El Presidente Hugo Chávez Frías firmó el instrumento de adhesión el pasado 15 de Febrero

Diario de la ONU pública adhesión de Venezuela al Protocolo de Kyoto

Nueva York, 10.03.2005.- La adhesión al Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático por la República Bolivariana de Venezuela, fue anunciada esta semana en el “Diario de las Naciones Unidas”, órgano informativo oficial de la Organización. El Presidente Hugo Chávez Frías firmó dicho instrumento de adhesión el pasado 15 de Febrero. Una vez recibido, la Misión Permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante las Naciones Unidas procedió a depositar el referido instrumento ante la Secretaria General de la Organización.

El Protocolo de Kyoto entró en vigencia el 16 de Febrero pasado. La importancia de este Protocolo para nuestro país radica en las diferentes valoraciones del territorio nacional en términos de su patrimonio público, especialmente en lo que respecta a la valoración ecológica-natural, ya que Venezuela se ubica entre los diez primeros países con mayor diversidad biológica del planeta y a la valoración económica, puesto que, como país petrolero, Venezuela está alineada con las tendencias ambientales de vanguardia en materia energética.

Kofi Annan, Secretario General de la ONU, emitió declaraciones el día que marcó la entrada en vigencia de este Protocolo, urgiendo al mundo salvar al planeta mediante el acatamiento de las disposiciones de este instrumento legal. También, el Secretario Ejecutivo del Programa Ambiental de Naciones Unidas (UNEP), Klaus Toepfer, enfatizó que amplios sectores en Estados Unidos, el país más contaminante del mundo, apoyan al Protocolo a pesar de la oposición que sostiene el Gobierno de este país. Entre los obstáculos políticos que enfrentó Kyoto para su entrada en vigencia, se encuentra que el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, Estados Unidos, (36% de las emisiones globales), aprobó una moción en el Senado de su Congreso que rechazó la ratificación de dicho instrumento en el año 2001 y según las normas establecidas en el Anexo I del Protocolo de Kyoto, los países industrializados responsables del 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero, deberían aprobar mediante sus parlamentos la ratificación de Kyoto para que éste pudiera entrar en vigencia. Esto se hizo posible sólo cuando fue ratificado por el Parlamento Ruso (país productor del 17.1% de las emisiones), alcanzándose un total de 61% de las emisiones globales.

El protocolo de Kyoto, como parte de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, acordada en la Cumbre de la Tierra en 1992, asigna a cada país industrializado un límite individual para las emisiones de gases de efecto invernadero que pueden producir. Bajo este Protocolo, los países industrializados se comprometieron a reducir sus emisiones combinadas de gases efecto invernadero en período de 5 años (2008-1012) a los límites emitidos en 1990. La principal intención de Kyoto es reducir seis gases de efecto invernadero, entre los cuales se encuentra el Dioxido de Carbobo (CO2), generado por la combustión de energía fósil y cuyo efecto es considerado como factor importante del cambio climático global.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7643 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n57352.htmlCUS