Intervenga en este caso ya, Almiranta

Ministra Meléndez investigue el Programa Alimentario Escolar y descubrirá la situación irregular que ocurre con las madres elaboradoras de alimentos y de cómo transcurrido más de 2 años, que el propio Presidente Chávez ordenó, las madres siguen excluidas de la nómina del Ministerio de Educación y cumplen un servicio a la Patria en pésimas condiciones.

No entendemos como un programa bandera como es el PAE, gracias al cual más de 4000.000 de niños, niñas y jóvenes de nuestros simoncitos, escuelas y liceos bolivarianos se alimentan cada jornada escolar no se termina de consolidar incorporando a las 65.000 madres que elaboran los alimentos.

No es posible que tenga que ser el propio Presidente Chávez quien atienda y resuelva este asunto que desde hace tiempo pone en peligro el funcionamiento regular y ordinario de las escuelas y liceos bolivarianos.

Es hora de que quienes tienen la responsabilidad de atender la penosa situación de nuestras madres procesadoras de alimentos lo hagan, otorgándoles lo que por desempeño dignamente merecen.

Si el argumento es que el Ministerio de Educación no tiene capacidad de absorber ésta nómina, que tal si PDVSA asume el pago de la nómina de estas compatriotas. No es que PDVSA ahora es del pueblo y que cumple una función social.

Es triste pensar que después de 13 años los revolucionarios sigamos manteniendo el esquema de trabajo voluntario para las madres procesadoras del PAE, cuando lo justo y lo revolucionario sería que todas ellas recibieran la justa remuneración por la prestación de sus valiosos servicios a la revolución. Nadie de los que prestan servicios a la revolución lo está haciendo sin ser dignamente remunerado, ni en el campo de la educación ni en ningún otro. ¿Por qué le estamos haciendo esto a las mujeres del PAE?



[email protected]/

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1950 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a155497.htmlCUS