¿Cómo hacer que aparezca la Harina Pan, la Azúcar, papel higiénico, etc; sin ser Mago?

MUY FÁCIL…… CON VERDADEROS ACTOS REVOLUCIONARIOS

Últimamente y por “casualidad”, a partir de complicarse la salud el Comandante Chávez; cada vez que voy al automercado de por casa o por donde mi trabajo, me encuentro con la triste indignación de ver como compatriotas en su mayoría de oposición, les tratan como idiotas, poniéndoles hacer colas comprando desaforadamente productos alimenticios o de aseo personal que “mágicamente” desaparecen de los anaqueles, un día desaparece la harina, al otro aparece y esta gente como becerros arreado, hacen interminables colas para comprarle, desapareciendo por arte de magia a su vez para ese día la azúcar, al siguiente día aparece la azúcar, de nuevo interminables colas por parte de esta pobre gente, y no hablo de pobreza material, les hablo de lastima, eso es lo que me hacen sentir por ellos, y para esta ocasión, el desaparecido es el papel higiénico, y así consuetudinariamente.

No todos los becerros actúan como zombies consumidores, algunos son becerros críticos, se mal humoran y como siempre terminan con la frase sine qua non de todo antichavista que se respete, “culpa e chave”. Esta vez creo que no se equivocan tanto, de repente no es culpa del comandante directamente, pero si responsabilidad de sus funcionarios e instituciones, y como ahora todos los revolucionarios, algunos de veras y otros de oportunidad, dicen que todos somos Chávez, asumo como culpa nuestra, asumo mi mea culpa y es verdad.

Es evidente que esta práctica político desestabilizadora comercial, esta tramoya planificada, es producto de un acaparamiento consensuado, en donde las instituciones creadas para su control no hacen su trabajo o juegan a su favor, no hay razón alguna de que esto suceda y el INDEPABIS se haga de la vista gorda.

Estoy chingo por hacer algo que me quite de encima esta culpabilidad, me ha rondado por la cabeza últimamente, pero el problema es que requiero de utilizar de mi propio dinero, y mi desprendimiento socialista no llega a tanto, además creo que por sí solo no conseguiré la solución, puedo aportar mucho más con estas palabras que les comparto, y mis principios socialistas si me permiten compartir con todos lo que desarrolla mi mente, mis conocimientos, mi mayor patrimonio, esta siempre a disposición de todos y en él no se encuentra ni un ápice de mezquindad.

Invocando el principio constitucional de corresponsabilidad, asumiendo el protagonismo democrático que nos otorga la democracia participativa prevista en nuestra constitución, observando que con esta conducta de los comerciantes de víveres, en especial las grandes cadenas de automercados, se está violando derechos colectivos y humanos respecto a nuestra ciudadanía, lo cual me permite querellarme ante estos infractores con plena legitimidad de acción.

Como abogado les puedo afirmar, que estos seudo comerciantes, esta perpetuando hechos punibles, ilícitos económicos previstos en nuestra constitución, tipificados y penados en la normativa especial que rige la materia, acometen hechos punibles como el acaparamiento y el boicot.

La constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 114 nos dice

“El ilícito económico, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, serán penados severamente de acuerdo con la ley.”

La Ley Especial de Defensa Popular Contra Acaparamiento, la Especulación, el Boicot y Cualquier Otra Conducta que afecte el Consumo de Alimentos o Productos sometidos al Control de Precios la penaliza en su Artículo 20:

“Quien restrinja la oferta, circulación o distribución de alimentos o productos sometidos a control de precios, retenga dichos artículos, con o sin ocultamiento, para provocar escasez y aumento de los precios, incurrirá en el delito de acaparamiento y será sancionado con prisión de dos (2) a seis (6) años, y con multa de ciento treinta (130UT) a veinte mil unidades tributarias (20.000UT).”

La Ley para la defensa de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios en su artículo 138 nos dice

“Quienes restrinjan la oferta, circulación o distribución de bienes declarados de primera necesidad, retengan los mismos, con o sin ocultamiento, para provocar escasez y aumento de los precios, incurrirán en el delito de acaparamiento y será sancionado con prisión de dos (2) a seis (6) años.”

La Ley Especial de Defensa Popular Contra Acaparamiento, la Especulación, el Boicot y Cualquier Otra Conducta que afecte el Consumo de Alimentos o Productos sometidos al Control de Precios en su Artículo 24 dice

“Quienes conjunta o separadamente lleven a cabo acciones que impidan, de manera directo o indirecta, la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de alimentos o productos sometidos al control de precios, serán sancionados con prisión de dos (2) a seis (6) años, y con multa de ciento treinta (130UT) a veinte mil unidades tributarias (20.000UT).”

La Ley para la defensa de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios en su artículo 139:

“Quienes, conjunta o separadamente, desarrollen o lleven a cabo acciones, incurran en omisiones, que impidan, de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes, serán sancionados con prisión de seis a diez años.”

Porque carajo los funcionarios del INDEPABIS no hacen valer la Ley, sabrá dios, de repente es la demostración de que nuestras instituciones están plagadas de 5ta columnas, o simplemente es la manifestación de la ineptitud de ciertos dirigentes que son revolucionarios de camerino.

Pero en una democracia participativa protagónica, no se requiere de funcionarios para hacer valer las cosas, para eso existe el poder popular, el verdadero poder que tanto teme la verdadera oligarquía, la verdadera derecha de este país, y que tanto adversan los burócratas reformistas que plagan nuestras instituciones; lo que se requiere es de verdaderos revolucionarios, lo que se requiere es de verdaderos abogados comprometidos con la revolución acompañados de la organización popular, lo que se requiere es de actos revolucionarios, y yo les tengo uno.

Para hacer como si fuese un acto de magia la aparición de la Harina Pan, Azúcar, etc; lo que se requiere es que un abogado acompañado del poder popular, el cual se debe organizar en recolectar el dinero necesario para el traslado de un tribunal, solicite una inspección judicial invocando el derecho colectivo a la seguridad alimentaria de la ciudadanía, para que se inspeccione los depósitos del automercado de su elección, acompañado dicho juez de un fiscal penal en la materia junto a la colaboración de los órganos de seguridad; eso es todo.

Al practicarse la inspección sorpresa, por parte de un grupo de ciudadanos que no forman parte del andamiaje burocrático del estado, se podrá verificar en flagrancia la consumación de los hechos punibles anteriormente enunciados, no habrá derecho a pataleo ni oportunidad de soborno, el gerente del automercado junto a los dueños de la cadena como corresponsables serán imputados y llevados presos como criminales que son; si eso lo practicamos abogados revolucionarios en todos los rincones del país, con meter preso a unos 20 gerentes, les aseguro que ningún producto mágicamente volverá a desaparecer y aparecer de los anaqueles.

Es hora de tomar los cachos del toro, yo estoy dispuesto hacerlo y me pondré en contacto con el poder popular organizado de mi comunidad, espero que otros colegas con mis palabras se sientan motivados y se organicen en sus respectivas comunidades, solo con actos revolucionarios, hechos por revolucionarios, tendremos revolución.

[email protected]

Abogado UCV.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2289 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a158801.htmlCUS