Venezuela exporta 300 mil tonedas de camarón al año

En el occidente de Venezuela se cultivan anualmente 40.000 toneladas de camarón al año.

El producto es colocado en su totalidad en el mercado internacional, específicamente en los Estados Unidos y la Unión Europea.

Este sector hace que la nación ocupe el lugar número 15 entre los principales productores de camarones en el mundo, con un porcentaje de 0,58% (10.512), para el 2001, sin embargo, el aporte ha crecido en los últimos tres años y hoy se habla de una producción de 40 mil toneladas anuales.

La Asociación de Productores de Camarones del Occidente, la cual arropa a los estados Falcón, Táchira, Mérida, Trujillo y Zulia, cuenta con 24 fincas registradas y un total de 30 proyecto, lo cual hace un total de 7.500 hectáreas cultivadas en piscinas o espejo de agua, informó Fernando Villamizar, presidente del gremio.

“Algunos proyectos están en proceso y otros terminados, así que se estima que para final del 2005 se llegará a cultivar 2.500 hectáreas más, para un total de 10.000”.

Buena cosecha

La producción que se obtiene por cada hectárea es de 7.000 y 10.000 kilos por año, debido a existe una variación de cosecha entre los desarrollos que están ubicados en el Mar Caribe (son menores), y los que se ubican a orillas del Lago de Maracaibo, explicó Villamizar.

Destacó que en el Zulia se concentra el mayor asentamiento de hectáreas cultivadas, debido a que las aguas del Lago poseen condiciones muy favorables, caracterizados por los nutrientes y la temperatura adecuada.

“Esta agua alimenta las piscinas artificiales donde crecen los camarones”.

Acotó que 90% de la producción nacional está ubicada en el occidente y 10% está en Anzoátegui, Sucre e Isla de Coche, de estos el Zulia posee en mayor número.

Allí se cultiva propiamente el tipo “Litopenaeus vannamei”, camarón doméstico de carne blanca que tiene la particularidad de teñirse de rosado intenso con gran rapidez durante la cocción; además cuenta con un peso entre 18 y 30 gramos y es adulto en sólo 160 días, describió.

Crecimiento del sector

El cultivo de camarón se inició en Venezuela en el año 1984, sobre todo en el occidente del país, sin embargo, años después se iniciaron las primeras experiencias en el Sur del Lago, demostrándose el gran potencial de nutrientes que se tiene para alimentar a este tipo de mariscos.

Señaló que la inversión en principio era de particulares, pero desde 2002 se cuenta con el apoyo del Gobierno nacional, a través de Corpozulia, organismo regional que ha otorgado 17 mil millones de bolívares para créditos, destinados a los productores; además tiene aprobado la construcción de una planta procesadora y el inicio de proyectos en la Guajira venezolana, con el propósito de generar empleo en las zonas deprimidas.

“Este respaldo permitió que el sector, el cual tenía antes del año 2002 sólo 2.500 hectáreas cultivas, tenga ahora 5.000 hectárea más, para un total de 7.500”.

Asimismo, señaló que la supervisión de Inapesca, Ministerio del Ambiente e Iclam contribuyen para que el sector conserve las medidas de bioseguridad establecidas, además se evite la contaminación del Lago.

Experiencia particular

Ricardo Scionti, productor de camarones en el sector de Tomoporo, municipio Baralt, explicó que la agropecuaria La Fetrina tiene como objetivo disponer de 320 hectáreas de espejo de agua cultivadas, de las cuales están en fase inicial 48 piscinas.

Destacó que lo más importante del sector camaronero es que se ubica en zonas deprimidas, donde la calidad de vida y el empleo es mínima; así que el desarrollo del área permite en poco tiempo la generación de empleo para la población.

Indicó que para 2005 estarán listas las 48 piscinas con una producción de 300 mil kilos al año; y para finales de 2006 llegaron a 68 y en 2007 se alcanzará la meta de 90, para comenzar a colocar en el mercado internacional 1.500 toneladas anuales.

Entre las ventajas que tiene Venezuela para la producción de camarones, es que pueden obtener dos cosechas por año con mayor calidad y competitividad en el extranjero.

Mientras que el productor Fernando Fonseca, presidente de Inbufonca, coincidió que el cultivo de camarones genera más de 1.000 empleos directos y muchos más indirectos.

Acotó que el respaldo de Corpozulia, Inapesca y demás organismos del Gobierno han permitido el crecimiento rápido de este sector.

En su caso cuenta con 100 hectáreas en producción, además existe un proyecto -que espera por financiamiento- que permitirá crear 250 hectáreas más de piscina.

Inspección de Inapesca

Yoleida Urrribarrí, subgerente de Inapesca Zulia, manifestó que desde el año pasado se desarrollan estudios en conjunto con el Iclam, para conocer las actuales condiciones del agua del Lago en las zonas donde están las granjas de camarones.

“El objetivo principal es incrementar el número de piscinas en el Sur del Lago, sin afectar la zona y mucho menos el Lago”.

Indicó que hasta la actualidad las granjas asentadas en la zona cumplen con los requisitos de seguridad y preservación, además se adelantan proyectos de bioseguridad.

MERCADO

99% de la producción va a los mercados internacionales, 60% a los Estados Unidos y el 40% a la Unión Europea, en esta última Inglaterra, Alemania, España, Italia y Francia.

Laboratorios venezolanos producen la semilla o camaron pequeño, debido a que el país prohíbe la importación de éste, por cuestiones de seguridad.

En Venezuela no se utilizan antibióticos o químicos durante la cría de los camarones.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 23448 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas