Convocan a huelga de dos horas diarias en España en protesta contra invasión a Irak

Madrid, 31 Mar. Venpres (Félix Amaya).- El Sindicato español Unión General de Trabajadores (UGT) que agrupa al 95 por ciento de los empleados aprobó en pleno su apoyo a la realización de un paro de dos horas a partir de este 10 de abril todos los días en todas las empresas con afiliados de la nación ibérica, en rechazo por los constantes bombardeos que fuerzas angloamericanas llevan a cabo sobre Iraq.

La información la dio a conocer el Secretario de Acción Sindical de UGT, Tony Ferrer, quien explicó que los turnos de la mañana harán su paro de dos horas y los grupos vespertinos también cumplirán con la protesta, debido a que los gremios españoles consideran un engaño por parte del gobierno de José María Aznar, quien prometió una intervención militar rápida, sin la participación activa del Ejército español, sin víctimas civiles y nada de esto se ha cumplido.

Ferrer no descartó que el Sindicato Europeo se sume a la medida de presión, iniciativa del gremio español, y sólo consideran el cese de la guerra para disminuir la intensidad de las protestas.

Sin embargo representantes del gobierno insisten en el vínculo que guardan concejales y miembros activos de la oposición en los ataques realizados en contra de las puertas de la sede del Partido Popular, que aunque admiten que son huevos, papas y tomates que se arrojan en contra de ellos, también son considerado como violentos y generadores de intolerancia.

Pero no son días fáciles para el partido de gobierno, el diputado de la comisión de Exteriores del Parlamento español, Gustavo Aristegui, afirmó que la guerra será larga pero que es inevitable acortar el ataque o retirarse, además de alegar que "no es cierto que la guerra sea económica porque Estados Unidos de Norteamérica invertirá más (60 mil millones de dólares en primera fase) de lo que puede extraer en petróleo de Iraq" y ya un concejal de Elche abandonó el partido y Jesús López-Medel, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, rechazó la intervención bélica en contra de los civiles iraquíes.

López-Medel, defendió que la paz tiene preferencia sobre la seguridad y que una guerra "contra todo un pueblo" no puede basarse "sobre sospechas" por "muy sanguinario que sea su presidente no puede considerarse proporcionada una reacción como es un conflicto bélico contra todo un pueblo", escribe en un artículo que publica en 'El Diario Montañés".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1609 veces.

La fuente original de este documento es:
Venpres (http://www.venpres.gov.ve)

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas