A la bim a la bam a la bim bom bam Caldera Caldera Ra, Ra, Ra

Coño, tengo varia horas cagándome de la risa, luego de ver y escuchar la rueda de prensa dada por J.C. Caldera, para tratar de lavar su honor y salvarle el pellejo a su hermano  putativo, el "Mariscal" de Capriles. El pobrecito justiciero, estaba que hacía pucheros cuando se refería a su jefe. Les juro que yo en ves de sentir pena por él, casi me moría de la risa. Mi esposa, me decía: cálmate chico, no es para tanto. Ni que estuvieras viendo al Chavo o al Chapulín Colorado. No mi amor -le dije- este sujeto es mejor que esos dos cómicos juntos. No te das cuenta que casi llora como el Chavo (pi pi pi pi pi) para hacerse el ofendido, para luego salir cual Chapulín Colorado en defensa de su Chipote Chillón (Capriles) ¡No contaban con mi astucia! Síganme  los buenos narcos, mafiosos, corruptos, Fedecamaras, Grupo Polar y todos aquellos que nos encomendaron elaborar el "Paquetazo Neoliberal" para poder poner a toda Venezuela a sus servicios, si ganamos las elecciones. 

Te la comiste Juan Carlos, ni Manuel Rosales pudo hacerlo mejor, que cuando hablaba, uno se orinaba de la risa. Me imagino que después que terminaste tu humorística rueda de prensa, te fuiste raudo y veloz a la sede del comando de campaña para consultar con tus curruñas de infancia, de como había quedado el show que te ordenaron hacer. Ya te escucho diciéndoles. ¿Que les parece muchachos, lo hice bien? Creo que me aprendí bien el libreto que ustedes en menos de dos horas me enviaron. Enrique, fue genial decir que ese dinero, era para mi campaña hacia la Alcaldía de Sucre. Cuando dije esto, tuve que hacer un gran esfuerzo para no reírme. Pero si me salía del libreto, no solamente me ibas a separar del partido, si no que no me ibas a dar cargo alguno en tu gobierno, tal como me lo dijiste. Pero que va mi pana, yo soy incapaz de echarte ganso alguno. Tú sabes que cualquier sacrificio que haga por ti, no tiene precio. Pero dime. ¿Si ganas las elecciones, me vas a poner jefe de PDVSA? 
 
Estas son mis suposiciones amigo Caldera, pero yo gozo una bola imaginándome tus conversaciones con los tres chiflados de la oligarquía. Se que tú eres el más pendejo de todos ellos. El más gracioso y simpático. El que menos mala cara le pone al presidente Chávez en la AN cuando se dirige al país. Sé que hasta te ríes de sus chistes, pero también sé Calderita que eres tan sinvergüenza como todos ellos. Quisiste pasarte de listo y lo que hiciste fue poner la cagada. Te pillaron recibiendo un dinero para tu jefe y el fue quien te sacrificó para esconder su bajeza y su cobardía. Ayer, te pasaste de cómico aunque tenías una cara de Magdalena, por eso en vez de risa lo que te salió fue puchero. 
 
Si J.C. sé que ustedes los justicieros nos tienen acostumbrados a estos sainetes, pero no te parece que ya esta bueno. Apenas  estamos a 23 días de que el pueblo le propine tremenda paliza a ese capricho de la oligarquía que es tú carnal de barrancos. Ensériate vale, es hora de que dejes las payasadas que no te quedan bien. Tú no sirves para eso. Recuerda que la Radio Rochela ya no existe y el único cómico (Joselo) bueno que queda en Venezuela, está con la revolución. 
 
Más tarde por la noche en la comodidad de mi cama, mi esposa no dejaba de verme. Ella últimamente no me había visto tan sonriente y como yo no hacía nada, me dijo: Vas a seguir con esa risa, si no quieres hacer nada hoy, dímelo, para traerte a ese Juan Carlos Caldera y los dos juntos  corearle:  A la bim a la bim a la bim bom ba Caldera Caldera  ra, ra, ra.
 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1378 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a150253.htmlCUS