El IPASME, un problema de salud deficiente, deprimente, pésimo y complejo

“UN DIÁLOGO POSIBLE: Un docente, pasando sin ver a un lado de un cuadro hermoso de un renombrado, llega a la carrera a la taquilla de información y citas del IPASME a las 7:00 a. m. y dice – Buen día, por favor, me da una cita para Traumatología – Con un tono sonriente, la joven asistente le responde -Buen día, me da la referencia, por favor – y con un gesto amable le extiende la mano, el docente, luego de buscar en su barullo de papeles. Pruebas y trabajos le da el documento solicitado, allí, la joven le responde; – Profesor , dígame ¿en que día y a que hora le conviene su cita? De lunes a viernes y a las 7:00 a. m., a las 10:00 a. m. a las 1:00 p. m. o a las 4:00 p. m.–, un poco sorprendido el docente le responde – la que este más próxima, por favor –, sin cambiar su gesto amable, la joven, luego de revisar sus listas le dice, – si quiere puede pasar ya a la consulta de las 7:00, la cual ya inicio hace unos minutos, sino, puede pasar a la sala de espera y allí tome un te que le brinda El IPASME mientras espera la cita de las diez– poniendo un gesto agradecido y con algo de duda el docente le pregunta – dígame algo amiga, ¿por qué no hay cola hoy? y más aun ¿por qué tan rápida la cita? – a lo que responde sin chistar la dama – todo eso que usted señala hace mucho rato se corrigió, ahora tenemos muchos médicos, llegan puntuales y todos atienden con mucha dedicación y esmero, además la orden de eficiencia se acata completamente acá en el IPASME–“ (José Barrios)

Quería comenzar estas lineas con un diálogo posible, que como sueño y esperanza son algo que todo revolucionario debe poseer, mas poniendo los pies sobre la tierra, y actuando en consecuencia a mi rol de contralor, brindado por el poder popular en el cual creo, y basado en lo que me ha tocado vivir en carne propia sobre el funcionamiento actual (y no tan actual) del IPASME en la sede de Maracay la cual defino como: una institución que realiza una función importante al tratar de llevar un estado de bienestar físico, social y mental, tanto en lo individual, como de forma colectiva en la calidad de vida y bienestar de los docentes y sus familiares, más las condiciones materiales, psicológicas, culturales, ambientales, biológicos, de la organización y funcionamiento del mismo no son las más óptimas para esta función, a detalle señalo a continuación una relación parcial para algunos de estos aspectos.

Cuando recuerdo las condiciones materiales, las defino como deficientes en su gran mayoría; en odontología los equipos cuando no están dañados les falta mantenimiento o un complemento. En laboratorio los reactivos nunca están completos y lleva a exámenes incompletos o las citas se van a semanas. El servicio de rayos X vive con sus aparatos pidiendo mantenimiento y adecuación al usuario que lo requiere, cuando no están dañados. La planta física hace años requiere un reemplazo y no sólo una remodelación, remodelación que, además de tardar un largo tiempo, ha ocasionado un colapso en el sistema de citas e historias medicas y no se diga su repercusión en el quehacer cotidiano de las funciones medicas como por ejemplo el control y seguimiento del tratamiento al paciente, el colapso y hacinamiento en algunas consultas criticas, todo ello por solo señalar un abre boca que debe ser resuelto de manera inmediata.

Las condiciones psicológicas las defino como deprimentes pues, la planta física, al presentar una cara poco afable, no brinda las comodidades de un baño publico, de suficiente ventilación. Estas condiciones deprimentes se recrudecen cuando un docente, que busca un apoyo en el profesional medico para su orientación y canalización de sus necesidades y así bajar el estrés ocasionado por el día a día de su función, se encuentra con un grupo de médicos que incurren en faltas que hacen incrementar este estrés, al no llegar a su consulta o llegar con retardo o maltratar al docente, que humildemente viene en busca de su ayuda. Se aclara que ello no es general pues la mayoría de los profesionales de la medicina que allí laboran brindan el apoyo requerido al oir al usuario en el corto tiempo que le brindan. En forma general la planta física, debería mostrar un rostro agradable y debe revisarse periódicamente el funcionamiento de la consulta para que estos impacten en forma positiva al docente.

