Sudeban reiteró que Sistema de Información de Riesgos no es lista negra

Caracas, 29 Nov. (Angélica Antía Azuaje).- La Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudeban) recordó a la colectividad, a través de distintos medios informativos, que el Sistema de Información Central de Riesgos (Sicri) nada tiene que ver con la denominada "lista negra" de la banca.

Aclaró que el objetivo de ese sistema es la recepción, procesamiento y posterior suministro de la información relativa a las obligaciones que cualquier persona (natural o jurídica) mantenga con la Sudeban.

La inclusión en el registro puede ser en calidad de deudor principal, garante, fiador o avalista ante cualquier banco e institución financiera.

"Siempre de acuerdo con las normas que al efecto disponga este organismo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 192 del Decreto con Fuerza de Ley de Reforma de la Ley General de Bancos y Otras Instituciones Financieras", aseveró.

De acuerdo con la última misiva, la información contenida en el citado sistema tiene carácter confidencial y podrá ser suministrada a los clientes de los bancos, entidades de ahorro y préstamo y demás instituciones financieras directamente afectadas, o en su defecto, a sus apoderados debidamente facultados para ello.

El superintendente, Trino Alcides Díaz, ha reiterado que el Sicri es la forma en la cual la Sudeban monitorea extra situ la actividad crediticia de las instituciones financieras y los niveles de riesgo en los que se encuentran sus carteras de crédito, los cual forma parte de las actividades de inspección que realiza la Superintendencia de Bancos.

La verificación de la posición crediticia del solicitante, así como la deuda global que a la fecha mantiene con los integrantes del sistema bancario, es sólo posible a través del establecimiento del Sicri como recopilador de la citada información.

"Esto, a su vez, permite a la Sudeban monitorear el mercado financiero nacional y cumplir con su obligación de garante del sistema bancario y de los intereses de los clientes y usuarios en general de ese sistema", se desprende del comunicado.

Aclarado lo referido al Sicri y a su necesidad dentro del sistema bancario, la Sudeban explicó que, además, existen sociedades de carácter privado que ofrecen a terceros servicios de procesamiento de datos, almacenamiento o transformación de información en todas las formas, relativas al hábito de pago de los clientes de éstos. Esto permite a los bancos o instituciones financieras consultar las historias individuales de crédito de sus clientes.

Por otro lado, la llamada "lista negra" (que en realidad es el Sistema de Referencias Bancarias) no es elaborada por la Sudeban, ya que es el registro propio que cada banco posee de todos sus clientes, empleados o usuarios con los cuales ha mantenido relación.

Ingresan a esta lista negra sólo quienes no han cumplido su obligación o, en el caso de empleados, aquellos que no han sostenido una conducta ética con la institución.

La información contenida en el Sistema de Referencias Bancarias, que en Venezuela lleva adelante el Consejo Bancario Nacional, es compartida entre los miembros del sistema bancario no sólo del país, sino más allá de nuestras fronteras.

Por su parte, la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco) ha exigido la regulación del Sicri, según señaló el vicepresidente de esta asociación, Wolgfang Cardozo Espinel.

Desde hace algún tiempo y tomando en cuenta que su misión es la defensa del usuario en general (deudores y ahorristas), Anauco ha venido estudiando el tema del Sicri desde la perspectiva constitucional, sus efectos en el sistema financiero y su tratamiento legal en diversos países.

A juicio de Cardozo Espinel, lo grave del Sicri es el uso indebido que la banca le ha venido dando a través de listas negras paralelas.

"La banca copia la información y la mantiene en listas particulares con lo que dan muerte civil a todo aquel que alguna vez haya registrado un atraso en sus pagos", explicó.

“Claramente, estos hechos violan el derecho a la defensa ya que el reporte del atraso es unilateral del banco y este no siempre tiene la razón”, según Espinel.

Aseguró que el cliente debe tener un espacio de defensa antes de su inclusión en el Sicri, por ejemplo, si su tarjeta fue clonada o fue víctima de un delito informático.

Otro derecho seriamente lesionado es el de la libertad económica ya que cualquiera puede ser objeto de un mal momento "pero, si logró honrar sus deudas y salir adelante, tiene derecho a recuperar su reputación crediticia y a no ser condenado de por vida como mal pagador", advirtió.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 8275 veces.

La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n69344.htmlCUS