Señorita Luz ¿La academia del siglo XXI?



Hoy he leído un artículo escrito por la Secretaria de la Universidad del Zulia, Marlene Primera, haciendo referencia al Día del Estudiante Universitario. El artículo en cuestión se intitula

"Estudiantes del siglo XXI".

Sinceramente debo decir que me resulta preocupantemente inconsistente y absurdo leer cómo la Secretaria de LUZ exalta en su escrito valores humanos y académicos que giran en torno al compromiso, la importancia del aporte para el país y la irrenunciable tarea académica de investigar y generar conocimiento aplicable justo cuando esas son precisamente las grandes carencias, el gran dolor, la gran verguenza, el gran desatino que hoy golpea a nuestra querida Alma Mater.

Muestra de lo que digo es el siguiente párrafo del artículo ya mencionado que considero necesario citar textualmentre:

"De manera insistente se ha afirmado que los estudiantes representan la razón de ser de las universidades. premisa se mantiene vigente, sólo que los universitarios están llamados a adoptar un papel más dinámico para la búsqueda de conocimiento y principalmente para su aplicación. Además de contribuir a la obtención de nuevos conocimientos, tienen el deber de formarse como ciudadanos comprometidos con las comunidades a las que pertenecen y por supuesto, con la nación" Marlene Primera.

Por supuesto que lo decepcionante no es lo que aquí se dice. De hecho, sus palabras parecen declarar el ideal de estudiante que la Universidad debe promover y que el país requiere. Lo triste es que la Universidad del Zulia de hoy no hace nada por promover el perfil del estudiante comprometido y consustanciado con su contexto (nacional, regional, local) tal como allí se menciona. Por el contrario, desde las instancias rectoras de LUZ se promueven actividades que distan mucho de lo que una academia que tenga claros los objetivos de formación promueve normalmente.

Un lamentable ejemplo de ello es que la misma Secretaria de LUZ, el pasado jueves 22 de noviembre lideró desde su dependencia el concurso de belleza "Señorita LUZ", que según fue reseñado en la prensa regional, fue el "broche de oro" que cerró la gran semana del estudiante universitario. Dicho "evento" tuvo como marco el patio de entrada a la sede nueva del rectorado. Para ser más específica y, tal vez más odiosa, el certamen en cuestión se desarrolló teniendo la estatua del Maestro Jesús Enrique Lossada como parte de la gran escenografía... Supongo que la actividad fue un derroche de talento académico sin precedentes... y también supongo que requirió de una buena inversión económica o, por lo menos, de una gestión muy eficiente para lograr patrocinantes que contribuyeran a cristalizar el sueño del magno evento de la belleza universitaria. Eso demuestra que cuando se tiene voluntad e interés las cosas se logran...

No es desconocido por quiénes laboramos en LUZ las grandes dificultades y desatinos que se tienen en materia de política de ingreso a la institución. Con muchísima frecuencia se presentan casos de estudiantes AMA (asignación a LUZ por mérito académico), que habiendo sido asignados originalmente en la carrera que seleccionaron aparecen en otra facultad, carrera o mención al momento de formalizar su inscripción. Suele suceder con mayor frecuencia con los estudiantes que han entrado para cursar estudios de medicina e ingeniería. La situación de la venta de cupos es un secreto a voces en la Universidad. Es una tragedia que sucede a la vista de las autoridades, hasta de tarifas y planes de financiamiento se habla según la carrera a la cual se quiera ingresar.

Me imagino que la afirmación hecha anteriormente puede resultar alarmante pues me estoy atreviendo a decir por escrito y con mi nombre lo que es un cotidiano comentario dentro y fuera de institución, pero es que a mí particularmente ya hay cosas que se me hacen intolerables. Sólo en este semestre tengo el caso de una estudiante que fue a parar a Filosofía habiendo sido asignada originalmente a la carrera de Medicina... y muchos pueden servir como informantes de la realidad de venta de cupos. Eso sí, nadie le pone el cascabel al gato... vaya usted a saber las razones...

Por otra parte, no faltan los casos de estudiantes que al momento de su egreso de la institución requieren de ayuda económica por los múltiples gastos que ello implica, y ésto lo comento porque justo cuando ya estaba impreso y colgado en las carteleras de los diferentes Decanatos el afiche a todo color de las candidatas al reinado de la "Señorita LUZ" supe del caso de una estudiante de Humanidades que fue a solicitar un aporte para cubrir sus gastos del acto de grado y se le respondió que no contaban con recursos para ofrecerle.
Menciono a grandes rasgos estas dos situaciones que por su naturaleza tendrían que ver con la Secretaría de la Universidad porque considero que contrastan de manera dramática con lo que dicha dependencia promueve en una semana en la que precisamente se deberían estar impulsando políticas justas para el desarrollo y éxito académico de los estudiantes que ingresan, cursan estudios y egresan de LUZ.

Se trata pues de una decepción generalizada que no es responsable callar pues, no pronunciarse ante esta tergiversación del perfil institucional de nuestra Universidad, sería hacerse cómplice de la dinámica dantesca que hoy se maneja dentro de la misma. Siento que lo que está sucediendo retrata una indiferencia dolorosa hacia las verdaderas prioridades de la academia y representa una hipocresía inmoral que se evidencia en situaciones como la publicación de un artículo cuyo planteamiento choca de manera violenta y grosera con la realidad en la que sobrevivimos en LUZ.

Hoy me enfoqué específicamente en la crítica a la Secretaría de LUZ (ejercicio al cual tenemos derecho, hoy es más un deber), pero esto no exime al resto de las dependencias rectorales y directivas de la universidad. Solo que no cabrían en un solo artículo todas las aristas sobre las cuales debemos reflexionar y actuar lo antes posibles para tomar el camino de una LUZ deseable, justa, progresiva, crítica, innovadora, ecológica (en los términos que Capra plantea) y verdaderamente Lossadiana en esencia... es eso lo verdaderamente urgente más allá de las ofrendas florales con forma de escudo y de las citas permanentes al Maestro que hace mucho decidió alejarse de los predios de LUZ esperando regrese el tiempo de los girasoles...


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1146 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a154840.htmlCUS