Por qué me declaro en Huelga de Hambre

A la Opinión Pública

Yo Orlando Díaz, C.I: 3.732.196 denuncio ante la opinión pública la conducta antiética del Superintendente de PDVSA-San Tomé JESÚS BRAVO MARTÍNEZ, quien me conduce a declararme en Huelga de Hambre, cómo última alternativa no violenta, pues agotada toda las instancia de conciliación para que Jesús Bravo Martínez Superintendente de PDVSA quien vive en Campo Norte-San Tomé me entregue mi casa, solicitándole su desocupación desde el día 25 de marzo de 2008, ha sido hasta ahora incumplida.

Una condición indispensable para construir una nueva sociedad es avanzar con el ejemplo.

La Ética como principio moral obliga al hombre a ser responsable con sus obligaciones.

Creo que la práctica del cinismo puede engañar hasta que uno se agote y así lograr su objetivo que no es otro que  quedarse con la casa, pero la impotencia tiene su límite y nos obliga a defender lo que por derecho nos pertenece, principio ético que hay que ejercer.

¡La Ética contra el cinismo!

“El camino es duro pero es el camino” Argimiro Gabaldon

 

El Tigre,  11 de marzo de 2011



Sr.
Lorenzo Aguilera
Gerente General
PDVSA- San Tome

Respetuosamente me dirijo a usted; sabiendo de sus múltiples ocupaciones y responsabilidades, pero no me queda otro camino que plantearle por esta vía un problema que vengo confrontando con Jesús Bravos Martínez C.I. 8.468.424 Superintendente de PDVSA-San Tome.

El caso es el siguiente: por medio de mi hermana Leyda Díaz C.I. 2.744.239 se le alquilo a Jesús Bravos una vivienda de mi propiedad ubicada en la Av. Libertador de la ciudad de El Tigre, inmueble Hipotecado a la caja de Ahorro de la UCV institución de la cual soy jubilado.

Motivada a razones de fuerza mayor, como es la enfermedad que viene padeciendo mi esposa quien fue incapacitada con la sugerencia de vivir en un ambiente cónsono con su enfermedad, se le pidió a Jesús Bravo la desocupación del inmueble que como podrá ver hoy hacen tres años.

 Jesús Bravo se niega a entregarme mi vivienda después de varias conversaciones y me reto a que hiciera lo que me viniera en gana por que el no me podía  entregar la casa al no tener a donde llevar a sus hijos, le dije que el vivía con su esposa en Campo Norte en una casa asignada por PDVSA, y solo logro decirme que el vivió en mi casa.

En Recursos Humanos de PDVSA San Tome me dijeron que no podían hacer nada. Me dirigí por escrito al Departamento Jurídico y la respuesta fue la misma, envié carta al Departamento de Protección, Control y Pérdida y no me respondieron. Hable con el Sr. Miguel Martínez y este se comunico con Jesús Bravo pero no logro nada. Recurrí a la Vía Judicial y al Tribunal del Municipio Simón Rodríguez acordó la medida de desalojo del inmueble por lo que mis abogados se comunicaron vía telefónica con Jesús Bravo para que evitara este procedimiento y no convertirlo en un escándalo público, Jesús Bravo acordó con mis abogados venir un día después y no cumplió.

Sr. Lorenzo Aguilera se que este no es un problema estrictamente laboral pero cuando PDVSA cambio es para bien y para que hombres y mujeres que laboran en ella tengan una conducta ejemplar, por eso hablamos de ética y moral revolucionaria.

Sr. Lorenzo Aguilera pienso no molestarlo mas, pero me gustaría me diera la oportunidad de hablar con usted y así podría conocer todos los problemas que mi familia a padecido en su empeño por rescatar nuestra vivienda que el Superintendente de PDVSA Jesús Bravo Martínez después de haberle pedido la misma durante tres años se ha negado a entregarla.

Demás esta decirle que soy un hombre comprometido con el proceso liderado por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías y ante el ataque del imperio y la posible invasión a nuestra patria es necesario reforzar nuestra conducta revolucionaria y demostrarla en cada uno de nuestros actos para que nuestra conciencia se fortalezca.

Espero no sea necesario recurrir al Ministro Rafael Ramírez o al mismo Presidente de la República que por decir lo menos esta enfrentando a la vergonzosa Estafa Inmobiliaria cometida por la voraz conducta capitalista ¿Será que mi caso tiene algo parecido a la estafa inmobiliaria? ¿Será que tengamos que convencernos que no hay estado de derecho?

En espera de sus buenos oficios.

Atentamente,

Orlando Díaz

Telf. 0416-6301047/02832317299

     


 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3805 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /contraloria/a122257.htmlCUS