta la emergencia ética?

La tarea de sacar al país de la oscuridad donde le confinó el modelo rentista, mono-productor y multi-exportador, tiene dos expresiones claras; una, en quienes integran ahora el gabinete económico que deben desplegar un programa revolucionario con el que ganaremos la soberanía alimentaria, tecnológica y financiera y que tiene en el Decreto de Emergencia Económica un marco jurídico para avanzar.

Y la segunda expresión de esta tarea histórica reposa en la dirigencia política a todo nivel, la cual, con carácter de urgencia, debe impulsar una revolución ética en lo más profundo del pueblo venezolano.

Una revolución ética no se decreta, se promueve, se impulsa, se milita, pero como el ejercicio de escribir para hacer aportes es gratis y por demás necesario, comparto con ustedes algunos postulados mínimos como base para reconstruir una ética revolucionaria.

1-El Clientelismo es una práctica que deprava al pueblo. Quién lo ejerce destruye la conciencia de la gente y su compromiso a luchar por las más elevadas razones. Prohibida la compra de voluntades.

2-La Corrupción es una enfermedad tan mortal como contagiosa, con tendencia a convertirse en pandemia. Si la corrupción se práctica en el alto nivel, va mermando hasta las bases populares. Cero perdón para los corruptos, es incurable.

3-La Ineficiencia es expresión clara de la clase despolitizada colocada en puestos claves. A menor formación política peor será el desempeño. Prohibido dirigir sin claridad ideológica.

4-El Burocratismo es la barrera que se opone al poder popular en su desarrollo revolucionario. Es padre de la ineficacia e hijo de la estupidez de quienes hacen equipo político repartiendo cargos a sus allegados. Sueldos moderados en la administración pública y reducción de cargos ya.

5-El Nepotismo es la forma de gobierno de la monarquía que se considera bendita por la gracia de Dios. Ningún espacio revolucionario puede ser conducido o administrado por una sola familia por muy genios que sean sus miembros. Nepotismo es corrupción.

6-El Sectarismo es la semilla del divisionismo. Quien promueve las parcelas es promotor de la diáspora revolucionaria. La unidad en torno a la liberación nacional y la construcción del socialismo debe ser la divisa del movimiento popular. Cesen los promotores del grupismo.

7-El Abuso de Poder lo ejerce quienes usan el Estado para beneficio propio. Quien usa un espacio de poder para quedarse con las casas, los taxis, las becas, los contratos y todo lo que debería llegar al pueblo, golpea la moral de sus iguales. Democraticemos el ejercicio del poder.

8-El Sifrineo es una conducta pequeñoburguesa de quienes viniendo de las bases populares, ascienden a un espacio de poder y se embuten en carísimos trajes para mirar por encima del hombro a quienes requieren de su servicio. Sifrineo es arrogancia.

9-La Ignorancia no mata al pueblo pero tampoco lo salva. Un pueblo en revolución sin conocimientos profundos, sin estudios, si lectura… podría actuar en contra de sí. Activemos un plan nacional de formación revolucionaria.

10-La Sordera es un mal de quienes se asumen mesías. Quien no oye a su equipo y mucho menos al pueblo, actúa desde la miopía y la pequeñez de su egoísmo. Practiquemos la dirección colectiva y la plena participación popular.

 

El autor es: Estratega Creativo / Escritor / Político
 

paradacreativa@gmail.com

@paradapolitica


www.juanmanuelparada.blogspot.com
www.laparadapolitica.blogspot.com
www.escuelaliterariadelsur.net

 

 

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1213 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /contraloria/a221273.htmlC0http://NON-VEca = .