Camarada Argenis Chávez: Soy un permanente multado por Corpoelec




Desde el mes de junio del presente año, hasta la fecha, he sido MULTADO por Corpoelec, bajo la elegante figura de "Recargo por incumplimiento de la Resolución UREE", camarada Argenis Chávez. Aunque usted diga que no se trata de una multa, en el fondo lo es, y peor: se vuelve permanente.

También he sido beneficiado -años atrás- por descuentos debido al bajo consumo. Y allí está el meollo del asunto. ¿Por qué el consumo de energía electrica se incrementó en mi hogar? Lo expliqué en carta enviada a Corpoelec Nueva Esparta, soportando la misma con la factura de dos aparatos de aire acondicionado y las facturas de sus respectivas instalaciones, así como anexé informe médico sobre estado de salud de mi madre de 83 años, quien desde el 01 de mayo del presente año pasó a vivir conmigo, y requiere estar en una habitación con el aparato de aire acondicionado en funcionamiento. En esa misma carta informé que esta situación llevó a que mi hijo, su pareja y un niño pasaran a vivir en mi casa para ayudarme con mi madre.

Es decir, incremento de familia, dos nuevos equipos de aire acondicionado adquiridos a través de PDVAL y el Programa Mi Casa bien equipada, todo notificado a Corpoelec Nueva Esparta. Y nada. Estoy multado.

He acudido a Indepabis y en dos citaciones no hemos llegado a nada, pues al propio abogado de Coropelec le parece inexplicable que no se le pare a mi carta con sus soportes, por lo que él mismo solicita una nueva oportunidad mientras gestiona ante Corpoelec una salida.

Mientras tanto Corpoelec desangra mi bolsillo de manera muy poco socialista.
Este es mi caso particular, pero son muchos en Nueva Esparta y, me supongo, que en el resto del país. ¿Sabe usted quiénes son las víctimas de la aplicación de este Resolución? Se lo digo: los pobres de siempre.

Si un clase media es beneficiario de Mi casa bien equipada adquiriendo tres aparatos de aire acondicionado, una nevera, un televisor y una lavadora lo hace para sustituir la misma cantidad de equipos ya viejos que tiene en casa. Su consumo eléctrico se mantiene o disminuye.

Pero si una humilde familia se beneficia del mismo programa Mi casa bien equipada y adquiere los mismos equipos, que no tiene en su casa, el consumo eléctrico se le dispara de manera bárbara. Viene la Corpoelec socialista y le clava la Resolución-Multa.

Caemos en lo mismo de lo más salvaje del capitalismo salvaje, camarada Argenis, castigamos al pobre por ser pobre, le incrementamos el castigo porque siendo pobre desea vivir con dignidad, de manera decente, sin aspavientos burgueses, sólo de manera digna. Le castigamos por eso.

Disculpe, camarada Argenis, pareciera -aunque no sea planificada así- una vil trampa capitalista: te ofrezco a buen precios aparatos eléctricos para tu hogar, me los compras, y otra de mis empresas te espera en la bajadita para exprimirte el bolsillo.

Esa es la típica trampa de las grandes transnacionales, como las que te venden las impresoras a bajo precio, y luego te estafan con el precio de los cartuchos de tinta.
Lo de estafa suena feo aplicárselo a un Estado que pretende avanzar hacia el socialismo, pero si lo miramos con frialdad no hay nada más parecido a una estafa que este círculo formado en la práctica por Mi casa bien equipada y Corpoelec.

Camarada Argenis Chávez, le estamos diciendo a los humildes venezolanos que se han beneficiado de Mi casa bien equipada que son malos ciudadanos porque han incrementado su consumo de energía eléctrica, pero además les decimos que si quieren ser ciudadanos ejemplares, incentivados por Corpoelec, que no usen los equipos adquiridos en Mi casa bien equipada y continúen viviendo como unos miserables.

Sería bueno que usted y el ministro Navarro se sienten a revisar quiénes son los multados, y luego busquen una salida. Por favor, y que sea una salida dentro del socialismo.



[email protected]





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1905 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /contraloria/a154883.htmlCUS