En cuanto a las condiciones culturales son desconocidas en nuestro IPASME Maracay, ignoramos en forma efectiva los aportes culturales de la institución las cuales se presentan en prensa y web como muy buenas, si ellas llegaran de seguro impactaría en forma efectiva a los usuarios en su calidad de vida, y para ello se necesita dentro de la edificación un museo, un teatro, una librería en fin un centro cultural y así hacer cumplir la definición de salud escrita en nuestra carta magna y la ley de salud, claro para que sea dentro de la institución esta debería ser un edificio diferente.

Al señalar las condiciones de organización las defino como pésimas, se observa con preocupación como el modelo gerencia que arropa en lo particular al IPASME Maracay ha fracasado, aclaro que no hago referencia a las personas que dan lo mejor de si para llevar las riendas de la institución y del personal que día a día tratan de mantener a flote a este complejo barco, mas si me refiero a que los “Los problemas del IPASME son de fondo y no de forma.”(1), debe revisarse de manera exhaustiva al modelo gerencial centralista que lleva las riendas, es necesario que cuando se le consulte al gerente sobre un problema en particular de una respuesta efectiva en vez de dar una respuesta del tipo “es Caracas quien tiene la solución” o que es “El consultor jurídico quien tiene la respuesta”. Es imperativo que las relaciones interinstitucionales sean efectivas y que los organismos públicos se aboquen a las soluciones, que los consejos comunales, alcaldías, gobernación, CORPOSALUD y demás entes públicos y privados den su aporte para que instituciones como el IPASME cumplan cabalmente con su rol y mas aun que los usuarios, organizados como colectivos de usuarios o por medio de sus representaciones sindicales cumplan con la actividad controlara y de solución de problemas.

Por último y no definitivo, al comentar sobre las condiciones de funcionamiento las defino como muy complejas y de alto riesgo y se evidencia ello en el hacinamiento que se vive de forma puntual en algunas consultas y el contraste con otras especialidades con consultas vacías. Donde al buen trato del medico se le sobrepone el mal trato de otros. Donde se evidencia la inexistencia o el poco numero de médicos en alguna especialidad y afines. Donde la gestión de citas se sobrelleva como se puede por la Inexistencia de historias medicas, represadas por la remodelación que lleva varios meses y su contraste la solución de historia por el paciente propuesta como paliativo. Lento proceso de juntas medicas por colapso de las historias. Largas colas para la atención por un medico y el estoicismo explicito al permanecer varias horas para su atención. Clara intención de ayudar por el cuerpo de enfermeras y enfermeros que como profesionales hacen lo posible para organizar dentro del caos mas que como humanos en ocasión algunos se exasperan. Muestras de ingenio y soluciones rápidas las cuales actúan como parches a los variados problemas del día a día y que sólo dan tiempo a que la bomba estalle.

Actualmente se hace urgente aceptar “el reto de cubrir las necesidades sociales, en las condiciones de calidad de vida de los docentes, conquistadas a través de la historia venezolana como un derecho social que el Estado esta obligado a garantizar” (2) sabiendo que “el sistema de salud pública podría ser mejor si el Estado, como ente principal y garante de la salud de su pueblo, le inyectase más recursos para hacer más obras de infraestructura, más equipos modernos y sofisticados, más gastos en oportuno mantenimiento y aumento en el número y en la calidad del personal que labora en el sistema”. (3)

(1) Katy Jurado, El Tiempo, Febero de 2013, Servicio de rayos X del Ipasme lleva tres meses sin funcionar disponible en http://www.derechos.org.ve/2013/02/28/el-tiempo-servicio-de-rayos-x-del-ipasme-lleva-tres-meses-sin-funcionar/

(2) Zulybeth Briceño et al, junio 2008, Factores que influyen en la satisfacción de la atención de los clientes de un ambulatorio urbano disponible en http://www.monografias.com/trabajos64/satisfaccion-clientes-ambulatorio-urbano/satisfaccion-clientes-ambulatorio-urbano2.shtml

(3) Alfredo Domínguez Fernández, Julio de.2013, El problema de la salud pública y privada en Venezuela tiene una solución única y fácil: Eliminación de los HCM, disponible en http://ensartaos.com.ve/2013/07/25/articulo/35201


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a173747.htmlCUS