1.- Las incógnitas del regreso de Chávez 2.- Los hospitales y el caos de la salud

1.- El Regreso del Comandante Presidente Chávez a Venezuela o la Vuelta a la Patria, constituye sin lugar a dudas un paso gigantesco, dadas las circunstancias conocidas por todos y todas. Un acontecimiento que no pasó desapercibido en el mundo entero. Todo ello implica que los próximos días tendrán que estar preñados de noticias, como consecuencia de la lógica expectativa que ha creado este acontecimiento en el pueblo venezolano.

Está claro que el Presidente vino a continuar su tratamiento en Venezuela una vez que su equipo médico dictaminó que podía hacer el viaje de regreso sin inconvenientes, por lo que intuimos que todavía no está en condiciones de asumir plenamente todas las funciones que exige un cargo tan complejo.

Sin embargo, estoy convencido que existen algunas incógnitas que el Pueblo espera que se aclaren en Vivo y con el Presidente ratificándolas, especialmente las correspondientes a las medidas económicas adoptadas por su equipo de gobierno, las cuales han creado una ola especulativa de precios de todos los bienes y servicios no regulados de la economía, independientemente si son importados con dólares preferenciales o no, sin que se observe una acción efectiva y contundente de los organismos encargados del control.

Basta visitar las tiendas de repuestos de vehículos, la mayoría importados con dólares preferenciales, e incluso hechos en Venezuela, para verificar aumentos del doble o del triple dando como excusa injustificable la fulana devaluación. Lo mismo podemos decir de los electrodomésticos y otros bienes y servicios no regulados, pero necesarios para "Vivir Viviendo". Caso también de las arepas y empanadas hechas en Venezuela con harina de maiz precocida a precio regulado, el aceite para freirlas, el gas y luz para cocinarlas y hasta el transporte y la gasolina, todos a precio regulado, pero aumentadas porque "Amanecimos Devaluados después del Carnaval".

Ciertamente Dr. Giordani para aprovechar las bondades de un Mercal o de un CDI no es necesario tener a a mano ni un solo dólar, pero el pueblo, la gente que anda a pie tiene que sufrir miles de inconvenientes, colas, malos tratos y olas especulativas sin control, antes de acceder a estos lugares.

Tendrá también el Comandante Presidente Chávez que fijar posición sobre los conflictos laborales en curso y que se han recrudecido desde su partida el 11 de diciembre de 2012, aparentemente sin justificación alguna.

Pa´Lante Comandante Presidente, que todavía hay tiempo de rectificar, sería un acto Histórico y Revolucionario.

2.- En anteriores oportunidades he indicado que los servicios de primeros auxilios y de atención primaria como Barrio Adentro, que ha implantado el Gobierno Bolivariano son logros muy importantes y fundamentales para la población, pero cuando se trata de situaciones más complejas resulta indispensable que el pueblo acuda a los hospitales, los cuales de por sí son ya insuficientes por el crecimiento de la población, donde se supone que están los especialistas.

Y digo "supuestamente están los especialistas" porque he sido testigo de situaciones donde los enfermos son "rebotados" de los hospitales porque el especialista, ya sea un cirujano o experto de alguna patología no está disponible, y el personal de guardia, médicos o paramédicos, se eximen de la responsabilidad "echándole la culpa a Chávez" aduciendo que hay suficientes especialistas y tampoco les pagan bien

El caso más reciente es el de un niño con apendicitis que fue ruleteado por distintos hospitales comenzando en Guatire, luego del hospital Domingo Luciani del Llanito, Pérez de León y hasta de una clínica privada, un intento heroico, pero tampoco hubo "Paz con la Miseria". Finalmente, fue inicialmente "rebotado" del Hospital Clínico de la Ciudad Universitaria, pero gracias a la intervención directa del Dr. España fue atendido, operado y salvado ya que el niño estuvo a punto de ser atacado por una peritonitis.

No es posible, bajo ninguna circunstancia, que en medio de una Revolución en Pleno Desarrollo, haya necesidad que un director de una institución de salud tenga que intervenir, para que un niño en estado grave de salud pueda ser atendido. No hay excusa, asi sean los médicos mal pagados o falte personal. El "deber ser" tiene que estar por encima de la Miseria Humana, de las retaliaciones políticas o del "Odio al Presidente".

¡Tiene la pelota en su terreno la Ministra Sader! Y que la noticia sobre "meterle el pecho a los hospitales" no caiga en saco roto.

Bienvenido Comandante Presidente, Siempre Pa`Lante.

Por una Patria Socialista e Independiente ¡Viviremos y Venceremos!

[email protected] [email protected] @pueblopatriota

El Autor es: Trabajador jubilado del MppCTI

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1377 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a159626.htmlCUS